Archivos para el mes de: mayo, 2010

Llevo un rato leyendo las noticias que han llegado a la portada de menéame sobre la matanza en que se ha convertido el asalto del ejército israelita a la flotilla que quería romper el bloqueo de Gaza. Me he enterado esta mañana y me he quedado helado. Pero ahora estaba leyendo los comentarios a una noticia sobre la reacción de Turquía y de repente ha empezado a aparecer la palabra guerra y los argumentos de los que la aceptan como una solución posible cuando la gota ya ha rebosado el vaso y de los que, igualmente indignados, piden prudencia. Estaba leyendo la discusión con interés, e incluso la propuesta de sentar a los responsables de todas estas atrocidades en un nuevo juicio de Nurenberg me ha parecido (y me parece) razonable, cuando de repente he caido en el alcance de lo que se estaba hablando y en lo que de verdad significa una guerra. Nunca antes había bajado ese peldaño, nunca antes había visto la guerra como solución de nada. Me he quedado acojonado.

Lo que ha pasado hoy no tiene justificación posible, en primer lugar porque ha ocurrido en aguas internacionales, pero en cualquier caso porque el gobierno de Israel se ha acostumbrado a romper con total impunidad cualquiera de las normas de derecho y de convivencia que la inmensa mayoria de la comunidad internacional reconoce como fundamentales. Ellos no. Pero es esa impunidad que, con distintos niveles, han respaldado históricamente tanto los Estados Unidos como la Unión Europea la que parece que se está poniendo en cuestión últimamente. A las pocas horas de la llegada de el vicepresidente Joseph Biden a Israel, a principios del pasado mes de marzo, el ministro del interior israelita, Eli Yishai, anunciaba la construcción de 1.600 viviendas en Jerusalén este, un anuncio que era un desafío en un tema especialmente delicado a nivel diplomático (e inaceptable a cualquier otro nivel) y que Biden condenó públicamente. La visita acabó saboteada desde dentro por el propio ministro de interior. A finales de marzo Netanyahu fue a la Casa Blanca para una reunión con Obama, y según cuentan las crónicas Obama le dejó plantado en medio de la reunión y no hubo ni foto ni declaración final conjunta. Mañana martes Netanyahu tenía que haberse vuelto a reunir con Obama para intentar arreglar las cosas, pero la reunión ha sido en este caso anulada por Netanyahu como consecuencia de la matanza.

Si Israel pierde el paraguas de Estados Unidos, se moja, pero es dificil que pierda del todo ese paraguas. La reacción de hoy de Obama ante esta matanza ha sido más que prudente. Israel ha estado funcionando como una cabeza de puente de occidente en el complicado (y rico) mapa político de Oriente Medio durante todos estos años, ha hecho lo que ha querido cuando ha tenido apoyo y ahora parece que ha decidido seguir construyendo o matando con apoyo o sin él. Israel ha decidido retar al mundo. Tal cual. Parte de esa desfachatez puede deberse al peso que el desastre de la invasión de Irak le ha acabado proporcionando en ese rincón del Mediterráneo que tengo enfrente. La invasión ha desmembrado Irak, ha eliminado en el mapa político de la región un régimen despótico pero laico y ha acabado beneficiando a la otra potencia local, Irán, que está actualmente intentando sumar a la religión otra arma de destrucción masiva. Si Irán crece sobre un suelo empapado de petróleo, a nuestra economía le pueden entrar calambrones. Irak ya no está, pero está Israel…

Bueno, mi impresión es que Israel no va a estar eternamente. Ha roto sistemáticamente todas las normas y argumentos que en algún momento podrían servir para defender su integridad. Israel nació en 1948 como resultado de una votación de la ONU el año anterior. Desde entonces ha incumplido todas las resoluciones de la ONU que le afectaban y con ello ha puesto en cuestión su propia legitimidad. No tiene ni la ley ni el derecho, solo tiene la fuerza, pero la fuerza no es eterna.

Estoy harto de indignarme por las atrocidades que hace Israel, como si no tuviéramos ya demasiados problemas ahora mismo.

Acabo de ver  el vídeo de Cohn-Bendit que ha colgado hoy Ignacio Escolar. Hacía mucho tiempo que no escuchaba a un político hablar así, y mucho menos que me dieran ganas de aplaudirle. Es una intervención en el Parlamento Europeo y está subtitulada.

Bueno, bueno, esta mañana (hoy en Barcelona es fiesta) he empezado a leer las noticias en Menéame, he encontrado un artículo sobre un simposio de psiquiatría dedicado a las alucinaciones, leyéndolo he recordado algo que leí hace tiempo sobre la hipótesis del cerebro bicameral de Julian Jaynes (y lo he encontrado), y al final he ido a parar a un estupendo TED vídeo en donde Oliver Sacks explica el proceso de generación de determinadas alucinaciones visuales. Todo un paseo, muy instructivo, por el wild side de nuestra actividad cerebral: tenemos un cerebro que también alucina.

