Archivos para el mes de: noviembre, 2012

Ha sido como un paréntesis de dos meses. El presidente de corte tecnocrático y conservador, que había rescatado a CiU de la tradición socialcristiana del pujolismo para llevarla hasta las aguas de la derecha neoliberal, después del 11-S sufrió una transformación. Se puso al frente del movimiento por la independencia, se fue a Madrid, dijo solemnemente que la reunión con Rajoy no había ido bien y anunció la ruptura. El personaje adquirió un aire mesiánico que le hacía irreconocible. El cartel electoral en que se erigía, con los brazos abiertos y la mirada puesta en la lejanía, como portador de la voluntad del pueblo, quedará como el icono de esta desventura. De golpe, la noche del domingo le abandono el aura. Y, aunque abatido, reapareció el dirigente político sin atributos precisos que ha sido siempre.

La mutación de Artur Mas generó desconfianza a algunos y miedo a otros. A sus electores más soberanistas, su sobreactuación les generó dudas, y optaron por buscar en ERC la garantía independentista. Su dramatización llevó mucha gente a las urnas, independentistas que desconfiaban del sistema y unionistas que no acostumbran a votar en las autonómicas, lo que acabó yendo en su contra. La política es oportunidad, como explicaba Maquiavelo. Mas creyó avistar la gran ocasión de pasar a la historia y se ha encontrado con que el momento no había llegado. Este error de interpretación de la realidad marcará para siempre su carrera. Mas pretendía liderar y encauzar el movimiento social por la independencia. Las urnas han demostrado que era una vana pretensión: su manto ha resultado ser demasiado pequeño para integrarlos a todos.

Mas gozaba de una mayoría parlamentaria suficiente para gobernar con estabilidad, decidió arriesgarla por la gran promesa, y ahora se enfrenta a un muy serio problema de gobernanza, con enormes dificultades para conseguir una mayoría parlamentaria estable. ERC no tiene prisa, y puede poner condiciones. Y es difícil entender qué ganaría compartiendo las políticas de austeridad con CiU, salvo que fuera una improbable y problemática aceleración del proceso soberanista. Tampoco el PSC está para compartir recortes con el presidente. El grupo dirigente de los socialistas, que, de elección a elección, va cavando la fosa del partido, con encomiable entusiasmo, parece haber decidido que todavía le queda margen para seguirse hundiendo, con lo cual se mantendrá firme en su acendrado inmovilismo. Una alianza con el PP, después de todo lo que ha pasado, sería para una antología mundial del cinismo y de la infamia. De modo que la aventura de Mas añade un nuevo problema a Cataluña: la gobernabilidad.

En fin, el envite de Mas tenía un objetivo: consolidar su autoridad, convertirse en un estadista con todo un pueblo detrás, para afrontar los desafíos que su programa contenía. Su autoridad ha quedado seriamente tocada, porque no hay error que demuestre mejor la debilidad de un personaje que elevar las expectativas sobre sí mismo muy por encima de sus propias posibilidades. ¿Qué autoridad tiene quien con su órdago demostró desconocer dónde estaba? Mas es ahora más débil ante su partido, ante la sociedad catalana y ante el Gobierno español. Con lo cual su capacidad negociadora ha perdido muchos enteros y, como consecuencia, el proceso soberanista sufre un parón de duración imprevisible.

En realidad, el 11-S dio una pista: el desplazamiento del eje del catalanismo político del nacionalismo conservador hacia el independentismo. Y exactamente esto es lo que las urnas han reflejado: Mas, que viene de la vieja línea hegemónica del catalanismo, no ha alcanzado a hacerse con la nueva. Y aquí los medios de comunicación, los institutos de opinión, los académicos y los que nos dedicamos a escribir y a opinar de estas cosas tendríamos que hacer una reflexión, porque es preocupante el desconocimiento de la realidad del país que hemos demostrado. Mas no ha estado solo en su error de percepción. No he leído ni un solo artículo que contemplara la posibilidad de que en estas elecciones se diera un batacazo de esta envergadura. La sociedad catalana ha resultado opaca. ¿Por qué? Por muchas razones, pero principalmente dos: las brumas de las hegemonías ideológicas y de las fantasías políticas contaminan demasiado el espacio mediático, y nos las acabamos creyendo todos: políticos y periodistas. Y la realidad es insoslayable. Por mucho que el discurso soberanista lo tapara todo, la crisis social estaba ahí y ha estado en las urnas. De este episodio, las gentes de los medios de comunicación deberíamos aprender que tenemos que estar más atentos a los ciudadanos y menos a los políticos.

