Archivos para el mes de: diciembre, 2007

a través de danihagen he encontrado este video de Oriol Benedet, y me ha gustado lo que hace, así que lo pongo aquí. A Oriol lo conocí hace años, y entonces no se dedicaba a esto (jeje), me ha hecho gracia volverlo a ver dándole a las teclas.

Hoy, buscando Delacrew en Google, he encontrado este video de la actuación en Leclub de Valencia en marzo de este año. Ya tenía ganas de poner un video con un directo suyo, así que aquí va.

Hoy he estado leyendo un post muy interesante de Pere Estupinyà en el blog que tiene en La Comunidad de El País, "Apuntes científicos desde el MIT". He escrito un comentario sobre lo que se planteaba en el post (una entrevista con Ed Boylen) y en los otros comentarios, pero a la hora de enviarlo no he podido hacerlo porque resulta que solo admite usuarios registrados. Como ya lo tengo escrito, en lugar de lanzarlo a la papelera lo voy a poner aquí.

Pongo algunos fragmentos del post de Estupinyà y del blog de Ed Boylen para que sirvan un poco de contexto, pero lo mejor es ir al post original.

"El cambio de paradigma es el siguiente: De momento vamos al médico cuando estamos enfermos, para que nos devuelva a nuestro estado “normal”. Dentro de un tiempo no nos conformaremos con eso. El concepto de “normalidad” quedará obsoleto, y a pesar de estar sanos acudiremos a que mejore nuestro cuerpo y nuestra mente."

"Las ideas alrededor de la mejora humana artificial no son nuevas en absoluto. Llevamos muchísimo tiempo utilizando herramientas que alteran nuestro cuerpo, cambian nuestra mente, y redefinen nuestra identidad. Por otro lado cineastas y escritores se han encargado de imaginar cómo la tecnología puede hibridarse con nuestro organismo. Quizás lo nuevo es que una institución científica de reconocido prestigio como el MIT haya creado un centro llamado “Center for Human Augmentation”, organice un evento titulado “h2.o; Bienvenidos a la nueva ciencia de la adaptación humana ”, y sus investigadores reconozcan abiertamente poseer una nueva categoría de herramientas que cambiará nuestros cuerpos, mentes e identidad a una velocidad nunca antes contemplada. La revolución ha empezado. La era del Human 2.0 se aproxima."

"It's arguably time for a discipline to emerge around the idea of human augmentation. At the MIT Media Lab, we are beginning to search for principles that govern the use of technology to augment human abilities–that make the idea of normal obsolete. As a codirector of the Center for Human Augmentation, I lead a lab, the Neuroengineering and Neuromedia Lab, that is developing devices that will hopefully eventually allow us to enhance memory, creativity, and happiness in humans."

"One argument in favor of going for optimality, and forgetting about normal, is that it's becoming harder and harder to know what is normal. For example, it's been demonstrated that two-thirds of all people have at least one copy of a DNA sequence that makes them more likely to become depressed after a stressful life event. The rest of all people, a minority of one-third, are more resilient to stress than the other two-thirds are. Thus, it could be argued that becoming depressed in response to stress is the normal state. As a neuroengineer, I think it's easier just to develop neurotechnologies that will enable us to make people as happy and intelligent as possible, and perhaps to even go farther: taking on the questions that philosophy struggles with, such as how to find meaning in one's life. (More on that last point in a future post.)
What is a problem, and what is a feature of the human condition? They are not necessarily distinct. But that doesn't mean we shouldn't continue to find better ways to make life better. In that way, we'll hopefully move, in the century to come, from "Do no harm" to "Do good."

Bueno, aquí pongo el comentario desplazado:

El tema es apasionante. Pongo aquí unas cuantas ideas según me han ido viniendo a la cabeza:

– no creo que haya que tenerle miedo a la tecnología, el uso de la tenología nos define como especie desde la prehistoria, desde la piedra tallada. A uno de los primeros que le oí hablar de un futuro evolutivo con capacidades humanas expandidas artificialmente es a Eudald Carbonell, uno de los directores de las excavaciones de Atapuerca.