La noticia de Menéame me ha llamado la atención por ese lado, por lo que supone de reconocimiento y estudio de las alucinaciones como otro más de los fenómenos del cerebro. He estado investigando un poco y resulta que la noticia del portal chileno emol.com que comenta el simposio, fechada hoy mismo y que parece hacer referencia al pasado fin de semana, tiene toda la pinta de ser la traducción de un artículo que apareció en el periódico holandés De Volkskrant el 23 de enero de este año, o sea que no son noticias frescas. Pero bueno, el simposio se celebró efectivamente en La Haya en enero de este año con motivo de la presentación del “Diccionario de las alucinaciones” del psiquiatra holandés Dirk Jan Blom, que por lo que explican parece que incluye tanto alucinaciones inducidas como espontáneas.

Todo el artículo es interesante, pero el párrafo que me ha levantado las orejas ha sido éste:

“En las personas que oyen voces interiores, se ha demostrado que ambos hemisferios del cerebro están igual de activos que los de una persona considerada mentalmente sana. En una persona afectada por el fenómeno de las alucinaciones vocales, tanto las regiones cerebrales encargadas de la producción lingística como las encargadas de la percepción lingística están activas y actúan como si de verdad estuvieran percibiendo esas supuestas voces. Hemos estudiado el cerebro de estas personas afectadas y éste responde, desde el punto de vista neurológico, como si, de verdad, estuviera escuchando voces”, explica Zommer.

No obstante, los expertos han determinado que en este tipo de procesos es el hemisferio derecho el más activo. En personas supuestamente sanas, que nunca han escuchado voces interiores, es justo al revés: el hemisferio más activo es el izquierdo.

Una de las preguntas que se hacen los expertos es si los dos hemisferios del cerebro de quienes escuchan voces interiores están bien “conectados” entre sí, y si la red sináptica cerebral está en orden.

Según André Aleman, neuropsiquiátra del hospital universitario de Groningen, en el norte de Holanda, no existe ese equilibrio. “El cerebro de los pacientes que oyen voces interiores tiene conexiones que no funcionan bien entre la región de Wernicke (el centro sensorial, indispensable para poder comprender un idioma) y la región de Broca (el centro del habla motora, indispensable para hablar)”, explicó a la radio pública holandesa NOS”.

Dejando aparte las partes valorativas de lo que se considera sano y de lo que no funciona bien, ésto me ha recordado la hipótesis del cerebro bicameral de Julian Jaynes. que había leido hace tiempo en unos artículos que guardé en mi flamante biblioteca digital, y que en aquel momento me pareció demasiado rara como para ser aceptada sin problemas, pero demasiado interesante como para ser descartada como totalmente improcedente. Es una situación en la que me estoy encontrando muy a menudo últimamente, cuando te empiezan a interesar temas que se salen de la cuadrícula pero no encuentras mejores herramientas para tratarlos que las que has utilizado dentro de la cuadrícula (tengo que hacer otro post sobre unas cartas de Kant sobre Swedenborg que pueden servir para ilustrar el tema). He metido el post en ciencia, pero está  más bien pisando la frontera.

Julian Jaynes publicó en 1976 “The Origin of Consciousness in the Breakdown of the Bicameral Mind”, un libro donde planteaba la hipótesis de que los humanos, antes de alcanzar la conciencia tal como la entendemos hoy pasamos por una etapa “bicameral” en la que una parte del cerebro “hablaba” con la otra, que podía interpretar esas voces internas como externas, como procedentes de los dioses o de las musas.

“The term was coined by psychologist Julian Jaynes, who presented the idea in his 1976 book The Origin of Consciousness in the Breakdown of the Bicameral Mind, wherein he made the case that a bicameral mentality, that is to say a mental state in which there are two distinct sections of consciousness, was the normal and ubiquitous state of the human mind as recently as 3000 years ago. He used governmental bicameralism to metaphorically describe such a state, in which the experiences and memories of the right hemisphere of the brain are transmitted to the left hemisphere via auditory hallucinations. This mental model was replaced by the conscious mode of thought, which Jaynes argues is grounded in the acquisition of metaphorical language” (Wiki).

Hay muchas cosas sorprendentes en la hipótesis de Julian Jaynes: la primera es que la presentara en 1976, sin ningún precedente conocido (creo) y sin acceso a los recursos que posteriormente parecen confirmar parte de la hipótesis, la segunda es su caracter interdisciplinar, y que se apoyara en análisis de la Ilíada o del Antiguo Testamento para rastrear el tránsito entre una y otra “configuración” cerebral, la tercera es que parece considerar la conciencia como un fenómeno cultural de origen mediterráneo, un marco cultural demasiado estrecho en todo caso. Pero el punto más aprovechable de su hipótesis es la importancia de la relación entre la parte derecha y la parte izquierda del cerebro en el caso de las voces interiores, la parte que habla y la parte que escucha, y que coincide con lo que explica Iris Zommer: las personas que escuchan voces tienen más activo el hemisferio derecho, mientras en general, el más activo es el izquierdo.

