Archivos para el mes de: abril, 2008

Estoy leyendo la "Brevísima historia del tiempo", el libro que Stephen Hawking publicó en el 2005 resumiendo y actualizando la "Historia del tiempo" que ya he comentado por aquí. Lo estoy leyendo, sobre todo, por la parte de la actualización y para saber lo que opina sobre una posible teoría cuántica de la gravedad y sobre los avances de la teoría de las cuerdas. Ahora he empezado esos capítulos, pero lo que me ha llamdo la atención de lo que he leido esta semana (en el metro) son unos cuantos párrafos en donde resume el vertiginoso itinerario que va desde el big bang hasta la formación de los primeros agujeros negros.

No es nada que ya no supiese, pero la manera precisa y resumida como está explicado me ha producido un efecto curioso, como una de esas películas aceleradas en donde ves el tráfico convertirse en las puras líneas de los faros o ves como crecen los edificios en construcción segundo a segundo. Y esta explicación acelerada me ha dejado con una imagen final que antes no tenía: todo el proceso se resume en dos fuerzas, expansión y contracción. ¿Expansión y contracción?, maldita sea, ¿a qué me suena esto? Se me coloca en unas neuronas del cerebro que ya tengo ocupadas, igual tiene que ver o igual no tiene nada que ver. Os copio el trozo (aunque es un poco largo) y a ver que os parece.

"Según Guth, el radio del universo creció un millón de billones de billones de veces (un uno con trinta ceros detrás) en solo una pequeñísima fracción de segundo. Cualquier irregularidad que hubiera habido en el universo simplemente habría quedado suavizada por la expansión, así como las arrugas de un globo desaparecen al hincharse. De esta manera, la inflación explicaría como el estado actual suave y uniforme del universo podría proceder de la evolución de muchos posibles estados iniciales no homogéneos iniciales. Por lo tanto confiamos bastante en que tenemos la imagen correcta del universo, al menos hasta una millonésima de una billonésima de billonésima de segundo después de la gran explosión.

Tras este torbellino inicial, solo unas pocas horas después del big bang, la producción de helio y de otros elementos como el litio se habría detenido. Y después, durante el millón de años siguiente, aproximadamente, el universo se habría limitado a seguir expandiéndose, sin que ocurriera nada de especial interés. Cuando la temperatura cayó a unos pocos miles de grados y los electrones y los núcleos ya no tenían suficiente energía cinética para superar su atracciónb electromagnética mutua, deberían haber empezado a combinarse para formar átomos. El universo en conjunto se siguió expandiendo y enfriando, pero en algunas regiones donde la densidad era ligeramente superior a la media, la expansión se habría frenado un poco por la atracción gravitatoria adicional.

Esta atracción acabaría por detener la expansión en algunas regiones y haría que se empezaran a colapsar. Durante su colapso, la atracción gravitatoria de la materia de su alrededor les podría imprimir una leve rotación. A medida que la región que se colapsase se fuera haciendo más pequeña, giraría más deprisa, igual que pasa con los patinadores sobre hielo al encoger los brazos. Al final, cuando la región fuera suficientemente pequeña, girarían con suficiente velocidad como para contrarrestar la atracción de la gravedad, y a partir de ella nacerían galaxias rotatorias de forma discoidal. Otras regiones, que no habrían adquirido rotación, se convertirían en objetos ovalados denominados galaxias elípticas. En ellas, la región dejaría de colapsarse porque las partes individuales de la galaxia girarían de forma estable alrededor de su centro, pero la galaxia no tendría una rotación global.

Con el transcurso del tiempo, el hidrógeno y el helio de las galaxias se disgregaría en nubes más pequeñas que podrían colapsarse bajo los efectos de su propia gravedad. A medida que se contrajeran y sus átomos chocaran entre si, la temperatura del gas aumentaría hasta alcanzar un valor suficientemente elevado como para que empezaran a producirse reacciones de fusión nuclear, que convertirían el hidrógeno en helio. El calor liberado por estas reacciones, que son como una explosión controlada de una bomba de hidrógeno, es lo que hace que las estrellas brillen. Este calor adicional también aumenta la presión del gas hasta que adquiere el valor suficiente para contrarrestar la atracción gravitatoria, y el gas deja de contraerse. Así, estas nubes se convierten en estrellas como el sol, que queman hidrógeno en helio e irradian la energía resultante en forma de calor y de luz. La situación es parecida a la de un globo, en que la presión del aire del interior, que intenta que el aire se expanda, neutraliza la presión de la goma, que intenta comprimir el globo.