– veo difícil fijar límites teóricos a priori, aunque puede haberlos sociales o legislativos (quizá provisionales), y en este caso las investigaciones siempre tienen la cobertura que subraya Ed Boyden al principio de la entrevista: devolver la normalidad al que la ha perdido. Pero una vez que se tiene el knowhow, creo que el paso siguiente no tardará en llegar. No creo que la solución a los problemas éticos implicados se pueda resolver fijando límites al progreso tecnológico, sino trabajando en paralelo (como de hecho ya ocurre).

– estoy de acuerdo con Ramanujan (buen nick), uno de los temas interesantes para decidir cuando se sigue siendo humano o cuando cyborg (por ejemplo) es entender que la naturaleza humana no es algo prefijado y ya dado sino un proceso complejo en evolución. Hace poco Gregory Cochran, codirector de un proyecto de la Universidad de Utah que ha encontrado un ritmo evolutivo frenético en los últimos miles de años en los humanos, resumía los resultados con una frase espectacular: "Los mutantes hemos desplazado a los humanos". Creo que la realidad es, aunque le quite un poco de brillo a la frase, que los humanos somos mutantes, y desde este punto de vista una extensión artificial de capacidades no resulta tan sorprendente.

– uno de los objetivos que se plantean en las proyecciones sobre IA en las que trabaja Kurzweil (o Ben Goertzel) es la posibilidad de una IA "virtuosa" que colaborara a superar problemas que los humanos arrastramos desde siglos. Quizá un poco utópico, pero es una posibilidad. El aumento tecnológico de las capacidades humanas de que habla Ed Boyden se podría inscribir también (y extender) a una tecnología "virtuosa" que realice ese aumento por lo mejor que tenemos, y no por lo peor.

– de todas maneras los riesgos están allí, pero no creo que sean mayores que los riesgos que ya ha superado la especie humana en su historia. El tema fundamental está en lo que dice jaumeeg: "Esperemos ser suficientemente inteligentes, no para crear esta tecnología, sino para saber aplicarla". La cuestión es que no lo sabremos hasta que lo hagamos.

Acabo de firmar en la nueva campaña contra el canon digital que está promoviendo todoscontraelcanon.es. Hace unas semanas ya lo hice en la recogida de firmas anterior, “Tu firma cuenta”, y he visto que se han recogido 1.380.000 firmas, no está mal. Ahora lo que proponen es un envío masivo de correos a todos los diputados del Congreso porque el jueves que viene se vuelve a votar este tema, después de que el Senado aprobara una enmienda al proyecto de ley de la LISI, a iniciativa del grupo Entesa Catalana de Progrés (el grupo del tripartito catalán en el Senado, es decir PSC incluido) para suprimir, en el plazo de un año, el canon digital de la Ley de Propiedad Intelectual. Lo curioso del caso es que el PP votó a favor de la enmienda, después dijeron que se habían equivocado y después dijeron que no. Bueno…
xxxx

Pues eso que el próximo jueves se vuelve a votar sobre el canon de la $GAE en el Congreso, y creo que es bueno (historias políticas aparte) volver a dar un empujón. El no al canon digital es también ahora mismo la idea más votada en la web que ha abierto el PSOE (“La mirada positiva“) para recoger iniciativas ciudadanas de cara a las próximas elecciones y que, de momento, no ha recibido respuesta. Son los “riesgos” de abrirse a la participación ciudadana y las ventajas que da Internet para colocar el tema en un lugar bien visible. Por cierto, Teddy Bautista, el presidente de la $GAE, está de los nervios con este nuevo giro del trámite parlamentario, y el viernes pasado hizo unas pintorescas declaraciones a El País en las que amenazaba al gobierno con recursos en Luxenburgo y consecuencias electorales. La entrevista tenía varias perlas (gordas) pero el último párrafo era definitivo:

“Me parece muy bien que salgan unos radicales en las asociaciones de internautas y digan que quieren cultura libre. Pero antes hay que solucionar unos problemas menores como vivienda libre, alimentación libre… Y si la Entesa o el Gobierno apuestan por ese modelo, que vayan preparando una nómina en la que, además de los médicos y maestros de la sanidad y la escuela pública, estén los artistas de la cultura pública”.