Por lo que conozco, el tema de las voces interiores se presenta en al menos dos situaciones: por alucinaciones inducidas en potentes intoxicaciones o por cuadros clínicos de esquizofrenia o psicosis. Es una vecindad un poco inquietante, aunque tiene un turning point bastante definitivo: en el primer caso son ocasionales, suelen ser personalmente significativas y pueden llegar a ser incluso divertidas, mientras que en el segundo caso parece que se trata de un interlocutor que, con un megáfono en mano, insiste en ser escuchado quieras o no quieras, un coñazo, vaya.

Una característica determinante de estas voces interiores es que parecen proceder del exterior. No tienen ni el ADN ni el tono de nuestros pensamientos usuales. Sin embargo, antes de clasificarlas definitivamente como interiores o exteriores habría que tener en cuenta la manera en que nuestro cerebro realiza esta operación, y en concreto otra hipótesis, la de Ramachandran sobre la existencia de unas super-neuronas espejo que se dedican precisamente a eso, a distinguir que procede del interior y que procede del exterior. Cabe la posibilidad de que esas voces procedan efectivamente del exterior (no problem about that), cabe la posibilidad de que solo estemos usando cotidianamente el tanto por ciento útil de la información de que disponemos en nuestro cerebro en relación al contexto en que la vamos a emplear, y que en algún momento estemos usando recursos “exteriores” que en realidad tenemos almacenados en el mismo cerebro, y cabe la posibilidad de que en algún momento se distorsione el mecanismo cerebral que bifurca entre lo que viene de fuera y lo que viene de dentro y mezcle las líneas.

La piedra de toque a la hora de decidirse por una de estas explicaciones pasa primero por un filtro cultural, el concepto occidental de un sujeto autónomo que decide su vida por su cuenta y riesgo y se las apaña él solito, de manera que cualquier explicación debe estar dentro del cerebro y a su alcance, y luego por un filtro emocional, el impacto que puede suponer escuchar determinados mensajes venidos de no se sabe donde para los que nuestra cultura no nos ha dotado de sinapsis adecuadas. Y otra alternativa es mantener en suspenso la explicación y proseguir con la exploración. La explicación siempre tranquiliza, mientras que la exploración nos alarga.

Bueno, pues el vídeo de Oliver Sacks nos da una estupenda explicación. El vídeo no trata de las alucinaciones auditivas (las más problemáticas) sino de las visuales. Empieza contando la historia de una señora mayor, de más de noventa años, casi ciega, que de repente empezó a tener alucinaciones, a “ver”. Lo que la señora explicaba encaja con el síndrome de Charles Bonnet. Parece ser que cuando las células encargadas de la visión en el cerebro se quedan sin el aporte habitual de información del exterior, en un momento dado se ponen igualmente a trabajar proporcionando al cerebro imágenes hechas totalmente en casa sin colorantes ni conservantes ni… relación alguna con el exterior. Pueden ser en un primer momento imágenes de texturas geométricas, pues una de las primeras funciones de la parte visual del cerebro es reconocer segmentos y sus posiciones, o pueden ser luego imágenes más elaboradas (la señora veía gente con vestidos orientales). Al final del video, el propio Oliver Sacks (que me ha resultado la mar de simpático) reconoce haber tenido éste tipo de alucinaciones.

Es una buena explicación: señores, nuestro cerebro funciona así. Si aceptamos nuestro filtro cultural, la explicación agota el tema. Si mantenemos la exploración, hay algunos datos que no encajan. Tal como lo entiendo, es altamente improbable que las alucinaciones producidas por el sindrome de Charles Bonnet sean compartidas por varias personas. Cada cual tiene sus propio cerebro, sus propias memorias y sus propias alucinaciones personales, a la moda oriental o con diseños de peletería esquimal, da igual. Lo que ya no está en ese guión es que personas diferentes, de diferentes contextos y culturas, tengan alucinaciones con los mismos temas cuando están bajo el mismo tipo de intoxicación. Aquí hay un paso que puede o no ser aceptado, claro, el que distingue las alucinaciones espontáneas de las inducidas cuando te tomas cualquier cosa precisamente para alucinar. O sea, cuando decides utilizar el cerebro para alucinar, como utilizas la polla para follar, y no solo para mear, o utilizas la boca para besar, y no solo para comer.

Bueno, pues esa cuestión de cómo es posible que personas diferentes tengan alucinaciones parecidas fue el punto de partida del libro de Benny Shanon “The Antipodes of the Mind“, un intento de cartografiar la fenomenología de la experiencia con la ayahuasca, la planta supersuperalucinógena (+ que el LSD). Benny Shanon es profesor de psicología en la universidad de Jerusalén y se propuso una investigación académica sobre el tema. Añadió a su larga experiencia personal con la planta el recurso a cuestionarios que repartía en las sesiones en que participaba. El resultado es un mapa minucioso, repleto de datos articulados desde el punto de vista del observador/participante que es posible utilizar como hoja de ruta, pero que cuando resulta más perturbador es cuando decide detener la exploración para poder seguir ateniéndose al guión marcado.

