Bueno, bueno, primer día de vacaciones!!! he salido a tomar unas birras y ahora estaba viendo unos videos de música setentera. A través de Iulius y Blastto le he vuelto a coger el punto a las canciones con las que crecí y que hacía años que no escuchaba. Pues bueno, estaba oyendo todo un clásico, “Me and Bobby Mc Gee” en versión Janis Joplin, una canción que siempre me ha puesto la piel de gallina, y ha sido la primera vez, después de tantos años, que he buscado en internet la letra y la he podido seguir paso a paso. Aquí pongo el video.

Bueno, pues cuando he escuchado “We sang every song that driver knew”, de repente me ha venido a la cabeza una noche en un bar de carretera en algún sitio de Kansas junto a la interestatal 70. Larry y yo estábamos haciendo dedo de Colorado a Nueva York. Habíamos pasado todo el invierno en Stillpoint y él había conocido allí a una chica danesa que ahora estaba en N.Y. e iba en busca y captura. Yo regresaba a casa después de un año en Colorado y decidimos hacer el viaje juntos. Nos habían dejado en aquel bar una noche agobiante de calor, y mientras caminábamos hacia las luces del bar veíamos las bandadas de mosquitos alrededor de los focos de la autopista. Un sitio de mierda para pasar la noche. En el bar nos tomamos un café con donuts todo-aire-acondicionado, y luego nos decidimos a salir al aparcamiento de camiones para probar suerte. Y la tuvimos. Uno de los conductores estaba a punto de salir y nos dejaba bastante cerca de N.Y.

Cuando estábamos los tres en la cabina, una de esas enormes cabinas de truck americano, el conductor repartió una pastillas de anfeta que llevaba para el camino, puso música y arrancó aquel montruo hitting east. Fue una noche de marcha sobre la highway, and yes, we sang every song the driver knew. Aquel verano de 1981 me recorrí los States de punta a punta. Primero fuimos con el chevy pickup de Frank a California, pasamos por las ruinas de Mesa Verde, hicimos noche junto al río Grande y entramos en California por los Four Corners, y cuando vi el Welcome to California en la autopista me dio un escalofrío de emoción. Luego volví de Los Angeles a Colorado pasando por Las Vegas. El tío que me llevaba quería parar allí para echar un coin a una de las máquinas tragaperras, una especie de rito norteamericano, así que yo también eché allí mi coin medio dormido como estaba. Y de Colorado a Nueva York.

From the Kentucky coal mines to the California sun,
Bobby shared the secrets of my soul.
Through all kinds of weather, through everything that we done,
Said Bobby baby, he kept me from the cold.

One day up near Salinas, Lord, I let him slip away,
But he was lookin’ for that home and I hope he finds it.
But I’d trade all of my tomorrows for one single yesterday
To be holdin’ Bobby’s body next to mine.

Freedom’s just another word for nothing left to lose,
Nothing, that’s all that Bobby left me, yeah.
Feelin’ good was easy, Lord, when he sang the blues,
I said feeling good was good enough for me, hmm mm,
It’s good enough for me and my Bobby McGee.

Anuncios