Archivos para el mes de: marzo, 2011

te cuento, ayer me llama Cristian, quedamos luego,
nos vemos en Kosmopolis, vale, de acuerdo,
por allí andaba Enric con su camioneta
tuneada de imprenta, lo explica y venga,
tú le das el texto y él te lo encuaderna,
mientras charlas y te tomas una cer-ve-za
luego entramos dentro, Alice lleva cuenta,
primero Henry Jenkins y luego el de “La seda”…
no recuerdo el nombre, se llama Baricco
y lleva un traductor muy divertido,
salimos fuera a hacer un cigarrillo
y luego al Canal Alfa a ver un vídeo
de mister william burroughs, que tipo, que tipo,
lo último que queda es justo enfrente
el Poetry Slam de este año tiene reclamo,
hay un montón de gente allí esperando,
yo es la primera vez que voy a esto
y no se si es un recital o es un concierto
pero poco a poco le cojo el punto,
esto es poesía en estado puro
venga dale con la voz, con la voz y el ritmo,
muy bueno Marçal Font y grande Bano
pero es Daniel Orviz quién me acaba emocionando
con la “niña de la cueva” que he encontrado
buscando por YouTube, y aquí lo pongo
pero antes mejor voy y lo presento
con otro vídeo de una actuación en directo.

 

La noche del 20 de febrero conecté, a través de un link que envió no se quién, con una retransmisión en streaming desde Libia en donde alguien estaba explicando en inglés las protestas contra Gadafi que se estaban convocando esos días. Era justo al principio, unos días después de la dimisión de Mubarak y de las tres intensas semanas de la ocupación de la plaza Tahrir, y la primera vez que veía a alguien informando desde el interior de Libia.

A diferencia de lo que había pasado en Egipto, las protestas en Libia no dispusieron al principio de una red estructurada de conexiones en Internet, y las imágenes que estaba viendo aquella noche me llamaron la atención por eso y por el tono decidido  del que hablaba. Hice una captura, pensando en recoger más datos a medida que fuera llegando información, pero las noticias que iban llegando al principio eran confusas (a veces contradictorias) y tardé unos días en hacerme una idea de lo que en realidad estaba pasando. Cuando al final escribí algo sobre Libia, ya no utilicé la captura que había hecho al principio.

Esta mañana he empezado a leer en Twitter las inquietantes noticias del asalto a Bengasi por parte de las tropas de Gadafi en una carrera contra reloj para adentrarse en la ciudad antes de la aparición de las fuerzas de intervención, un asalto que se estaba produciendo también ante las cámaras de Al Jazzera y pocas horas después del alto el fuego oficial. Y entre las noticias de bombardeos y lucha en las calles, he leido también que un francotirador había matado a un periodista, Mohammed Nabbous, justamente cuando estaba informando de los ataques y poniendo en evidencia que el alto el fuego era otra burla más en ese guión truculento. Poco después me he enterado por otro tweet que se trataba del fundador de Al-Hurra TV, el primer canal privado de televisión emitiendo desde el Bengasi liberado, y alguién más a enviado luego el link al artículo de la wikipedia que le han hecho. Lo he abierto, y entonces he visto que Mohammed Nabbous era el que estaba emitiendo en Livestream aquella noche del 20 de febrero, y la verdad es que he tenido un doloroso sobresalto. No lo conocía de nada y solo lo había visto una vez, pero aquella noche me impresionó.

En YouTube hay tres videos con las imágenes que él y su equipo estuvieron tomando ayer en las afueras de Bengasi, en la zona de Sultan. Las imágenes no están editadas, y ni siquiera muy bien montadas, pero explican sobre el terreno que las tropas de Gadafi estaban avanzando sin detenerse a capturar los enclaves menores que encontraban en su camino a Bengasi, el objetivo era Bengasi. Pongo aquí los videos. Su muerte a cargo de un francotirador se ha producido mientras Gadafi aseguraba que iniciaba un alto el fuego para proteger a la población.

 

 

@IceQueer ha tuiteado hace un rato un curioso vídeo titulado “The Egyptian Revolution on Twitter”. Lo he ido a ver pensando que sería algo parecido al estupendo documental de Frontline sobre la “Revolution in Cairo“, donde se puede ver al grupo de bloggers que organizó la convocatoria del 25 de enero a golpe de teclado y de móvil, pero no. Lo que muestra el video es un gráfico que recoge la evolución de los retuiteos con el hashtag #jan25 por un periodo aproximado de una hora la tarde del 11 de febrero, antes, durante y después de que Omar Sueliman anunciara la dimisión de Mubarak.

Lo que aparece aquí es la construcción de una red dinámica grabada en directo en donde, por lo que entiendo, se recogen los usuarios que retuitearon durante ese periodo. O sea, los usuarios son los nodos (pero solo aquellos usuarios que RE-tuitearon), y los enlaces son los respectivos retuiteos. André Panisson, el autor de la captura, lo explica aquí así:

“To collect the network data, I used the Gephi Graph Streaming plugin, connected it to a Python web server I made myself. This web server works like a bridge, it connects to the Twitter Streaming API using the statuses/filter service and converts the users and retweets to nodes and edges in a network format that can be read by the Gephi Graph Streaming plugin. Nodes are twitter users, and links appear between the nodes A and B when B retweeted a message of A containing the hashtag #jan25.”