Una vez las nubes de gas calientes han formado una estrella, ésta permanece estable largo tiempo, durante el cual el calor de las reacciones nucleares contrarresta la atracción gravitatoria. Llega un momento, sin embargo, en que la estrella agota su hidrógeno y otros combustibles nucleares. Paradójicamente, cuanto mayor es la cantidad inicial de combustible de una estrella, menos tarda en agotarlo. Ello se debe a que cuanto mayor es la masa de una estrella, más caliente debe estar para compensar su atracción gravitatoria, y cuanto más caliente está, más rápida es la reacción de fusión nuclear y más rápidamente consume el combustible. Nuestro sol tiene probablemente combustible suficiente para durar otros cinco mil millones de años, pero estrellas mayores pueden agotar su combustible en menos de cien millones de años, mucho menos que la edad del universo.

Cuando una estrella agota su combustible, empieza a enfriarse y la gravedad comienza a ganar la partida, y hace que se contraiga. Esta contracción comprime el gas de la estrella y hace que se vuelva a calentar. A medida que esto ocurre, empieza a convertir helio en elementos más pesados, como carbón u oxígeno. Pero esto no libera mucha más energía, de manera que se produciría una crisis. Lo que sucede a continuación no queda del todo claro, pero parece probable que las regiones centrales de la estrella se colapsen en un estado muy denso, como un agujero negro".

Bueno, lo dejo aquí. De la explosión/expansión universal del big bang a las contracciones regionales (de momento) que suponen los agujeros negros, la gravedad sin freno. Pero parece que en el centro de muchas galaxias (o de todas) hay un agujero negro que digiere su parte de la expansión inicial y consigue crear un "mundo" a su alrededor. Detiene a su alrededor (y de momento) aquello que a la larga puede devorar. Pero el big bang también está cuestionado, y si no hay principio no hay fin. Pero bueno, a lo que iba, los protagonistas de la historia (de… momento) son la expansión y la contracción, protagonistas con rango universal, creando y destruyendo galaxias. No se si machacar las neuronas que
ya tengo ocupadas o crear un nuevo directorio.

La semana pasada murió Edward Lorenz, el matemático y metereólogo norteamericano que descubrió (y elaboró) la teoría del caos porque un día tenía prisa y reinició una simulación metereológica en un ordenador a partir de un valor intermedio con menos dígitos que el previo. La sorpresa fue que el resultado final resultó ser completamente diferente del resultado anterior, y esto le llevó a descubrir aquellos sistemas no lineales que dependen de una pequeña variación en sus condiciones iniciales. Dos o tres dígitos en la cola pueden modificar la trayectoria final del sistema, una pequeña variación inicial que se conoce por “el efecto mariposa”. Traducido significa (+ o -) que el aleteo de una mariposa en Brasil puede determinar (o no) que se desencadene un huracán en el Caribe.

Lo curioso de la teoría del caos (según lo entiendo) es que no es caótica, como su nombre puede hacer pensar, sino que tiene sus ecuaciones que determinan, a partir de un estado del sistema, el siguiente. Es determinista a corto plazo, pero no es posible a partir de ahí determinar su progresión definitiva, los valores de la ecuación se retroalimentan y cruzan continuamente a un lado y a otro del signo =. No se puede saber si habrá huracán en el Caribe hasta que esos valores no se aproximen al punto crítico, y la antelación parece ser de solo dos semanas. Un tema interesante en el que quiero meter más la nariz y que tiene que ver con todo el universo de los sistemas complejos

He encontrado en Google video una conferencia de Edward Lorenz que trata precisamente de las predicciones (con un comentario al margen sobre las posibilidades que ofrece la computación Grid para realizar estas simulaciones). Copio la introducción, en donde queda bien explicado el tema, y luego pongo el video (1h 2m).