Los radicales supongo que son ese millón y pico de firmas (que sí pueden tener consecuencias electorales), pero lo definitivo es la alternativa que propone: artistas funcionarios, y problema resuelto. En realidad es esta idea del artista funcionario la que está defendiendo la $GAE, queda bien clarito, y nunca ha salido nada bueno de la cultura funcionarizada. Pero lo que ya es muy grande es la fotografía que acompaña la entrevista: una imagen de el señor presidente con el fondo de la discreta escalera de bruñidos barandales que debe subir cada mañana para llegar a su despacho. La pongo porque una imagen vale más que mil palabras.

Esta mañana he tropezado, de rebote, con una web curiosa, “Tales of old Shanghai“, y llevo todo el día siguiendo pistas chinas. Un festival. Ya lo he dicho alguna otra vez, pero para mi el Shanghai de los años 20 y 30 es una ciudad mítica a partir de las historias que contaba Gia Fu Feng (por cierto, el artículo de la wikipedia en el que colaboré cuando empezaba se ha convertido en una estupenda biografía), igual que el Buenos Aires de los años 40 a partir de las historias que explicaba mi padre, que era marino y tocaba puerto por allí a menudo. Ciudades míticas/mitologías personales.

De las historias de Gia Fu sobre Shanghai me acuerdo sobre todo de una anécdota: su padre, que era banquero, siempre viajaba en el coche al lado del chófer, como si fuera el guardaespaldas, y el guardaespaldas viajaba en el asiento de atrás, como si fuera el banquero. Esta anécdota me dió en su momento una imagen del ambientillo en la ciudad, y en esta web de historias del viejo Shanghai hay un montón de información que lo confirma. Por cierto, también he encontrado información sobre las actividades comerciales del padre de Gia Fu que, además de ser uno de los fundadores del Banco de China, tenía una empresa de fabricación de harina de trigo, “Fu Feng Mills” (con maquinaria comprada en Milwaukee), con la que competía ventajosamente (y estaba en relación con) las importaciones norteamericanas. Quizá uno de los motivos por los que envió a estudiar a Gia Fu a Estados Unidos.

Es curioso, porque entre toda esta información sobre los orígenes y el desarrollo de Shanghai, hay un tema que siempre reaparece. el cruce de influencias locales y extranjeras. La influencia extranjera en China, desde los jesuitas a la guerra del opio, no dan la impresión de que hayan afectado mucho a un país que ha mantenido su propia cultura desde hace milenios, pero el caso de Shanghai es un poco diferente. En un artículo de enero de 1935 de la revista “Fortune” (que aparece en “Tales of old Shanghai”) se explica el crecimiento del núcleo original de la ciudad (75.000 habitantes en 1843) por dos factores interrelacionados: el permiso para el establecimiento de una colonia de comerciantes extranjeros (con sus propias medidas de seguridad), como consecuencia de la derrota en la guerra del opio y del tratado de Nanjing, y la revuelta de los Taiping, que duró catorce años (1850-1864), conquistó Nanjing, puso en jaque a la dinastía manchú de los Qing y provocó un aluvión de refugiados hacia Shanghai, que estaba defendido por tropas extranjeras. Y la ciudad creció.

Bueno, igual en esta versión habría que descontar el punto de vista occidental, y consultar historiadores chinos (difícil por el idioma), pero hay otro dato en donde reaparece el cruce de influencias: el líder de la rebelión de los Taiping, Hong Xiuquan, era un converso al cristianismo que se creía hermano menor de Cristo (por sus visiones) y que aspiraba a crear un reino teocrático de hermandad entre los hombres que incluía la socialización de la tierra y la supresión del comercio privado. Es curioso, porque esta primera revolución de influencia occidental fue recuperada históricamente cuando triunfó la segunda revolución de influencia occidental, la revolución comunista.

Pero bueno, voy a volver sobre el Shanghai de los años 30. En “Tales of old Shanghai” hay un fragmento del libro que escribieron W.H.Auden y Christopher Isherwood, de su visita a Shanghai en 1939, ya bajo control de los japoneses, “Journey to a war”, que explica muy bien el ambiente que encontraron:

Nevertheless the tired or lustful business man will find here everything to gratify his desires. You can buy an electric razor, or a French dinner, or a well-cut suit. You can dance at the Tower Restaurant on the roof of the Cathay Hotel, and gossip with Freddy Kaufmann, its charming manager, about the European aristocracy or pre-Hitler Berlin. You can attend race-meetings, baseball games, football matches. You can see the latest American films. If you want girls, or boys, you can have them, at all prices, in the bath-houses and the brothels. If you want opium you can smoke it in the best company, served on a tray, like afternoon tea. Good wine is difficult to obtain in this climate, but there is enough whisky and gin to float a fleet of battleships. The jeweller and the antique-dealer await your orders, and their charges will make you imagine yourself back on Fifth Avenue or in Bond Street. Finally, if you ever repent, there are churches and chapels of all denominations.