En la misma encrucijada se encontró otra de las investigaciones académicas que se realizaron también sobre la ayahuasca, la que llevo a cabo Rick Strassman en la universidad de Nuevo Méjico de 1990 a 1995. Lo explicó en un libro fundamental para todo aquél a quien le interesen estos temas, “DMT, The Spirit Molecule“. De nuevo la parte más tremenda es cuando empieza a dudar de la exactitud de su modelo de investigación:

“Perhaps you think these perceptions are not so strange after all. We all
dream of unusual places and things. However, our volunteers not only
saw these things, but felt an unshakeable certainty that they actually were
there. Opening their eyes at any time superimposed this reality with their
now-manifest but previously invisible one.
Neither were they asleep. They were hyperaware and awake, able to
tell themselves to do things in this new space. It’s amazing how often I
heard them say, “I looked around and saw . . .”
Listening to these experiences also began stretching my limits as a
clinical psychiatrist and researcher. I made few comments regarding
people’s reports of these unseen realms. It was hard to keep up, and I
didn’t know what to say. It was at this point that I began having to fight a
tendency to regard these stories as dreams, or figments of their DMT amplified
imaginations. On the other hand, I also began doubting my own
model for what exactly happens on DMT. Were people really somewhere
else? What exactly were they witnessing?”

Vale, lo dejo aquí. Las alucinaciones se pueden intentar explicar o se pueden seguir explorando. Tenemos un cerebro que también alucina, y los recursos que utiliza alucinando son los mismos que utiliza para ponernos en contacto con nuestra bendita realidad compartida. Es muy posible que, de toda la información que es capaz de generar el cerebro, solo estemos usando el pocentaje que resulta útil para nuestra supervivencia inmediata. Es la hipótesis que plantea Francis Heylighen en clave de sistemas (buenooo, no lo dejo todavia):

An organism’s knowledge should not be seen as an objective reflection of outside reality, but as a subjective construction, intended to help find a way to reconcile the system’s overall goal of maintaining its organization with the different outside perturbations that may endanger that goal.

Vivimos en una región pero podemos alucinar un continente. Pero no vivimos en un continente, vivimos en nuestra región. En fin…

Llevaba días pensando en poner aquí algunas de las fotos (de obras) que he hecho últimamente, pero me faltaban una o dos más para acabar de redondear una miniserie y hoy, gracias a unas muy fotogénicas prospecciones que están haciendo para la linea 9 en mi barrio, he conseguido las que me faltaban. Aquí las pongo.

El sábado, el editorial de Le Monde estaba dedicado al juez Garzón y a España. Lo he leido hoy, me ha gustado y he afinado un poco la traducción que han hecho en foroporlamemoria.info. Hay una frase que se me ha quedado resonando como cuando te dan un sartenazo, porque cada vez estoy más (tristemente) convencido de que es verdad: “Pena perdida: el asunto Garzon revela la persistencia de dos España heredadas de la guerra civil. No hay más “rojos” ni “nacionales”, sino una derecha y una izquierda preparadas para reabrirlo con cualquier motivo.” En fin, aquí pongo el ditorial y después la traducción.

Le juge Garzon réveille les plaies de l’Espagne

Il est célèbre et respecté dans le monde entier pour les enquêtes qu’il a menées sur les crimes de diverses dictatures, notamment en Amérique latine, en vertu de la notion de justice universelle, dont il est un pionnier. Pourtant, le juge Baltasar Garzon va prochainement s’asseoir dans le box des accusés d’un tribunal de Madrid. Sa faute ? Avoir tenté d’ouvrir, pour la première fois en Espagne, le dossier des exactions commises par les franquistes lors de la guerre civile, puis sous la dictature de Francisco Franco.

Ces crimes ont été amnistiés en 1977 pour permettre à une démocratie convalescente de se reconstruire sur le fameux “pacte de l’oubli”. En requalifiant les disparitions de dizaines de milliers de républicains en crimes contre l’humanité, donc imprescriptibles, ce juge atypique a joué avec les limites du droit espagnol pour les besoins de la cause. Cet écart procédural lui vaut d’être suspendu de ses fonctions en attendant son procès. A 54 ans, il risque une peine de douze à vingt ans d’interdiction d’exercer : sa carrière serait terminée.

L’affaire Garzon soulève deux questions embarrassantes pour l’Espagne d’aujourd’hui. L’acharnement évident d’une partie de la magistrature à se débarrasser d’un électron libre incommode traduit un inquiétant dysfonctionnement institutionnel. Pour avoir voulu se construire en réaction au franquisme, l’Espagne démocratique a accouché d’institutions malades de leur politisation, au premier rang desquelles la justice.

Et surtout, la stratégie de l’oubli n’a pas fonctionné. Plus que la défense d’un magistrat à la personnalité et aux méthodes controversées, la mobilisation de dizaines de milliers de personnes, ces dernières semaines à Madrid et ailleurs visait “l’impunité du franquisme”. Les manifestants réclamaient “vérité, justice, réparation et solidarité avec les victimes”, brandissant des photos en noir et blanc d’un grand-père ou d’un grand oncle enterrés quelque part dans les nombreux charniers de la guerre civile.