Edward N Lorenz discovered that chaos and unpredictability are hallmarks of even simple driven systems. Predicting the future evolution of  … todos » a variety of driven nonlinear systems is further complicated by the fact that their dynamical processes are 1) often not amenable to direct observation; and 2) are strongly multi-scale, so that length and time scales range from very much smaller and shorter than human perception, to very much larger and longer. An example of such systems is the atmosphere, in which, from a practical standpoint, it is impossible to measure the temperatures, pressures, and humidity at all locations at all times. Other important systems include neural networks and earthquake fault systems, both of which are examples of driven threshold systems. In systems such as these, we can only observe the space-time patterns of extreme events. Using these space-time patterns, and whatever is known about the dynamics of these high-dimensional nonlinear earth systems, it often possible to construct numerical simulations that can be used to make predictions about the future space-time evolution of the system and the possible occurrence of extreme events. The accuracy of these predictions and forecasts is limited by the proximity and similarity of the model trajectory through state space, to that of the actual system. The existence of flexible new Grid computing techniques made possible by the World Wide Web has opened new avenues for the realization of sophisticated, state-of-the-art numerical simulations. Thus our ability to forecast the extreme events of the future is limited by a range of issues originating from the dynamical process of interest, the space-time patterns we can observe, and the accuracy of the predictions that are desired.

La primera vez que vi esta película (una tarde hace haciendo zapping en la tele) alucinaba pepinillos. ¿Era posible que estuviera viendo lo que estaba viendo en una película de 1941? Pues sí. La historia de Pat Garret y Billy the Kid aparece en “The outlaw” como una historia triangular con Doc Holiday por medio, y cuando digo triangular quiero decir triangular. Un triángulo que la aparición espectacular de Jane Russell (que está genial) no consigue romper.

Pat es amigo de Doc, pero cuando Doc conoce a Billy se va con él (“Yeah, I think I will”). Billy solo quiere al caballo de Doc, aunque ha sido Jane Russell, la novia de Doc, la que lo ha cuidado cuando estaba herido. No parece que a Doc le importe mucho que Jane haya ido más lejos de la cuenta en los cuidados. Pat no soporta que Doc sea ahora amigo de Billy y la cosa acaba mal en una escena fuerte, fuerte. Al final parece que empieza otra historia triangular con caballo por medio. Un final feliz para una historia de lo más rara.

La película es rara por todos lados, no solo por el argumento. En los créditos figura como director Howard Hughes, un excéntrico millonario norteamericano propietario de la TWA (el de “El aviador“), aunque parece que la película en realidad la dirigió Howard Hawks (o en colaboración). Tuvo problemas con la censura por el hipnótico escote con el que aparecía Jane Russell en algunas escenas, y esto ya es más que divertido, porque los centímetros de más o de menos en las tomas del escote comparados con el lío que se traían los otros tres resulta casi insignificante, pero parece que los censores el otro lío ni lo vieron.

Hoy he estado investigando a quién se le ocurrio todo esto, quién era el guionista que empaquetó semejante historia en un western. El responsable es Jules Furthman, un valor sólido de Hollywood que trabajó con von Sternberg y Howard Hawks. Con estos créditos vuelvo a pensar lo mismo, ¿es posible que haya visto lo que he visto? Si teneis tiempo veros la película (1h 56m), que he encontrado esta semana en Google video, y a ver que os parece.

Voy a contar una historia que hace tiempo tenía ganas de contar, pero me he ido despistando. Esta semana santa estuvo Luis por aquí (por Barcelona) y nos fuimos a tomar unas cervecitas a la Rambla del Raval, cenamos en La Fragua y estuvimos recordando el tiempo en que yo vivía por allí, en un piso que hacía esquina entre la calle Aurora y la calle San Jerónimo, que ahora ya no existe. Desde la calle San Jerónimo a la calle Cadena lo tiraron todo y ahora es Rambla del Raval. El edificio en que yo vivía ahora es un hotel (lo vaciaron y reconstruyeron) y queda enfrente del bar Aurora, que sigue siendo un buen sitio para ir de after.

