Archivos para el mes de: febrero, 2007

Estoy alucinando con el video que ha puesto Rez en su blog. Es de un instrumento, Reactable, (iba a poner un artefacto, pero es un instrumento) que permite crear música a partir de la interrelación de varios objetos sobre una mesa, como piezas de Lego que en lugar de encajar en el espacio físico encajan en el espacio sonoro. La posición y diversas acciones muy intuitivas determinan la música resultante, es una composición topológica que admite diversos niveles de complejidad, desde un niño a un DJ, y permite también la creación en grupo. Vaya, que no le falta nada (parece). Éste es el video.

Lo han desarrollado en el Music Technology Group de la Universitat Pompeu Fabra (aquí en Barcelona), y en su web explican como funciona:

The reactable hardware is based on a translucent round table. A video camera situated beneath, continuously analyzes the table surface, tracking the nature, position and orientation of the objects that are distributed on its surface, representing the components of a classic modular synthesizer. These objects are passive without any sensors or actuators, users interact by moving them, changing their position, their orientation or their faces (in the case of volumetric objects). These actions directly control the topological structure and parameters of the sound synthesizer. A projector, also from underneath the table, draws dynamic animations on its surface, providing a visual feedback of the state, the activity and the main characteristics of the sounds produced by the audio synthesizer.

Pero lo que más me ha llamado la atención es que, entre los objetivos que se han propuesto, estaba que fuera intuitivo (ni manuales ni intrucciones) y que fuera colaborativo, que varios “jugadores” pudieran interactuar sobre la mesa e ir sacando un tema juntos, como un cuarteto de cámara pero con un único instrumento. Lo alucinante ya no es solo que se pueda hacer música así, sobre una mesa y sin instrucciones, sino que se pueda hacer música en un momento dado con los amigos, el punto social. No sé cual puede ser la disponibilidad del Reactable (ni el precio), pero me puedo imaginar el juego que puede dar en un espacio público, por ejemplo, entre unos cuantos, oyendo lo que sale y mirándose unos a otros, conversando con música. Pongo aquí otro video de una performance a cuatro manos (los autores) en la Transmediale de Berlín, este mismo mes de febrero.

Anuncios

technorati.com

El viernes estuve en una fiesta en casa de Pau. Pau es dibujante, y nos estuvo enseñando los dibujos de su próximo libro, que tiene que ver con la pintura renacentista italiana, Massacio, Fra Angelico y compañía, un tema que me encanta. Como viene siendo habitual en las fiestas a las que voy con Dani y Carrie, a la hora de las presentaciones resulta que somos dos danieles (Daniel Gonzalez y Daniel Dandan) y siempre resulta divertido. No hay muchos danieles, o al menos no hay tantos como de otros nombres, y la verdad es que no sé porqué, es un nombre bien bonito (jeje). Bueno, pero el caso es que no solo estábamos dos danieles en la fiesta. Estaba hablando con Toni de esto y de lo otro cuando, por casualidad, salió que yo había estudiado filosofía. Puso cara de sorpresa y me dijo que él también. Carambolas! nunca me había encontrado un colega de estudios en una fiesta, ni él tampoco. Estuvimos hablando de Boecio y Agustín de Hipona, algo de lo que solo puedes hablar con gente del gremio. (Act: esta es una foto que me ha enviado Pau del skyline de Barcelona desde su balcón)

bcnview2

Pero el asombro ya fue total cuando de repente apareció otra chica (me olvidé de preguntarle el nombre Pau me recuerda que era Merche) que TAMBIÉN había estudiado filosofía y además era profesora (porque Toni es cámara). Ella dejó claro porqué es dificil encontrarte otro filósofo en una fiesta, sencillamente porque no solemos decirlo. Si lo dices, en general, encuentras respuestas desmesuradas del tipo QUÉ INTERESANTE (y tampoco es para tanto), o reacciones de desconcierto pensando “vaya rollo me va a pegar” (y para nada). Tenía razón, porque la verdad es que muchos de mis amigos no saben que estudié filosofía, no suelo hablar del tema, más que nada porque no viene al caso. Nada, nada, me voy a hacer una chapa que ponga “I’m a philosopher” (queda mejor en inglés esto de las chapas) para ir a las fiestas y salir de marcha.

