Pues ayer fuimos con DK al Sonar. No lo tenía para nada previsto, pero estuvimos viendo el viernes unos videos de Fuck Buttons y me entró la marcha. También tocaba Jonsi, rollo post-rock que tenía ganas de ver en directo, e incluso cierto morbo por volver a ver a Roxy Music, un fichaje bastante curioso en el Sonar. Pues para allá que fuimos. Y en el metro me encontré a Enara, que iba rumbo al Sonar día. Me encantan estos encuentros. Quedamos en vernos cuando estemos de vacaciones, que va a ser ya.

Los primeros eran Roxy Music, y vaya, nos fuimos a los diez minutos. Puro concierto de compromiso. Estaban los Roxy Music post-Eno, o sea, Bryan Ferry, Phil Manzanera y Andy Mackay, pero creo que había un malentendido a la hora de traer a los Roxy al Sonar: si en algún sentido los Roxy son significativos en la historia de la música electrónica es por el cuidado de Brian Eno en seguir tocando los sintetizadores sin que se le metieran las plumas entre las teclas. Soy fan de Brian Eno y Bryan Ferry siempre me ha caido fatal. El que llevaba la parte electrónica era Eno, mientras que Ferry iba más de palo crooner. Durante un tiempo la mezcla funcionó, sobre todo en “For Your Pleasure”, pero al final Eno abandonó el barco y empezó una aventura de sintetizadores y guitarra con Robert Fripp. Los vi en Badalona en mayo de 1975 y fue mi primer chapuzón en la música electrónica, un chapuzón que dejó huella. Los Roxy sin Eno seguían siendo buenos, pero por nada que tuviera que ver con la música electrónica. Ya no eran vanguardia, eran musica melódica reciclada.

Bueno, pues salimos por piernas del SonarClub y nos fuimos a ver a Jonsi al SonarPub. Empezó muy tranqui, y yo aluciné bastante con los visuales, que iban de pinturas rupestres. Pero poco a poco fue subiendo la intensidad y en un momento dado se puso un casco de plumas en plan piel roja, que al principio me pareció demasiado pintoresco, pero a partir de ahí la música se transformó, y los últimos minutos fueron alucinantes. Yo sencillamente levitaba, me costó un rato volver a aterrizar. Aplauso total.

Y después nos fuimos a ver a los Fuck Buttons al SonarLab. Buenos, buenos, buenos.  Allí ellos dos dándole al tema, todo teclas. En un momento dado parecía que utilizaban un kaossilator. Con los Fuck Buttons me pasa que en un momento dado pienso que debían meter un cambio, pero no lo meten, y al final acabo aplaudiendo que no lo hayan metido. No fue una experiencia tan mística como con Jonsi, pero mantuvieron un buen ritmo todo a lo largo y la música se me llevaba los pies, que es lo que me gusta.

Después de los Fuck Buttons hicimos una pausa, y luego volvimos al SonarClub para ver a los Chemical Brothers. No los había visto nunca, pero me dio la impresión de que había llegado tarde. Los visuales eran espectaculares, pero la música no me llegaba a los pies. Dejamos el supershow de laser verde y nos volvimos al SonarPub para ver a 2020Soundsystem (sí, DK dice que sí). Los pillamos en un buen momento, y estuvimos bailando un rato, pero si los Fuck Buttons nunca meten un cambio cuando te lo esperas, 2020Soundsystem no para de meter cambios, algunos entran bien y otros no. Al final lo dejamos que siguiera explorando el universo y decidimos iniciar la retirada. Se me ha quedado en la cabeza el último trozo de Jonsi.