Ces Espagnols vivent mal qu’on veuille punir le seul magistrat qui, contre vents et marées, a cherché à les aider. En commençant à ouvrir les fosses au début des années 2000, ils ont inspiré au gouvernement Zapatero une loi “sur la mémoire historique”, destinée à “fermer, honorablement pour tous, un chapitre tragique de l’histoire”. Peine perdue : l’affaire Garzon révèle la persistance de deux Espagne héritées de la guerre civile. Il n’y a plus ni “rouges” ni “nationaux”, mais une droite et une gauche prêtes à en découdre à tout propos.

En 1998, en ordonnant l’arrestation d’Augusto Pinochet, Baltasar Garzon avait gêné le gouvernement de M. Aznar, qui prônait auprès des démocraties d’Amérique latine l’exemple de la transition espagnole, fondée sur une amnésie volontaire. Aujourd’hui, les conservateurs refusent qu’on rouvre “les plaies anciennes”, alors que les associations de défense des droits de l’homme, les syndicats et les juristes qui soutiennent Baltasar Garzon interrogent : “Les victimes de Franco valent-elles moins que celles de Pinochet?”

El juez Garzon despierta las heridas de España

Es célebre y respetado en el mundo entero por las investigaciones que llevó a cabo sobre los crímenes de diversas dictaduras, particularmente en América latina, en virtud de la noción de justicia universal, de la cual es un pionero. Sin embargo, el juez Baltasar Garzon va a sentarse pronto en el banquillo de los acusados de un tribunal de Madrid. ¿Su falta? Haber intentado abrir, por primera vez en España, el expediente de los abusos cometidos por los franquistas tanto durante la guerra civil, como luego bajo la dictadura de Francisco Franco.

Estos crímenes habían sido amnistiados en 1977 para permitir a una democracia convaleciente reconstruirse sobre el famoso ”pacto del olvido “. Recalificando las desapariciones de decenas de millares de republicanos en crímenes contra la humanidad, y por tanto imprescriptibles, este juez atípico ha jugado con los límites del derecho español por las necesidades de la causa. Esta desviación procesal le ha valido ser suspendido de sus funciones en espera de su proceso. Con 54 años, arriesga una pena de doce a veinte años de prohibición de ejercer: supondría el fin de su carrera.

El asunto Garzon levanta dos cuestiones molestas para la España de hoy. El encarnizamiento evidente de una parte de la magistratura que se desembaraza de un electrón libre incómodo traduce un inquietante disfuncionamiento institucional. Por haber querido construirse en reacción al franquismo, la España democrática ha dado a luz instituciones enfermas por su politización, y en primer lugar la justicia.

Y sobre todo, la estrategia del olvido no ha funcionado. Más que a la defensa de un magistrado de personalidad y métodos controvertidos, la movilización estas últimas semanas de decenas de millares de personas en Madrid y en otros lugares apuntaba a ”la impunidad del franquismo “. Los manifestantes reclamaban ”verdad, justicia, reparación y solidaridad con las víctimas “, blandiendo fotos en blanco y negro de un abuelo o de un tío abuelo enterrados en alguna parte en los numerosos osarios de la guerra civil.

Estos españoles no ven bien que se quiera castigar al único magistrado que, contra viento y marea, ha intentado ayudarles. El inicio de la apertura de fosas a principios de los años 2000 inspiró al gobierno Zapatero una ley ”de la memoria histórica “, destinada a ”cerrar, honorablemente para todos, un capítulo trágico de la historia “. Pena perdida: el asunto Garzon revela la persistencia de dos España heredadas de la guerra civil. No hay más “rojos” ni “nacionales”, sino una derecha y una izquierda preparadas para reabrirlo con cualquier motivo.

En 1998, ordenando la detención de Augusto Pinochet, Baltasar Garzon había molestado al gobierno de Sr. Aznar, que predicaba entre las democracias de América latina el ejemplo de la transición española, fundada sobre una amnesia voluntaria. Hoy, los conservadores rechazan que se vuelvan a abrir ”las heridas antiguas“, mientras que las asociaciones de defensa de los derechos humanos, los sindicatos y los juristas que sostienen a Baltasar Garzon preguntan: ”¿las víctimas de Franco valen menos que las de Pinochet?”

Απολείπειν ο θεός Αντώνιον

Σαν έξαφνα, ώρα μεσάνυχτ’, ακουσθεί
αόρατος θίασος να περνά
με μουσικές εξαίσιες, με φωνές —
την τύχη σου που ενδίδει πια, τα έργα σου
που απέτυχαν, τα σχέδια της ζωής σου
που βγήκαν όλα πλάνες, μη ανοφέλετα θρηνήσεις.
Σαν έτοιμος από καιρό, σα θαρραλέος,
αποχαιρέτα την, την Αλεξάνδρεια που φεύγει.
Προ πάντων να μη γελασθείς, μην πείς πως ήταν
ένα όνειρο, πως απατήθηκεν η ακοή σου·
μάταιες ελπίδες τέτοιες μην καταδεχθείς.
Σαν έτοιμος από καιρό, σα θαρραλέος,
σαν που ταιριάζει σε που αξιώθηκες μια τέτοια πόλι,
πλησίασε σταθερά προς το παράθυρο,
κι άκουσε με συγκίνησιν, αλλ’ όχι
με των δειλών τα παρακάλια και παράπονα,
ως τελευταία απόλαυσι τους ήχους,
τα εξαίσια όργανα του μυστικού θιάσου,
κι αποχαιρέτα την, την Αλεξάνδρεια που χάνεις.