Y ayer estuvimos en La Escocesa (uno de los pocos sitios abiertos que quedan en el Poblenou), donde hacían el festival “Soles Negros“, un tutifruti de actuaciones, videos y performances (retransmitido por In the Dark) que cuando llegamos no estaba en su mejor momento, así que nos quedamos un rato y luego bajamos a otra nave (la larga del fondo donde trabajan escultores) en donde había música para bailar (por cierto, con unos visuales muy buenos). Ya había estado otra vez en esta nave, y me parece uno de los sitios más alucinantes que hay en Barcelona. Es enorme, alargada, con una gran chimenea circular cerca del escenario, diversos talleres a los lados y un patio casi tan largo como la nave al fondo, donde puedes salir y sentarte al aire libre. Estaba lleno de gente, aunque la música era bastante dispersa (del reggae a cualquier cosa) y no acababa de cuajar. Pero estuvo bien

En agosto pasado comenté una tertulia que tuvieron Brian Eno y Will Wright el 26 de junio en un teatro de San Francisco, organizada por la Long Now Foundation. Hoy he visto que ya hay videos en YouTube de aquella tertulia, y uno en especial muestra gráficamente la potencia de los sistemas emergentes. Es una oportunidad de ver en una pantalla lo que Steven Johnson explica en su libro (Emergence) sobre el StarLogo, la herramienta de Mitch Resnick para visualizar sistemas autoorganizados.

El sistema es sencillo: se introducen una serie de elementos con unas cuantas instrucciones básicas sobre como relacionarse y actuar a partir del encuentro con otros elementos. Esta es la parte programada, el resto es mirar a ver lo que pasa. En la pantalla lo que pasa son diversas configuraciones gráficas, que mantienen una cierta simetría hasta que se introduce un elemento aleatorio que provoca el caos, pero el mismo sistema se puede utilizar para la creación de música, como hace Eno, o para el diseño de un juego, como hizo Wright con los “Sims”. Programar lo que aparece en la pantalla supondría un esfuerzo considerable, dar en cambio cuatro instrucciones a cada elemento y mirar el resultado requiere menos esfuerzo. No hay control sobre el resultado, el juego juega solo, pero se pueden conseguir resultados sorprendentes. Aquí está el video.

Por cierto, he leido que Brian Ferry está organizando el regreso de los Roxy Music, dentro de esta fiebre de regresos tan sospechosa. Bueno, en todo caso pongo un video de los Roxy de antes del regreso, de cuando empezaban. Eno es el que está en una esquina con los teclados, lleno de plumas.

Buscando más información sobre Quetta, he encontrado fotos de un fotógrafo que vive allí, Muhammad Ali Musa, y he escogido algunas que me han gustado para ponerlas aquí. Ver como vive la gente allí también sirve para que las noticias que puedan llegar no sean solo noticias. El resto de sus fotos están aquí.

img_5764w

dsc04466

img_5922

dsc_0680

Esta mañana me ha llegado un correo de Mayte diciendo que está en Quetta, el Pakistán, que había habido un atentado y que estaban bien. Por suerte me he enterado del atentado por su correo, aunque las últimas noticias que tenía de ella es que había cruzado la frontera entre Turquía e Iran, así que tampoco hubiera relacionado el atentado con ellos, no sabía que ya estaban en Pakistán

maprenderer2

El atentado ha sido en una sala de los juzgados, y me dice que han muerto 13 personas y más de 20 han resultado heridas. Resulta extraño escribir esto, resulta ya casi normal leerlo, pero resulta extraño escribirlo. Por lo que dice Mayte, los juzgados están en la misma calle que correos, y es un trayecto que han hecho a menudo para enviar cartas a la gente que han conocido por el camino. Es diferente enterarse de estas noticias por el periódico o por la televisión a que te lo cuente alguien que conoces y que está allí. Los medios de comunicación enfrían las noticias, a veces las hacen casi normales porque si ves el telediario ya sabes que muy probablemente verás imágenes de algún atentado, pero no te esperas que una amiga te cuente que ha habido un atentado en una calle por la que suele pasar. Por suerte ellos están bien, pero las personas que han muerto hoy en los juzgados han dejado, de repente, de ser solo una noticia