Pero bueno, lo que quería contar es la historia del Bar "El Pelayo", que estaba en los bajos, haciendo esquina, y de la pensión "La paloma de Valencia", que tenía su sede en los bajos contiguos, al otro lado de la puerta de entrada. "EL Pelayo", con su castizo nombre, ha sido el bar más alucinante que he conocido. La entrada era como una bodega, con su mostrador y su antigua nevera de madera. Enfrente había unas mesitas bajas, y para sentarse habían unos asientos de Citroen reciclados. El local seguía hacia el fondo, donde ya no se veía muy bien que había por la poca luz, pero durante una buena temporada allí tuvieron una cabra atada que se hacía oir.

El mostrador lo atendía la propietaria, una señora encantadora con el pelo recogido en una cola y aspecto de haber tenido cabras y vacas en algún momento de su vida, y Josefina, un travesti con cuerpo de camionero y un crepado rubio espectacular. Parte de la clientela eran huéspedes de "La paloma de Valencia", tios mayores con pinta de haber llevado una vida muy currada y que se pasaban allí el día. En la puerta de "EL Pelayo" se vendía chocolate (casi) las 24 horas del día y yo, cada vez que entraba o salía de casa, saludaba a los camellos como se saluda a un vecino en la escalera. No solía comprar el chocolate allí, porque no me fiaba mucho, pero un día tuve una urgencia (iba a una fiesta) y le compré todas las barritas que llevaba uno de ellos, y me acuerdo que los demás le decían que me hiciera un descuento y me regalara alguna. Ya me conocían y de repente me vieron como cliente prometedor, jeje.

Cuento estas batallitas como un ejemplo de lo que era el Raval antes. Ahora es diferente, claro, y me sigue gustando. La Fragua la han renovado, en la Rambla hacen tertulia los pakis del barrio y cada vez que voy al Stramonium atravieso los grupos de chicas africanas que están trabajando delante del "Marsella". Cuento las dos fotos, la de antes y la de ahora, pero la de antes la cuento porque ya no existe, y era todo un poema, de verdad.

Esta semana he estado recogiendo información y dándole vueltas al tema de la crisis económica que se nos viene encima, intentando entender algo. A ver si lo ordeno. Ya a principios de marzo leí una estupenda explicación del agujero negro que esta provocando este progresivo colapso gravitatorio del sistema, la crisis de las subprimes en el mercado hipotecario norteamericano (y no solo norteamericano), en el blog de Nacho Giral, Viajando por Internet. La crisis de las subprimes está zarandeado el sistema financiero hasta límites inimaginables, pero es que detrás de esta crisis hay otra, la del progresivo encarecimiento de los alimentos, que ya estamos notando en la tienda y en los datos oficiales del IPC, y que se atribuye a varias causas, desde la sequía a la fabricación de biodiesel o (y aquí enlaza con la otra) al desplazamiento de capitales desde el mercado hipotecario en crisis al mercado de futuros en el sector alimentario. De la especulación con la vivienda a la especulación con la comida. Phillip Blond escribió el 23 de marzo en The Independent un interesante artículo con un título demoledor,"¿El fin del capitalismo tal como lo conocemos?", parafraseando una canción de los REM del mismo título. Bueno, no, la canción de los REM se titula: "It's The End Of The World As We Know It (And I Feel Fine)." O sea, y me parece bien.