Bueno, éste es el video:

Para todos los que estuvieron alimentando el #jan25 aquellos días, ésta es una curiosa foto de familia, pero además es una afortunada captura en tiempo real de un acontecimiento que se estaba produciendo en la red. No conozco mucho sobre el análisis de redes dinámicas, pero supongo que debe ser posible rastrear la cantidad de retuiteos y las rutas abiertas (o cerradas) en función de variables como la frecuencia de tweets, la presencia en el lugar de la noticia, la vinculación con la prensa extranjera o las redes preexistentes de amistad, o incluso un tema que entonces me llamó la atención: las superposiciones aleatorias de retuiteos que se producían en los momentos de mayor actividad, cuando un mismo tweet te podía llegar retuiteado desde varios usuarios diferentes, y salir retuiteando uno de ellos, el original si había tiempo de buscarlo y si no el que primero que leías. Es decir, toda una arquitectura inmediata de distribución de información que se construía al paso de la propia información, y que además avanzaba en varios niveles a la vez y no necesariamente lineales.

Es la primera vez que veo un vídeo sobre una red dinámica real en formación, y en realidad no es solo una “foto” extraordinaria de aquel momento, sino también un buen espejo de la actividad que hacemos todos cuando estamos al teclado delante de la pantalla, de la manera como circula la información por la red, algo que siempre me fascina.

Estaba viendo el vídeo que ha tuiteado @ShababLibya sobre la batalla de Marsa Brega esta mañana. Se ve un grupo de civiles armados con kalashnikov y lanzagranadas disparando entre las dunas alrededor de la carretera. Los vídeos caseros que he estado viendo estos días en YouTube de Túnez o Egipto eran luchas callejeras, carreras por las plazas o vislumbres por las esquinas, pero las imágenes que llegan de Libia ahora son imágenes de guerra. Siguen siendo imágenes caseras, con cambios bruscos o desenfoques repentinos, pero lo que muestran es una guerra, con aviación incluida, y esta guerra incipiente retransmitida con medios artesanales me ha dejado un gusto raro en la boca, de un realismo muy próximo.

Cuando parecía que ya todo el este del pais estaba en manos de los insurgentes y que la lucha se centraba en Tripoli y ciudades próximas, esta mañana el ejército de Gadafi ha contraatacado en Brega y ha recuperado por algunas horas el control de la población. Como cuenta aquí un atacante detenido, a las seis de la mañana ha salido de Sirte (la más oriental de las ciudades que Gadafi todavía controla) una columna de 30 o 40 vehículos artillados con unos 400 soldados  que ha tomado Brega por sorpresa. Cuando la noticia ha llegado a Benghazi y a Ajdabiya, otra ciudad próxima, han distribuido armas entre la gente, han montado ametralladoras en coches y camionetas y se han dirigido a Brega. ShababLibya, que ha hecho un resumen de lo que ha pasado en su página de Facebook, habla de 75 vehículos atacantes, de los cuales 45 han sido capturados. Hacia las 12 del mediodía habían recuperado el aeropuerto, y a las 5 de la tarde habia cesado la lucha, después de desalojar a un grupo de atacantes que se había hecho fuerte en la universidad. No ha servido de nada que los sitiados consiguieran apoyo aéreo.

Este contraataque, aunque fracasado, puede hacer cambiar la situación. Por de pronto Gadafi todavía tiene tropas libias (además de mercenarios) con las que pasar a la ofensiva. El ataque puede haber sido una maniobra desesperada o no, pero desde luego ha recuperado la iniciativa. Los nuevos soldados que se estan reclutando en Bengasi han de conquistar Sirte para llegar a Tripoli, pero no pueden dejar desguarnecido el este del pais ante el riesgo de contraataques. Y aunque la lucha tenga lugar en las carreteras de la costa, el contraataque también puede llegar del aire, cuando no desde la profundidad del desierto. Hoy The Economist repasa en un artículo lo que sobre el papel es la fuerza aérea y aerotransportada de Gadafi: al alrededor de un centenar de Mig-25 y Mirage F-1 se añaden unos cincuenta helicópteros de ataque y de transporte, que le han permitido ya atacar impunemente Bengasi y le pueden permitir movilizar y colocar en cualquier punto de la geografía una fuerza paramilitar de 20.000 hombres, de nuevo otra vez sobre el papel. Por eso la cuestión del bloqueo aéreo puede resultar fundamental.

En todo caso, el ataque de hoy lo han repelido civiles armados, la mayoría con armas ligeras. De nuevo es admirable el arrojo de este grupo de civiles libios enfrentándose a un ejército regular. La cámara también era ligera, y seguramente hasta hoy había sido usada en temas más domésticos. Me ha dejado un gusto raro en la boca ver la guerra así.