http://users.hol.gr/~barbanis/cavafy/antony-gr.html

EL DEU ABANDONA ANTONI

Quan tot de sobte a hora de mitjanit se sent
invisible passar una colla
amb músiques descominals, amb crits –
la teva sort que ja cedeix, les teves obres
que han fracassat, els plans d’una vida que tots
han acabat en pura il.lusió,
tot això, inútilment no ho ploris.
Com qui està preparat de fa tems, amb coratge,
digues-li adéu, a aquesta Alexandria que fuig.
Sobretot no et creguis objecte d’una burla, no diguis
que era somni, que t’ha enganyat l’orella:
no t’acullis a unes esperances tan vanes.
Com qui està preparat de fa temps, amb coratge,
com escau a qui li fou dada una ciutat així,
acosta’t fermament a la finestra
i escolta amb la commoció que vulguis,
però no amb les súpliques i els planys dels pusil.lànimes,
escolta, com a últim goig teu, el clamoreig,
els portentosos instruments de la mística colla,
i digues-li adéu a l’Alexandria que perds.

http://www.lletres.net/pla/kavafis-ED.html

The god forsakes Antony

When suddenly, at the midnight hour,
an invisible troupe is heard passing
with exquisite music, with shouts —
your fortune that fails you now, your works
that have failed, the plans of your life
that have all turned out to be illusions, do not mourn in vain.
As if long prepared, as if courageous,
bid her farewell, the Alexandria that is leaving.
Above all do not be fooled, do not tell yourself
it was a dream, that your ears deceived you;
do not stoop to such vain hopes.
As if long prepared, as if courageous,
as it becomes you who have been worthy of such a city,
approach the window with firm step,
and with emotion, but not
with the entreaties and complaints of the coward,
as a last enjoyment listen to the sounds,
the exquisite instruments of the mystical troupe,
and bid her farewell, the Alexandria you are losing.

http://users.hol.gr/~barbanis/cavafy/antony.html

Dieu abandonne Antoine

Lorsque soudain à l’heure de minuit,
tu entendras passer la troupe invisible
dans un cortège d’exquises musiques et de voix –
ne te lamente pas en vain sur ton sort,
ton destin qui t’abandonne,
tous tes desseins qui partent en fumée.
Avec courage,
comme quelqu’un qui s’y attendait,
fait tes adieux à Alexandrie
qui s’éloigne de toi.
Surtout ne t’abuse pas, ne te dis pas
que ce n’est qu’un rêve
que tes oreilles se sont trompées;
ne daigne point tels vains espoirs.
Comme si tu t’y attendais depuis toujours,
avec le courage
de quelqu’un qui fut digne de cette ville,
approche-toi d’un pas ferme de la fenêtre
et écoute avec émotion,
sans te laisser aller aux invocations des lâches
– leurs lamentations! –
écoute comme une ultime jouissance
les instruments exquis de la troupe secrète
et fait tes adieux à Alexandrie que tu perds.

http://www.cavafis-pourquoi.eu/dieu-abandonne-antoine.html

El dios abandona a Antonio

Cuando de pronto se oiga, a medianoche
a un invisible tíaso pasar
con músicas fantásticas, con voces
tu suerte que declina, tus hazañas
que no fueron cumplidas, tus proyectos
que fueron todo errores, no los llores para nada.
Como dispuesto de hace tiempo ya, valiente,
dile por fin adiós a Alejandría que se marcha,
y sobre todo no te engañes y no vayas
a decir que fue un sueño, que se confundió tu oído.
No confíes en tales esperanzas vanas.
Como dispuesto de hace tiempo ya, valiente,
como te cuadra a ti, que tal ciudad te mereciste,
quédate inmóvil junto a la ventana
y escucha conmovido, pero no
medroso y suplicante como los cobardes,
como un placer postrero los sonidos,
los raros instrumentos del tíaso sagrado
y di por fin adiós a Alejandría que se marcha.

http://www.ciudadseva.com/textos/poesia/euro/cavafis/diosaban.htm

Esto lo he sacado de aquí.