En el post de Nacho Giral entendí por fin de que iban las subprime. El tema es que a partir de la explosión de la burbuja de las punto-com en el 2001, la Reserva Federal de Estados Unidos, la Fed, bajo en picado el precio del dinero (hasta solo el 1%) para reactivar la economía. Cuando se baja el precio del dinero cuesta menos pedir un crédito, el dinero corre más y eso tira a la economía hacia arriba, y en aquel momento le hacía falta. Pero cuando los intereses son bajos, los bancos hacen menos negocio, por un lado, y resulta más fácil comprarse una casa, por otro. Si resulta más fácil comprarse una casa la demanda se dispara (en principio) sobre la oferta, y esto hace que suban los precios. Todo el mundo está dispuesto a tener casa nueva, y a pagar algo más porque los intereses que paga por la hipoteca son menores. Y así se va formando poco a poco la burbuja, las casas acaban costando mucho más de lo razonable por la fuerte demanda y porque se empieza a especular sobre esa demanda. El mercado inmobiliario empieza a atraer capitales que consiguen revalorizaciones espectaculares en poco tiempo, pero parte de esa revalorización ya se debe a la atracción que ejerce sobre ese capital especulativo que la alimenta en un grado mayor que la demanda del que solo quiere tener casa nueva. Se forma un loop retroalimentado, una burbuja.

Pero los bancos siguen haciendo poco negocio con intereses tan bajos. Las inmobiliarias se forran, pero los bancos que les prestan el dinero no tanto, y no hay nada que ponga más nerviosa a una empresa que ver que la empresa vecina se forra con sus recursos (que se los digan a las telecos con el negocio de los contenidos en Internet). Así que los bancos deciden sacar tajada de la situación y empezar a dar hipotecas sin las garantías que solían pedir. Si sacan poco beneficio por cada hipoteca, pero empiezan a dar más hipotecas (aunque sea fuera de la zona de seguridad), conseguirán más beneficios, pero además, como son hipotecas de riesgo, pueden cobrar más intereses por ellas. Ahora los bancos empiezan también a sacar tajada.

Lo que pasa es que el éxito inicial de esta nueva estrategia hace que los bancos cada vez presten más y tengan que acabar buscando dinero en otro lado para poder seguir financiando a un numero creciente de clientes, o sea, revender en el mercado esas nuevas hipotecas de más riesgo. No resulta tan fácil convencer al posible comprador de que asuma el riesgo que han asumido ellos, y además hay otro tema, y es que, por las "Normas de Basilea", un banco ha de mantener un capital mínimo en relación con sus activos, ha de mantener una garantía sobre el dinero con el que está negociando. Aquí interviene la ingeniería financiera. Esto lo explica superbien el post de Nacho Giral (que estoy siguiendo).

Para conseguir colocar en el mercado estas hipotecas de riesgo, los bancos las empaquetan (estos paquetes se llaman MBS) con otras hipotecas seguras-seguras o medio seguras, las dividen por "tranches", y se comprometen a respaldar las medio seguras con los beneficios que obtengan de las seguras-seguras, aunque no obtengan nada de las de riesgo. Este compromiso (apostar sobre un trio, aunque las otras dos cartas no valgan nada), permite que esos paquetes agujereados consigan una buena calificación de las agencias de rating, una calificación que tendrán en cuenta los inversores. Pero además, para esquivar las "Normas de Basilea", los bancos crean unas entidades filiales, los conduits, que son fondos sin las obligaciones que tienen los bancos, y que les compran sin problemas esos paquetes (con lo que el banco mantien sus cuentas) para luego revenderlos.

Y aquí es donde se empieza a crear el agujero negro, porque estos paquetes que mezclan intereses altos por las hipotecas de riesgo con la supuesta seguridad de hipotecas sin problemas atrae capitales de todo el mundo. La gravedad, en este caso, es el beneficio. Hasta que la burbuja, alimentada por espectativas de futuro, explota. No espectativas, no beneficio, catacrok. De repente, en lugar de beneficios hay un agujero. ¿Cual es el tamaño del agujero? En noviembre del 2007 se hablaba de 100.000 millones de dólares, en marzo del 2008 la cifra subía a 285.000 dólares, en abril el FMI la ha elevado a 945.000 millones de dólares. No se sabe, y esta inseguridad ha paralizado el mercado interbancario (en donde los bancos se prestan mutuamente dinero) porque nadie está seguro de hasta que punto está pringado el banco de al lado, y no se atreve a dejarle dinero por si acaso. El BCE y la Fed han intentado devolver liquidez al sistema inyectando enormes cantidades de dinero (haciendo lo que los bancos no hacen), pero ese dinero no ha circulado, se mantiene la desconfianza hacia el vecino. Y cuando ese dinero circula en el interbancario es con un interés cada vez más elevado, y eso repercute directamente en el MIBOR, que es el índice sobre el que tenemos las hipotecas la mayoría de los que estamos pagando una casa. El MIBOR no es más que el interbancario a 12 meses. Y así es como las carambolas de los bancos para conseguir más beneficios acaban afectando a mi apretado presupuesto personal.