Dolce vita, incluso bajo la ocupación japonesa (aunque ya no duró mucho). Me ha hecho gracia este viaje de Auden e Isherwood a China, que no conocía (leí la autobiografía de Isherwood, pero solo llega a 1938), porque a principios de los 80 Stephen Spender (un amigo de ambos) y David Hockney hicieron también un viaje a China, entonces completamente comunista, y escribieron un libro sobre el viaje, “China Diary”, que tiene, además de muchas anécdotas, unas cuantas acuarelas geniales de Hockney sobre temas chinos.

Pero bueno (hoy es que me disparo con cualquier cosa), otro de los testimonios interesantes que he encontrado en “Tales of old Shanghai” es el de John Gunther, un periodista norteamericano que escribió “Inside Asia” en 1939, y en donde habla del racismo de los Shanghighlanders, los europeos instalados en Shanghai:

In Shanghai one finds most flamboyantly and conspicuously the westerner who hates the Chinese. He has done the Chinese an injury, that is, sucked wealth out of him; for this he cannot forgive China. In a Shanghai park was the famous sign, NO DOGS OR CHINESE ALLOWED. Some years ago an American newspaper man entertained no less a Chinese than H. H. Kung (now the prime minister!) in his office. The landlord would not allow Dr. Kung to enter the elevator reserved for whites; the American newspaper man protested; as a result the paper moved. Quite recently a British diplomat, a polo player, got into serious social difficulties because he invited a Chinese (the mayor of Shanghai!), to witness a polo match on the club grounds. With my own ears I have heard a high consular officer say to his secretary, in the presence of a well-dressed young Chinese, “Throw that damned Chink out.” Many rich foreigners in Shanghai hope that the Japanese will win the war, not the Chinese.

Ya acabo, ya acabo!, hay muchos otros temas interesantes que he leído en “Tales of old Shanghai”: el poder de la mafia china (las tríadas) en connivencia con los europeos y el gobierno nacionalista, la llegada masiva de refugiados rusos después de la revolución de octubre y su impacto en el mercado de la prostitución, la llegada posterior de refugiados judíos. Shanghai, puerto de llegada. Pues acabo con un dibujo de Sapajou, un dibujante ruso, ex-oficial del ejercito blanco, que publicaba en los periódicos de Shanghai de aquella época.

3

visto y no visto – al paso
intermitente sucesión iluminada
crónica – trayecto de un móvil
desde otro punto acelerado
mínima – cruce en un túnel
memoria confusa de unas caras
un momento de luz – y luego nada

vaivén contínuo – de las notas más altas
al ruido – difícil precisar un recorrido
avanzar sin dar la espalda – las grietas
cartografía maltrecha de un camino
avaricia de plomo y desdén del oro
y perseguir reflejos en los vidrios
un momento de luz – y luego otro

Hoy Fernando me ha enviado el enlace a la web de Daniel Cuberta, con el que trabajó en el montaje de “El príncipe tirano” que hizo el CAT el año pasado. El primer video que aparece en la portada de su web me ha dado un buen toque, no lo explico porque es mejor verlo, pero lo que me ha gustado es que es sencillo, contundente, y mezcla superbién las palabras y la imagen. Un estilo depurado. Voy a poner otro del mismo estilo que está en YouTube, “Yo nunca caigo”. En éste tienen más peso las palabras (que son tela) que las imágenes, pero el peso de las palabras no agujerea las imágenes (muy bueno, Fernando).

En el capítulo 7 Hawking explica paso a paso el camino en el que acabaron convergiendo la Teoria General de la Relatividad y la mecánica cuántica. Toda la investigación que venía realizando con Penrose sobre la posibilidad de las singularidades (puntuales como los agujeros negros o inicial como en Big Bang), se había basando hasta entonces fundamentalmente en la relatividad general. Estas singularidades se crearían a partir de la misma atracción gravitacional (Newton) que forma las estrellas a partir de polvo de materia (el imán universal) y de la constante de la velocidad de la luz que introdujo Einstein. Pongo aquí un video que visualiza bastante bien la formación de un agujero negro (y explica algunas cosas de Hawking).

