ahora falta que sea libre