A través de menéame, he estado viendo la declaración del presidente de Ecuador, Rafael Correa, en defensa del software libre. Me ha resultado sorprendente oir una defensa del software libre en esos términos, hecha desde un despacho oficial y con una bandera nacional detrás (por la novedad), y me ha llamado la atención que el video esté colgado en el canal YouTube de la Presidencia de la República de Ecuador, eso sí que es utilizar Internet para difundir mensajes institucionales. El video es éste:

El mensaje es corto y claro, y toca todos los temas que creo que son importantes en esta cuestión. Me ha llamado la atención, también, que el mensaje está dirigido a toda Latinoamérica, de hecho será transmitido vía Internet a las 200 sedes de Festival Latinoamericano de Instalación del Software Libre (FLISOL) que empieza mañana. Es un mensaje con alcance continental.

Creo que Latinoamérica está siendo una de las áreas más importantes de desarrollo del software libre, y todo apunta a que lo será todavía más. Es ya histórico el proyecto de ley que propuso en el 2001 el congresista peruano Edgar Villanueva Nuñez y su cruce de cartas con los representantes de Microsoft en Perú (con el apoyo de la embajada norteamericana). Vale la pena leerlas aquí. Sus argumentos han sido reproducidos en numerosas ocasiones cuando se ha debatido el apoyo de las administraciones públicas al software libre, y éste es un aspecto importante del desarrollo del software libre en la región, que cuenta cada vez más con el apoyo de los gobiernos de diversos paises.

En Venezuela, Chávez decretó el uso preferente del software libre a finales del 2004. En Brasil, el gobierno de Lula ha dado pasos adelante (y pasos hacia atrás) en la misma línea, y ahora mismo los más activos parecen ser algunos gobiernos regionales. Hay un buen artículo sobre la situación actual aquí. En Chile y Uruguay hay inicitivas parlamentarias en este sentido y en Argentina se discute el tema dentro del ASLE. Cuba lanzó en el 2005 un plan de migración, y ahora el presidente de Ecuador se convierte en portavoz y da un mensaje claro vinculándolo con la integración y la liberación de América Latina. Hay un extenso informe sobre la situación del software libre en Latinoamérica (del 2003) aquí.

Lo que hace falta siempre en estos casos es que a las declaraciones les sigan los hechos, porque las administraciones son propensas ha hacer declaraciones que luego tienen plazos muy largos de ejecución, aunque de los hechos ya se están encargando las numerosas comunidades de linuxeros, y el FLISOL es un ejemplo. En cualquier caso, bienvenida sea la declaración del Presidente Correa, oir una defensa de Linux en un escenario semejante ha sido una agradable sorpresa