Buenos días, señor Artur Mas:
Como ha dormido? Me imagino que no muy bien. Sea como sea, hoy es lunes y hay que ponerse a trabajar. Señor Artur Mas: usted ayer aprendió una dura pero valiosa lección: los catalanes no son tontos, como usted creía.

Mire esta imagen:
De cada 100 catalanes con derecho a votar sólo 20 votaron su partido. Aunque usted no lo pueda creer, lo que ha pasado es totalmente normal. Los catalanes no somos tontos, señor Mas. Usted pensaba que la estimación que muchos tenemos por nuestro país nos haría caer en su trampa mesiánico … pero no.
Los que amamos a nuestro país no podemos cerrar filas con un presidente que cierra centros de atención primaria mientras llama asesores con sueldos millonarios.
Los que amamos nuestro país no podemos hacer piña con un presidente que tolera y amaparo la viollència policial contra sus ciudadanos.
Los que amamos este país, señor Mas no nos dejemos engañar por los medios de comunicación subvencionados con el dinero que usted le quita a los maestros de nuestros hijos.
Lo ha visto señor Artur Mas? Ni toda la manipulación de la salvaguardar, ni los vergonzosos silencios de RAC1, ni la censura descarada de TV3 le han servido para engañar a los catalanes.
Usted y su partido han elegido castigar a miles de familias en nuestro país con medidas injustas … y el pueblo le ha hecho pagar.
Usted y su partido han elegido vender el agua del Ter y del Llobregat a empresas extranjeras, y el país le ha hecho pagar.
Usted y su partido han elegido poner al diputado Xavier Crespo en las listas electorales a pesar de estar implicado en gravísimos escándalos sanitarios … y el pueblo le ha hecho pagar.
Señor Mas: tengo malas noticias para usted: el batacazo que usted y su partido se dieron ayer, sólo es el principio.
El pueblo ha pasado a la acción. Mientras usted le daba 9 millones de euros en La Vanguardia y en RAC1, decenas de miles de ciudadanos nos unimos para denunciar las injusticias de su gobierno.
Cada mañana, cuando Basté salía por su radio a alabar su figura, miles de ciudadanos en las redes sociales destapaban todas y cada una de las mentiras.
Cada vez que un columnista de La Vanguardia le escribía una hagiografía, 3000 personas compartían en Facebook como personas cercanas a su partido han hecho ricos gracias a la sanidad pública.
Mientras que aa TV3 hablaban del huracán Sandy, la PAH paraba desahucios a pesar de las agresiones y la violencia de la policía de Felip Puig …
Señor Artur Mas: como le decía, tengo malas noticias para usted. Usted puede comprar medios de comunicación pero nunca podrá comprar la red … nunca podrá comprar a los ciudadanos …
Los ciudadanos de Cataluña no nos gusta que nos mientan, que nos manipulen, que nos piquen las calles, que nos saquen los ojos …
No nos gusta que nos roben la sanidad, que vendan nuestros ríos y que despiden nuestros médicos y los maestros de nuestros hijos.
Los catalanes no nos gusta que CiU haga ver que se pelea con el PP a la vez que pacta, día sí día también, leyes que lo único que buscan es salvar bancos y hundir ciudadanos.
Los resultados de ayer, señor Mas, son un desastre para usted. No sólo por la pérdida de escaños que han provocado … sino por la que provocarán …
Porque después de lo de ayer, el 80% del pueblo que ayer no confiar en usted aún tenemos más fuerza.
Prepárese señor Artur Mas:
El estaremos vigilando. Denunciaremos toda la corrupción, denunciaremos cada empresario cercano a su partido que se quiera aprovechar de nuestro pueblo, compartiremos cada foto de agresiones policiales hasta que nos hagan daño los dedos, trabajaremos como nunca para destapar todas y cada una de las mentiras suyas y del su gobierno.
Ayer el pueblo detuvo su apisonadora de recortes. Hoy comienza la batalla para hacerla echar atrás. Y puede estar seguro, señor Artur Mas, que lo conseguiremos.
Lo conseguiremos porque cada día somos más los que queremos una Cataluña limpia y justa.
Lo conseguiremos, señor Artur Mas porque ya no tenemos miedo y porque sabemos que nuestra lucha, nuestro trabajo en las calles y las redes sociales funciona ….
Hoy, los dos partidos que han gobernado Cataluña durante los últimos 30 años-CiU y PSC-apenas llegan al 45% de los votos.
Ah, y por cierto, señor Mas: váyase preparándose para una comisión de investigación sobre los escándalos de sanidad. No permitiremos de ninguna manera que ERC se olvide del tema. No pararemos hasta que se reabra la comisión de investigación sobre sanidad que usted cerró. Xavier Crespo, Ramon Bagó, Carlos Manté, Josep Prat y tantos otros tendrán que dar explicaciones en el Parlamento. Basta ya de esconderse, señor Mas.
Hemos pasado muchas horas haciendo pancartas con nuestras manos, hemos pasado muchas tardes en la calle manifestándonos, hemos pasado muchas noches durmiendo en los suelos de los CAP que usted ha cerrado y hemos pasado horas y horas delante del ordenador compartiendo información para desmontar sus mentiras, señor Presidente.
Y finalmente ayer, usted ha dado su primera gran batacazo. Puede estar seguro, señor Mas, que esto sólo es el principio.
Nuestra moral está muy, muy alta. Prepárese., Señor Artur Mas. Somos mayoría, tenemos razón y estamos muy, muy contentos.
http://www.cafeambllet.com