Los bancos han estado durante años consiguiendo buenos beneficios con todo esto. Mientras les ha ido bien, han ido haciendo faroles a las agencias de rating y han liado la troca hasta que ya nadie sabe lo que tiene. Hace poco leí que había propietarios norteamericanos que habían dejado de pagar la hipoteca pero que seguían viviendo en su casa porque nadie sabía quíen tenía su contrato, okupas en su propia casa. Pero cuando ha ido mal, el gobiern
o británico ha nacionalizado Northern Rock (o sea, ha cargado las pérdidas a los contribuyentes británicos) y la Fed ha intervenido para que JPMorgan comprara Bear Stearns a precio de saldo y evitar un crack con efecto dominó. El liberalismo, dejar que el mercado se autoregule y que el que se equivoque lo pague, se la envaina cuando vienen mal dadas y tira del Estado, pero el Estado no ha visto los beneficios de cuando las cosas iban bien. Esto es jugar con dos barajas. ¿The end of capitalism as we know it?

Hace un rato he leido en menéame una noticia con un titular espectacular: “Lo que viene: Internet 10.000 veces más rápido” (carajo!!!), y que comenta una noticia del Times Online sobre The Grid, un proyecto ya operativo del CERN que se ha venido desarrollando en paralelo a la construcción del Large Hadron Collider (LHC), el acelerador y colisionador de partículas que el CERN ha construido cerca de Ginebra (un tunel subterráneo de 27 kilómetros de circunferencia, el mayor del mundo) para encontrar, entre otras cosas, el escurridizo bosón de Higgs.

Pero bueno, resulta que la información que va a proporcionar el LHC (y que tendrá que ser analizada por diferentes equipos de científicos en diferentes lugares) se prevee que sea de 15 petabytes de datos cada año (15 millones de gigabytes). Poner esto en la Internet actual podría suponer su colapso, y para evitar esto se ha creado The Grid, una red on-top conectada por fibra optica, con sus propios protocolos y su propio software, que enlaza (de momento) los centros de investigación adheridos al proyecto. También han desarrollado un programa que visualiza las conexiones, pongo aquí unas tomas.

La idea que está detrás del proyecto la explican en este artículo de physorg.com:Grid computing has been a target for IT developers and scientists for more than five years. It allows scientists to access computer power and data from around the world seamlessly, without needing to know where the computers are. Analysis for particle physics can also be done on conventional supercomputers, but these are expensive and in high demand. Grid computing, in contrast, is constructed from thousands of cheap units that can be increased to meet users’ needs. Like the web before it, the Grid has the potential to impact on everyone’s computing.

La idea del grid computing no es nueva, se está utilizando desde hace tiempo en el proyecto SETI@home (entre otros), pero lo que hace espectacular la propuesta de The Grid es que, creada para solucionar los problemas de la distribución de información que produzca el LHC, la plantean como una alternativa al futuro de Internet, otro concepto (en principio, respaldado por la UE). Lo explican así en el Times Online:

The latest spin-off from Cern, the particle physics centre that created the web, the grid could also provide the kind of power needed to transmit holographic images; allow instant online gaming with hundreds of thousands of players; and offer high-definition video telephony for the price of a local call. David Britton, professor of physics at Glasgow University and a leading figure in the grid project, believes grid technologies could “revolutionise” society. “With this kind of computing power, future generations will have the ability to collaborate and communicate in ways older people like me cannot even imagine,” he said.

