Estoy alucinando con el video que ha puesto Rez en su blog. Es de un instrumento, Reactable, (iba a poner un artefacto, pero es un instrumento) que permite crear música a partir de la interrelación de varios objetos sobre una mesa, como piezas de Lego que en lugar de encajar en el espacio físico encajan en el espacio sonoro. La posición y diversas acciones muy intuitivas determinan la música resultante, es una composición topológica que admite diversos niveles de complejidad, desde un niño a un DJ, y permite también la creación en grupo. Vaya, que no le falta nada (parece). Éste es el video.

Lo han desarrollado en el Music Technology Group de la Universitat Pompeu Fabra (aquí en Barcelona), y en su web explican como funciona:

The reactable hardware is based on a translucent round table. A video camera situated beneath, continuously analyzes the table surface, tracking the nature, position and orientation of the objects that are distributed on its surface, representing the components of a classic modular synthesizer. These objects are passive without any sensors or actuators, users interact by moving them, changing their position, their orientation or their faces (in the case of volumetric objects). These actions directly control the topological structure and parameters of the sound synthesizer. A projector, also from underneath the table, draws dynamic animations on its surface, providing a visual feedback of the state, the activity and the main characteristics of the sounds produced by the audio synthesizer.

Pero lo que más me ha llamado la atención es que, entre los objetivos que se han propuesto, estaba que fuera intuitivo (ni manuales ni intrucciones) y que fuera colaborativo, que varios “jugadores” pudieran interactuar sobre la mesa e ir sacando un tema juntos, como un cuarteto de cámara pero con un único instrumento. Lo alucinante ya no es solo que se pueda hacer música así, sobre una mesa y sin instrucciones, sino que se pueda hacer música en un momento dado con los amigos, el punto social. No sé cual puede ser la disponibilidad del Reactable (ni el precio), pero me puedo imaginar el juego que puede dar en un espacio público, por ejemplo, entre unos cuantos, oyendo lo que sale y mirándose unos a otros, conversando con música. Pongo aquí otro video de una performance a cuatro manos (los autores) en la Transmediale de Berlín, este mismo mes de febrero.