La gravedad hace que la materia se atraiga entre si. El gas y el polvo estelar se concentran y forman una estrella. La contracción de una determinada cantidad de materia sobre un espacio cada vez más reducido que sigue generando la propia gravedad provoca la colisión entre si de los atómos, que se recombinan originando calor. El gas aumenta su presión, y esta presión hacia afuera se contrapone al efecto de la gravedad hacia dentro con lo que la estrella se equilibra. Mientras sigue quemando combustible estas dos fuerzas mantienen la estrella en su estado de estrella, que es lo que vemos en el cielo (en realidad, un momento de un proceso).

A medida que la estrella va perdiendo combustible su volumen se va reduciendo, y entonces entra en acción otro proceso que consigue seguir manteniendo equilibrada la estrella. En este espacio, todavía más reducido, las particulas de materia están mucho más próximas y (según el principio de exclusión de Pauli), deben tener velocidades diferentes. Velocidades diferentes supone velocidades mayores frente a menores, mayor movimiento. Este movimiento a diferentes velocidades las aleja entre si y crea una acción de repulsión que equilibra otra vez la atraccion gravitatoria.

Pero existe un límite máximo para cualquier velocidad proporcionada por el principio de exclusión: la constante de la velocidad de la luz. Nada puede viajar más rápido que la luz, y esto supone un límite para la capacidad de repulsión que no existe para la capacidad de atracción de la gravedad. La gravedad aumenta con la densidad, así que a un cierto nivel de densidad la atracción superará a la repulsión y la estrella seguirá menguando. Este nivel de densidad depende de la masa inicial de la estrella que se ha ido contrayendo. La masa inicial de una estrella es determinante para saber si logrará conservar un estado final de equilibrio (aunque reducida) o sucumbirá a su propia gravedad como agujero negro (límite de Chandrasekhar).

Un agujero negro es negro porque la luz no puede escapar a la atracción gravitatoria. En principio nada puede escapar de un agujero negro, ni luz ni materia ni energia, es como un potente aspirador de dirección única oculto en algún lugar del universo y cuya presencia solo se delata por la propia atracción que ejerce en torno suyo, modificando la regularidad de las órbitas. Hawking explica en primera persona como empezó a estudiar el posible comportamiento de los agujeros negros. Partió de la hipótesis de que el horizonte de eventos del agujero negro, su límite, solo podía mantenerse igual o aumentar, pero nunca reducirse. El límite del agujero aumentaría a partir de la materia o de la radiación que el agujero negro fuera digiriendo, como una pitón despues de un almuerzo. Este planteamiento parecía coincidir con un comportamiento similar de la entropía tal como está planteado en la segunda ley de la termodinámica. Según ésta, el grado de desorden de un sistema aislado, su entropía, tiene tendencia a aumentar con el tiempo. Entropía y agujeros negros aumentarían a la par.

Sin embargo el hecho de que los agujeros negros sean singularidades que no emiten ni luz ni información propia lleva a pensar que cualquier cantidad de materia que puedan atrapar, con su consiguiente cantidad de entropía, desaparecen de hecho del horizonte de cualquier observador, dejan de jugar en esta parte del tablero, con lo cual la entropía que fuese absorvida por un agujero negro supondría de hecho una reducción de la cantidad total de entropia fuera del agujero negro. Da igual que esté o no esté porque se ha perdido la comunicación y porque en una singularidad también se pierde la seguridad de las leyes físicas. En el conjunto del universo (a este lado del tablero, que es donde jugamos) esto supondría una reducción de la entropía. Pero esta reducción global de la entropía contradice la segunda ley, y esto planteaba un problema que hacia necesario recuperar la comunicación de alguna manera para seguir la pista de la entropía digerida y poder comprobar si la segunda ley de la termodinámica estaba o no en cuestión.