The Grid utiliza su propio sistema operativo, Middleware, un sistema operativo on-line que distribuye tareas y recursos y que, además, es open source. Lo explican en gridpp:

The Grid is built on the same Internet infrastructure as the web, but uses different tools. Middleware is one of these tools. In a stand alone computer the resources allocated to each job are managed by the operating system e.g. Windows, Linux, Unix, Mac OS X. Middleware is like the operating system of a Grid, allowing users to access resources without searching for them manually. GridPP has developed middleware for the Grid, in collaboration with other international projects. Due to GridPP’s  open source policy, the middleware can evolve and be improved by the people who use it.

Acting as the gatekeeper and matchmaker for the Grid, middleware monitors the Grid, decides where to send computing jobs, manages users, data and storage. It will check the identity of the user through the use of digital certificates. A digital certificate is a file stored securely on a users computer which allows the Grid to correctly identify a user. The certificates are given to a user by the Certification Authority, with numerous steps to ensure the person applying is who they say they are. The middleware automatically extracts the users’ identity from their digital certificate and uses this to log them in. This means users don’t have to remember user names and passwords to log onto the Grid, they’re automatically logged on using their Grid certificate. After this seamless identification process the middleware will find the most convenient and efficient places for the job to be run and organise efficient access to the relevant scientific data. It deals with authentication to the different sites being used, runs the jobs, keeps track of progress, lets the user know when the work is complete and transfers the result back. So for scientists the Grid will enable them to treat the distributed resources as one integrated computer system, with one single log on, and the middleware will handle all the negotiations, the submission of jobs and the collation of the results.

Después de leer todo esto, la impresión que tengo es que el CERN nos vuelve a proporcionar otra manera de escalar Internet. Es curioso porque todo el proceso repite casi paso por paso la historia de la creación de Internet y su despegue con la WWW. Diversas instituciones académicas conectadas en principio con el TCP/IP (diseñado para conseguir el mínimo común denominador de todas ellas) hasta que Tim Berners-Lee creó la WWW en el CERN precisamente. Pero lo que propone la filosofía del Grid le da un poco la vuelta a como está diseñada la Internet actual: en lugar de partir de servidores o pcs conectados para formar una red, parte de la red que ya existe para proporcionar servicios a los servidores o pcs conectados. Esto puede acabar conviertiendo el pc en una terminal conectada, con tus datos siendo procesados en Singapur, Bratislava o Toronto (por ejemplo). Aquí hay un flash en donde explican la idea.

Hace unos dias lei que Ray Davies estaba pensando en volver a reunir a los Kinks para un nuevo álbum. No es que me entusiasme la idea, no soy muy fan de estas resurrecciones, pero a cuento de esto hoy me he vuelto a acordar de una de sus mejores canciones, Lola, la historia de un ligue entre un travesti y un niñato en un pub del Soho. Y esto en 1970, en pleno swinging London.

Es una canción que he tarareado toda mi vida. La he cantado solo en la ducha o con cualquiera que la conociese en la barra de un bar. Recuerdo una tarde gloriosa en que la cantamos a grito pelado con Lasso en las montañas de Colorado. Y es que la letra no tiene desperdicio, la pongo después del video. Lo mejor del video es la sonrisita que se le escapa a Ray Davies todo el rato.

I met her in a club down in old soho
Where you drink champagne and it tastes just like cherry-cola [lp version:
Coca-cola]
C-o-l-a cola
She walked up to me and she asked me to dance
I asked her her name and in a dark brown voice she said lola
L-o-l-a lola lo-lo-lo-lo lola

Well Im not the worlds most physical guy
But when she squeezed me tight she nearly broke my spine
Oh my lola lo-lo-lo-lo lola
Well Im not dumb but I cant understand
Why she walked like a woman and talked like a man
Oh my lola lo-lo-lo-lo lola lo-lo-lo-lo lola

Well we drank champagne and danced all night
Under electric candlelight
She picked me up and sat me on her knee
And said dear boy wont you come home with me
Well Im not the worlds most passionate guy
But when I looked in her eyes well I almost fell for my lola
Lo-lo-lo-lo lola lo-lo-lo-lo lola
Lola lo-lo-lo-lo lola lo-lo-lo-lo lola

