Acabo de firmar en la nueva campaña contra el canon digital que está promoviendo todoscontraelcanon.es. Hace unas semanas ya lo hice en la recogida de firmas anterior, “Tu firma cuenta”, y he visto que se han recogido 1.380.000 firmas, no está mal. Ahora lo que proponen es un envío masivo de correos a todos los diputados del Congreso porque el jueves que viene se vuelve a votar este tema, después de que el Senado aprobara una enmienda al proyecto de ley de la LISI, a iniciativa del grupo Entesa Catalana de Progrés (el grupo del tripartito catalán en el Senado, es decir PSC incluido) para suprimir, en el plazo de un año, el canon digital de la Ley de Propiedad Intelectual. Lo curioso del caso es que el PP votó a favor de la enmienda, después dijeron que se habían equivocado y después dijeron que no. Bueno…
xxxx

Pues eso que el próximo jueves se vuelve a votar sobre el canon de la $GAE en el Congreso, y creo que es bueno (historias políticas aparte) volver a dar un empujón. El no al canon digital es también ahora mismo la idea más votada en la web que ha abierto el PSOE (“La mirada positiva“) para recoger iniciativas ciudadanas de cara a las próximas elecciones y que, de momento, no ha recibido respuesta. Son los “riesgos” de abrirse a la participación ciudadana y las ventajas que da Internet para colocar el tema en un lugar bien visible. Por cierto, Teddy Bautista, el presidente de la $GAE, está de los nervios con este nuevo giro del trámite parlamentario, y el viernes pasado hizo unas pintorescas declaraciones a El País en las que amenazaba al gobierno con recursos en Luxenburgo y consecuencias electorales. La entrevista tenía varias perlas (gordas) pero el último párrafo era definitivo:

“Me parece muy bien que salgan unos radicales en las asociaciones de internautas y digan que quieren cultura libre. Pero antes hay que solucionar unos problemas menores como vivienda libre, alimentación libre… Y si la Entesa o el Gobierno apuestan por ese modelo, que vayan preparando una nómina en la que, además de los médicos y maestros de la sanidad y la escuela pública, estén los artistas de la cultura pública”.

Los radicales supongo que son ese millón y pico de firmas (que sí pueden tener consecuencias electorales), pero lo definitivo es la alternativa que propone: artistas funcionarios, y problema resuelto. En realidad es esta idea del artista funcionario la que está defendiendo la $GAE, queda bien clarito, y nunca ha salido nada bueno de la cultura funcionarizada. Pero lo que ya es muy grande es la fotografía que acompaña la entrevista: una imagen de el señor presidente con el fondo de la discreta escalera de bruñidos barandales que debe subir cada mañana para llegar a su despacho. La pongo porque una imagen vale más que mil palabras.