Una posibilidad, otra vez indirecta, era calcular la entropía de un agujero negro a partir del área de su horizonte de eventos, de su límite (Bekenstein). Este cálculo permitiría restablecer un total para la entropía del universo y mantener la segunda ley de la termodinámica. Pero aceptar una medida de la entropía de un agujero negro supone también aceptar que tiene temperatura (se trata de termodinámica) y todo cuerpo con temperatura emite radiación. Otra vez la misma definición de un agujero negro era contradictoria con la posibilidad de que emitiera nada, tampoco radiación, luego el área tampoco servía para calcular su entropía. Y en este momento de la investigación es cuando empieza a tener un papel determinante la mecánica cuántica. Hawking lo explica así:

In September 1973, while I was visiting Moscow, I discussed black holes with two leading Soviet experts, Yakov Zeldovich and Alexander Starobinsky. They convinced me that, according to the quantum mechanical uncertainty principle, rotating black holes should create and emit particles. I believed their arguments on physical grounds, but I did not like the mathematical way in which they calculated the emission. I therefore set about devising a better mathematical treatment, which I described at an informal seminar in Oxford at the end of November 1973. At that time I had not done the calculations to find out how much would actually be emitted. I was expecting to discover just the radiation that Zeldovich and Starobinsky had predicted from rotating black holes. However, when I did the calculation, I found, to my surprise and annoyance, that even non-rotating black holes should apparently create and emit particles at a steady rate.(..) How is it possible that a black hole appears to emit particles when we know that nothing can escape from within its event horizon? The answer, quantum theory tells us, is that the particles do not come from within the black hole, but from the “empty” space just outside the black hole’s event horizon!

Bueno, lo dejo aquí porque esto es un poco agotador. La verdad es que irlo escribiendo me sirve para irlo entendiendo (o eso creo). El tema es apasionante, y Hawking tiene el cuidado de ir proporcionando todos los datos necesarios para seguir la historia que quiere contar. Realmente, no solo es un buen físico, también es un buen escritor.

Steffi!!!! ha colgado hoy en Indymedia.Estrecho dos fotografías de la rueda de prensa de la gente de Casas Viejas en el Pumarejo el miércoles pasado, y las voy a poner aquí por dos cosas: primero para ayudar a darles publicidad, y después porque, en este caso, una imagen vale más que mil palabras. Los media han ido creando una imagen de los CSOA y la okupación que no encaja para nada con estas imágenes. Nadie diría que estas señoras que están sentadas detrás del portavoz (es una pena que haya tendido que reducir el tamaño y no se vea muy bien, pero hay una foto más grande aquí) estén defendiendo un centro social okupado, pero lo están haciendo. Creo que en los últimos años se ha dado un proceso voluntario de integrar la okupación en la vida de los barrios, es lo que ocurrió en Barcelona con Las mil viviendas y un sector de los vecinos de la Barceloneta, y creo que esa convergencia pone todavía más nerviosos a los poderes públicos y acelera el interés en los desalojos. Las fotos son éstas.

Igual que la base social de la okupación se va ampliando (y ampliar es añadir, no restar), también los desalojos encuentran más eco y aparecen más opiniones en contra. La novedad es que estas opiniones no son solo marginales, ha habido una carta al director de Diario de Sevilla de varios miembros del departamento de Geografía de la US (uno de los encerrados, Ibán Díaz, es profesor allí), y ayer salía en El País un artículo de opinión de Carlos Taibo que acaba así:

“Hay que preguntarse por fuerza quién aporta más al acervo de todos: si el especulador de turno o el joven que decide dejarse la piel por construir, junto con otros muchos, un mundo asentado en valores diferentes”.

Llevo varios días leyendo las noticias del desalojo de CSOA “Casas Viejas” de Sevilla (las noticias están en Estrecho.Indymedia.org). El centro llevaba 5 años activo en el barrio de la Alameda, cerca de la plaza del Pumarejo, el barrio donde recalo cuando voy por Sevilla (allí vive Fernando), y el pasado mes de abril el juez ordenó el deshaucio del CSOA y de toda la manzana, que tiene concedida desde julio del 2006 una licencia de obra para construir allí un nuevo edificio. La Alameda es un barrio con historia en Sevilla (a mi me recuerda un poco el Raval de Barcelona), que está sufriendo un proceso de “modernización” especulativa (ver “El Gran Pollo de la Alameda” que comenté en otro post).