Ayer fui a la charla que Luis Eduardo Luna dio en el bar de Víctor. Llovía de lo lindo, pero no me la quería perder. Luis Eduardo Luna es un antropólogo colombiano que ha estudiado el chamanismo mestizo amazónico y los usos de la ayahuasca, y al que conocía por el libro que publicó con Pablo Amaringo, “Ayahuasca Visions. The religious iconography of a peruvian shaman” (se puede descargar aquí). El libro tiene una historia curiosa que explican en la wiki. Pablo Amaringo era un curandero mestizo (murió el año pasado) que conocieron Luis Eduardo Luna y Dennis McKenna en Pucallpa en 1985. En aquella época había dejado de ejercer como curandero y se dedicaba a vender sus dibujos a los turistas. Luna le propuso que pintara algunas de sus visiones con la ayahuasca, y de allí salió el libro, que se publicó en inglés en 1993. El libro es espectacular en todos los sentidos, tanto por las imágenes que contiene como por las explicaciones que añade, y ha sido el origen de un nuevo estilo de pintura peruana empapadita de la imaginería de la ayahuasca y de los motivos de la selva que llega, por ejemplo, hasta Harry Chavez, del que ya estuve hablando por aquí. Ésta es una pintura de Pablo Amaringo que muestra bien los dos mundos.

Bueno, pero la charla de ayer no iba tan directamente sobre estos temas sino que fue una presentación general de todo el territorio del Amazonas, de su geología, su clima, su historia y su prehistoria, las culturas y las lenguas, un repaso general muy interesante y que poco a poco fue apuntando a una hipotesis de fondo todavía más interesante. La imagen que tenemos actualmente del Amazonas como un inmenso territorio apenas poblado por diversos grupos de tribus primitivas nómadas puede guardar algunas sorpresas a tenor de algunos descubrimientos arqueológicos recientes y de la relectura de viejas crónicas de la conquista.

Luis Eduardo Luna empezó comentando el relato que de la primera expedición de Orellana por el Amazonas hizo el dominico Fray Gaspar de Carvajal, que le acompañaba como capellán (se puede descargar una parte aquí). Allí habla de un territorio bien poblado y añade un detalle interesante, su admiración por la cerámica que aquellos pueblos elaboraban, y una buena cerámica es una buena pista de una buena cultura. El caso es que poco a poco se han ido encontrando piezas de esa buena cerámica en las excavaciones arqueológicas, se han encontrado restos de antiguos caminos e indicios de grandes contrucciones (probablemente en madera) cuando la deforestación ha despejado la selva que los ocultaba,  se han encontrado pinturas rupestres es las pocas zonas en que existen rocas y cuevas, como la Sierra de Capivara, y finalmente, se han encontrado restos humanos con una antiguedad que puede ser mayor que los encontrados en Monte Verde, en Chile, del 14.000 años antes de, lo que proporciona un nuevo argumento contra la hipótesis de Clovis, que defiende un solo poblamiento de América a través del estrecho de Bering no más tarde del 14.000. O aquellos primeros pobladores eran auténticos sprinters o no les dio tiempo a bajar en ese tiempo de Alaska a Chile.

Bueno, en todo caso de repente aparecen indicios de un núcleo de cultura en medio del Amazonas anteriores a los que se han encontrado en el norte o en la costa, que pudo ser severamente mermado después de la conquista por las mismas epidemias que mataron a los otros americanos más próximos a los españoles. De momento esto es una hipótesis, a falta de más pruebas concluyentes, y con el poderoso argumento en contra de los análisis genéticos, que siguen insistiendo en un único poblamiento con origen en Siberia o Mongolia a través del estrecho de Bering. Claro que los análisis genéticos se han hecho sobre la población viva actualmente.

En todo caso, dudas sobre antiguedades aparte, parece que el territorio del Amazonas tuvo mejores épocas, y hay bastantes indiciós de que las culturas que lo habitaron, como las más conocidas de la costa del Pacífico, hicieron un uso frecuente de determinadas plantas, como el tabaco, la coca y la ayahuasca. Todo un tema cultural, el uso de estas plantas, y toda una sorpresa que el tabaco y la coca, que tantos dolores de cabeza dan por aquí hayan tenido allí sus rituales y sus cuidados.

Hace unos días leí por algún lado la noticia de que el primer ministro chino, Wen Jiabao, había escrito un artículo en el Diario del pueblo recordando un viaje que había hecho en 1986 con el entonces presidente Hu Yaobang a la provincia sureña de Guizhou. Hoy he encontrado el artículo traducido al inglés en chinageeks y he podido leerlo entero. Bueno, bueno, lo sorprendente de este artículo es que Hu Yaobang cayó en desgracia y fue cesado como presidente en 1987, por no haber controlado con suficiente energia las revueltas de los estudiantes en 1986, y su muerte en 1989 fue a su vez el detonante de las protestas de Tiananmen. Su nombre apenas ha aparecido en la prensa oficial durante todos estos años, como un tema tabú, y de repente Wen Jiabao publica este artículo en donde hace pública su admiración por Hu Yaobang  a la vez que asume sus enseñanzas con la actitud de un heredero.

Desde la relativa apertura que supusieron los Juegos Olímpicos, las noticias que han ido llegando de China a ese nivel no han sido muy buenas. Las crisis del Tibet y el Xinjiang, la renovada censura en Internet con el pulso a Google incluido, la sentencia contra Liu Xiaobo por la Carta 08 y la persecución (con paliza incluida) contra Ai Weiwei por su investigación sobre el terremoto de Sichuan. El 2009 ha sido un año crítico en el que coincidían los aniversarios del movimiento del 4 de mayo de 1919 (el primer intento de apertura de China al mundo), de la proclamación de la republica popular en 1949 y… la revuelta de Tiananmen en 1989. En el desfile de conmemoración del 60 aniversario de la republica, el presidente Hu Jintao apareció vestido con traje Mao y se tomaron medidas draconianas en Pekín para impedir cualquier manifestación, que al final dejaron la ciudad desierta. No, no eran buenas noticias.