………………………………….

En América latina está ocurriendo un renacimiento cultural, económico y político de una intensidad que uno no debería dudar en calificar una suerte de “ilustración latinoamericana”, un momento de estallido creativo que ha dado por resultado una serie de herramienta que permiten entender la realidad global desde América latina y para América latina, pero ya no con intenciones particularistas o regionalistas, sino de manera global. Es decir, desde América latina se están diciendo verdades universales, y desde aquí están saliendo, valoraciones con implicaciones universales, por ejemplo, aquella que evoca Evo Morales y Álvaro García Linera, este segundo en particular pensador muy reconocido, al empezar a hablar los “Derechos de la Madre Tierra”, aquí hay ya verdades que son universales!.

No se está simplemente pensando hacia dentro, que era lo que solía ocurrir hasta el digamos hasta el comienzo de los 80, sino que desde América latina, desde ésta localidad espacial, desde el reconocimiento y el análisis de las estructuras geográficas, históricas, políticas y sociales que han condicionado los desarrollos de nuestras realidades, desde aquí se empieza a pensar el globo y América latina aparece no ya como una suerte de excepción, como un elemento solitario a la manera que solía definirlo la literatura del mundo de los 70, sino que es más bien un caso ejemplar que ilustra la verdad universal de los efectos del capitalismo global sobre prácticamente toda la civilización moderna, revelando tanto su lado más oscuro, como —y creo que esto es lo que está ocurriendo en la primera década del siglo 21 con mayor intensidad— las maneras de salir de esa caverna para utilizar la muy conocida parábola platónica, y entrar en un momento de claridad, por tal razón, en éste momento la única región del mundo que ofrece claridad al panorama global es América latina. Uno podría ponerlo en términos simplista diciendo que el mundo de hoy tiene frente suyo la necesidad de decidir entre 3 opciones, las no democracias felices del este, lideradas por China, las democracias desesperanzadas de Europa o los Estados Unidos, y esta es nuestra apuesta por supuesto, las democracias felices y optimistas de América latina.

Y es que América latina está dando una serie de ejemplos al resto del mundo, desde sus políticas de trasferencia directa de dinero como “Bolsa Familia” en Brasil o “Pro-Mujer” en Bolivia, las cuales ya están siendo replicadas. Esto de una parte, de otra parte, resulta claro en particular desde la crisis del 2008, que la idea, de acuerdo con la cual, el progreso tiene como contenido la repetición de modelos que ya existen en otro lugar, simplemente se diluye o desaparece, en la medida, en que por una parte el modelo europeo entra en crisis terminal, y por la otra, los Estados Unidos revelan sus propias dificultades. Nos vemos obligados a entender que no hay modelos, y que entonces lo único que cabe hacer es pensar de manera autónoma en solitario y, bueno como lo diría un Kant, en este momento América Latina que había sido una joven adolescente objeto de deseo del conquistador deja de serlo y adquiere edad adulta, deja de ser esa niña “precoz en el arte de perder”, según la sentencia de Eduardo Galeano —al que mi libro le rinde homenaje— y se convierte en una mujer adulta que camina sola, y en éste nuevo momento esa posibilidad debe vislumbrase teniendo herramientas propias, prestas a explicar ese nuevo espíritu y el hecho de que ese nuevo espíritu ilumine en los términos de las verdades universales al resto del mundo.
………………………………….

(http://es.scribd.com/doc/95098442/Entrevista-Oscar-Guardiola-Rivera-por-Daniel-E-Florez-Munoz)