El jueves pasado, 29 de noviembre, la policía inició el desalojo a las 7 de la mañana. Varios miembros del CSOA se habían encadenado en una habitación subterránea para retrasar el desalojo, como una medida de resistencia pacífica ante una decisión que consideran legal pero injusta. Tras varias dificultades, la policía consiguió sacar al último de los que se habían encadenado el viernes a las 21h. Fueron liberados el sábado con cargos de desobediencia grave y desorden público, y recibidos con entusiasmo a la salida. El sábado se hizo una manifestación desde la plaza del Pumarejo al Ayuntamiento, y otra de apoyo en Madrid en Tirso de Molina. El lunes, a las 10 de la mañana, dos escaladores se colgaron en el puente del V Centenario (a 120 metros de altura) con una pancarta de 10 metros donde pone “Casas Viejas resiste”, y siguen ahí.

En Barcelona, en el último año y pico, han desalojado La Makabra, El Resplandor, La Escocesa, Las mil viviendas y muchas otras más. Entre el derecho constitucional a la propiedad y el derecho constitucional a la vivienda, los jueces optan por el primero, y esta opción, en un momento en el que la presión especulativa del mercado bloquea en la práctica el derecho a la vivienda, convierte sus decisiones en legales pero injustas, por puro sentido común. No hay leyes para proteger el esfuerzo social que se hace en los CSOA, a costa de la propiedad, es cierto, pero de una propiedad que muchas veces se olvida de las fincas cuando no dan beneficio y se despierta de repente cuando huele a euros. Además, como alguno de los de Casas Viejas escribía no se donde, las administraciones mantienen centros para la juventud que tienen de todo menos jóvenes, y en cambio avasallan los centros autogestionados que casi no tienen nada menos jóvenes.

Copio, para hacer de eco, el último manifiesto de los de Casas Viejas que he visto en e-sevilla.org:

CASAS VIEJAS INFORMA:

Cuando emprendimos esta lucha éramos conscientes de que nosenfrentábamos a un enemigo múltiple y poderoso. Aún así creemos que merece la pena y no vamos dejarnos amedrentar, por lo que queremos aclarar, para el que quiera escucharnos, los siguientes puntos:

*1º Sobre las acusaciones de relación con ETA:

Exigimos una rectificación pública a la Policía.en relación a las acusaciones que vinculan al colectivo con ETA, su entorno o el incidente de la Giraldilla, así como a los medios de comunicación que las han difundido.

Estas manifestaciones han sido realizadas sin base alguna, con un claro desprecio a la verdad y con la única intención de desprestigiar al movimiento.

*2º Sobre los actos violentos realizados supuestamente por Casas Viejas:

El colectivo ha apostado y apostará siempre por la desobediencia civil no violenta. Así lo demuestran las dos acciones que hemos llevado a cabo; la resistencia bajo tierra y la acción de hoy en el Puente del V Centenario. Las manifestaciones que hemos organizado han sido pacíficas.
El colectivo no ha realizado ni promovido en ningún momento actos violentos.

*3º Sobre las acusaciones de torturas por parte de la Policía:

Consideramos muy graves los hechos vividos por los compañeros. Que hay torturas en este país no lo decimos nosotros, lo dicen organismos de derechos humanos como Amnistía Internacional y lo demuestran otros hechos recientes como la muerte de una persona en El Ejido o las imágenes de las torturas policiales en una comisaría de Barcelona.

Respecto a Casas Viejas también hemos visto todos en los medios de comunicación acciones violentas por parte de la Policía (por ejemplo, golpeando a una chica indefensa en la cabeza) mientras que aún no hay ninguna prueba de actos violentos por parte del colectivo.

*4º Casas Viejas va a continuar su lucha no violenta contra la especulación, por el derecho a la vivienda, por el uso de los espacios públicos y por construir iniciativas sociales y culturales autogestionadas y participativas.

La acción de desobediencia civil no violenta que los compañeros están llevando a cabo hoy en el Puente del V Centenario es una prueba de ello. Casas Viejas no ha sido desalojado, porque Casas Viejas somos nosotras y seguiremos luchando por aquello que creemos que es justo.

La estrategia de criminalización no va a conseguir que olvidemos el mensaje de fondo de nuestra lucha. Nos sentimos orgullosas de nuestrosactos y estamos convencidas de que *NOSOTRAS SOMOS LAS BUENAS.