Es curioso, este tío que sale aquí recitando el “Aullido” de Ginsberg se llama igual que un amigo mío de Sevilla, y aunque no hay mucha luz yo diría que se parece bastante, e incluso la voz me resulta familiar. Se lo tengo que decir.

Anuncios