Wen Jiabao, sin embargo, es un personaje curioso. Estuvo en primera linea tras el terremoto de Sichuan y causó conmoción cuando un bloguer descubrió que el abrigo que llevaba cuando visitó la provincia de Shandong en el 2006 era el mismo que había llevado en una visita anterior en 1995. En un pais donde la corrupción es el pecado venial de muchos políticos, el abrigo de Wen Jiabao se convirtió casi en un símbolo. Pero es que además existe una fotografía de Wen Jiabao que siempre me ha llamado la atención. En 1987 Deng Xiaoping ha de cesar al progresista Hu Yaobang, pero pone en su lugar al también progresista Zhao Ziyang. En abril de 1989 muere Hu Yaobang de un ataque al corazón en una reunión del partido y se inicia la espiral que acaba con la ocupación de la plaza de Tiananmen. Mientras la tensión se acumula por ambos lados, la madrugada del 19 de mayo de 1989 Zhao Ziyang (entonces Secretario General del Partido Comunista) acude a Tainanmen para pedir a los estudiantes que abandonen la plaza. Alguien tomó una foto de Zhao Ziyang megáfono en mano, y a su lado aparece con traje más oscuro… Wen Jiabao, el actual primer ministro que ha escrito el artículo sobre Hu Yaobang cuya muerte desencadenó la protesta de Tiananmen.

Dejando aparte el tema de como sobrevivió Wen Jiabao a su vinculación con Zhao Ziyang, muchos de cuyos colaboradores fueron igualmente purgados, el artículo de Wen Jiabao plantea un montón de preguntas. La recuperación de Hu Yaobang a estas alturas resulta sorprendente, aunque ya se dieron algunos pasos zigzagueantes en el 2005 con motivo del 90 aniversario de su nacimiento. El tono del artículo es de autentica admiración por alguien que ha estado durante muchos años ausente del escenario político, y entre otras cosas explica que desde su muerte ha visitado cada año su casa para el año nuevo lunar. Voy a copiar el principio y el final del artículo.

A few days ago, I went to Guizhou to see the drought situation firsthand. Walking this earth, thinking of these mountains and rivers, I can’t help but recall following Yaobang as he was investigating here, especially when he sent me out in the evenings to interview rural families about the past. Every time I think of it, I see Yaobang’s sincere, amicable, smiling face before my eyes, and in my heart the cherished memories I’ve been holding back for so many years come flooding in like a tidal wave. It takes a long time for me to calm them down.

…..

Starting in October of 1985, after I was transferred to the Central Office, I worked by Yaobang’s side for two years. I experience personally his close connection with the people, his concern for the people’s suffering, his excellent way [of being an official] and his unselfishness, his open and above-board-ness, and his moral character. I witness firsthand how completely he threw himself into his work, struggling day and night for the Party’s cause and for the people’s interests. What he taught me in those years is engraved on my heart, and his constant leading by example keeps me from [allowing myself to] be lazy. The way he handled things had a huge influence on my work, studies, and life.

In January of 1987, Hu no longer held the office of the General Secretary of the Communist Party , and I often went to his home to visit him. On April 8th, 1989, when Yaobang was sick and there was a struggle to save him, I was always by his side. On the 15th, when he suddenly passed away, I came to the hospital as soon as possible. On December 5, 1990, I took his casket to his burial place in Gongqing, Jiangxi. After his passing, I have visited his home every year for the new (lunar) year, and it is always with a deep feeling of love that I look on his portraits in the living room there. His long gaze and firm expression always give me strength, give me encouragement, and drive me to be more diligent in my work of serving the people.

Returning to Xingyi again to reflect on the past and remember Yaobang, I have written this essay, and placed within it my cherished memories of him.

Bueno, pues éste es el artículo de Wen Jiabao sobre Hu Yaobang. Wen Jiabao creo que es popular en China, a la manera como en su momento lo fue Zhou Enlai (el aliado y protector de Deng Xiaoping), por la integridad de sus virtudes confucianas. ¿Por qué ha publicado Wen Jiabao este artículo? Pues vaya usted a saber. Puede que signifique una rehabilitación oficial de Hu Yaobang, aunque no parece que hayan muchos signos en ese sentido. O puede que signifique una toma de posición de cara al XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista que se celebrará en el 2012. En este caso se puede tratar de una toma de posición y de una búsqueda de refuerzos, lo que no es muy buen síntoma. No hay que desdeñar la importancia de los artículos periodísticos en la política china. Segun explica Zhao Ziyang en sus memorias, fue el editorial que publicó el Diario del pueblo el 26 de abril de 1989, a instancias de Li Peng, el que impidió reconducir la protestas estudiantiles y acabó provocando la tragedia de Tiananmen.