I pushed her away
I walked to the door
I fell to the floor
I got down on my knees
Then I looked at her and she at me

Well thats the way that I want it to stay
And I always want it to be that way for my lola
Lo-lo-lo-lo lola
Girls will be boys and boys will be girls
Its a mixed up muddled up shook up world except for lola
Lo-lo-lo-lo lola

Well I left home just a week before
And Id never ever kissed a woman before
But lola smiled and took me by the hand
And said dear boy Im gonna make you a man

Well Im not the worlds most masculine man
But I know what I am and Im glad Im a man
And so is lola
Lo-lo-lo-lo lola lo-lo-lo-lo lola
Lola lo-lo-lo-lo lola lo-lo-lo-lo lola

“But there’s something I have to say before you begin
You’ll have to be gone before my man Billy Dilly comes in,
Mr. Stagger Lee”
“I’ll stay here till Billy comes in, till time comes to pass
And furthermore I’ll fuck Billy in his motherfucking ass”
Said Stagger Lee
“I’m a bad motherfucker, don’t you know
And I’ll crawl over fifty good pussies just to get one fat boy’s asshole”
Said Stagger Lee
Just then Billy Dilly rolls in and he says, “You must be
That bad motherfucker called Stagger Lee”
Stagger Lee
“Yeah, I’m Stagger Lee and you better get down on your knees
And suck my dick, because If you don’t you’re gonna be dead”
Said Stagger Lee
Billy dropped down and slobbered on his head
And Stag filled him full of lead
Oh yeah.

Hoy he leido en Barrapunto que los investigadores del MIT Research Lab (Personal Robots Group) han presentado Nexi, un robot MDS, “Mobile, Dexterous and Social” (o sea, móvil, diestro y social). Lo interesante de esta triple calificación es que, hasta ahora, la carácterística principal del robot más famoso, Asimo, ha sido la movilidad: la capacidad de correr, subir las escaleras o seguir un ritmo. Éstas son las “proezas” que Asimo ejecuta en las diversas presentaciones que ha hecho, como ésta en Las Vegas en enero del 2007.

Sin embargo, la característica más destacable de Nexi es el punto social, la última S. Nexi intenta ser un robot emocional capaz, en principio, de expresar y aprender de las emociones y de interactuar a través de ellas con los humanos. Su “cara” tiene cejas, pestañas y toda una gama de recursos para dotarlo de expresividad. Mientras el los videos de promoción de Asimo destacan la movilidad, el de Nexi destaca esa capacidad de transmitir emociones, aunque sea un poco a la manera de la animación manga.

Asimo se llama Asimo por Asimov, claro, y hace poco leí por algún lado la diferente actitud de Asimov y Arthur C. Clarke sobre la robótica y, en general la IA. Mientras el primero apostó por ello y promulgó las leyes de la robótica (que han sido introducidas en la legislación de Corea del Sur!!!), el segundo era algo más reticente, y lo monstró con la conducta del Hal en 2001.

Los robots están llegando, ya están aquí. Si los hacemos capaces de expresar, entender e interactuar con las emociones los estamos acercando a lo más esencial de nuestro código humano. Con ello podemos conseguir que compartan nuestra eficacia y nuestras pasiones (aunque para esto todavía falta). Es una apuesta fuerte. El tema es apasionante.

Esta es la traducción de Gia Fu Feng.

Give up learning, and put an end to your troubles.
Is there a difference between yes and no?
Is there a difference between good and evil?
Must I fear what others fear? What nonsense!
Other people are contented, enjoying the sacrificial feast of the ox.
In spring some go to the park, and climb the terrace,
But I alone am drifting, not knowing where I am.
Like a newborn babe before it learns to smile,
I am alone, without a place to go.
Others have more than they need, but I alone have nothing.
I am a fool. Oh, yes! I am confused.
Others are clear and bright,
But I alone am dim and weak.
Others are sharp and clever,
But I alone am dull and stupid.
Oh, I drift like the waves of the sea,
Without direction, like the restless wind.
Everyone else is busy,
But I alone am aimless and depressed.
I am different.
I am nourished by the great mother.