desconfianza hacia el norte y el sur lejano:
instrucciones para vivir sin estrellas –
máximas, mínimas – altas y bajas,
igualar remolinos con la sombra en los brazos –
borrascas – nadar esas aguas
bañarse sin riesgo entre peñas y rápidos –
tras los cambios de tiempo – tormentas,
buscar coincidencias con los brazos abiertos.
Ejercicios sin público, sin premio, sin peso.
Tenderse después hasta quedar seco.

He estado leyendo en O’Reilly Radar (el blog de Tim O’Reilly) el resumen de una conferencia de Linda Stone sobre la atención parcial continuada (continuous partial attention), un tema que tiene que ver con lo que estuvimos hablando el viernes con Guille en el Stramonium. El tema de la atención está cogiendo importancia en relación directa al aumento de información accesible. En un principio, el valor está en la información que antes no se tenía y ahora sí, pero a partir de un cierto umbral de saturación de información, el valor está en conseguir atención para una información determinada, por una parte, y en mantener la atención sobre la información relevante, que se produce continuamente, por otra. Linda Stone introdujo este término de atención parcial continuada en 1997, y en el resumen de O’Reilly lo explica así:

In 1997 I coined the phrase “continuous partial attention”. For almost two decades, continuous partial attention has been a way of life to cope and keep up with responsibilities and relationships. We’ve stretched our attention bandwidth to upper limits. We think that if tech has a lot of bandwidth then we do, too.

With continuous partial attention we keep the top level item in focus and scan the periphery in case something more important emerges. Continuous partial attention is motivated by a desire not to miss opportunities. We want to ensure our place as a live node on the network, we feel alive when we’re connected. To be busy and to be connected is to be alive.

We’ve been working to maximize opportunities and contacts in our life. So much social networking, so little time. Speed, agility, and connectivity at top of mind. Marketers humming that tune for two decades now.

Now we’re over-stimulated, over-wound, unfulfilled.

Es cierto que el aumento de información proporcionada por la tecnología implica aumentar el volumen de la atención hacia todo lo que ahora es accesible y mantener un rastreo contínuo, un radar siempre funcionando que localice las novedades, una atención que se reparte entre el centro y la periferia. En realidad una atención que se reparte entre múltiples estímulos, y esta multiplicidad es, tal como lo entiendo, lo que la hace parcial. Por primera vez, la capacidad de atención es menor que la información disponible, y esto afecta tanto al formato al que hay que adaptar a la información para que circule (contenido partido por el mínimo tiempo de lectura), como a la apertura, a base de enlaces, de la información sintética que circula a otros niveles de información que la complementan y la extienden.

Hay otra parte interesante en la conferencia de Linda Stone, y es la propuesta que hace de un análisis histórico de la atención en los últimos 50 años:

We’re shifting into a new cycle, new set of behaviours and motivations. Attention is dynamic, and there are sociocultural influences that push us to pay attention one way or another. Our use of attention and how it evolves is culturally determined.

I see twenty year cycles. Coming through in the cycles is a tension between collective and individual, and our tendency to take set of beliefs to extreme then it fails us and we seek the opposite.

1945-1965: organization/insitution center of gravity. We paid attention to that which we serve. Lucy paid full attention to phone conversations, Seinfeld does not. Belief that by serving insitution of (marriage|employer|community) we’d leave happy and well-ordered lives. Marketing, command-and-control lifestyle, parents and authority figures, all fit in. Service to institution would bring us satisfaction. We paid full-focus attention to that which served the institution: family, community, marriage. We trusted experts in authority to filter the noise from the signal, to give us the information that matters. As those things failed us, we embraced what we’d suppressed.

1965-1985: me and self-expression. Self and self-expression new center of gravity. Trusted ourselves, entrepreneurial. Apple, Microsoft, Southwest Airlines. Marketers said we have our power to be our best. Fashion broke free. We paid attention to that which created personal opportunities. Paid attention to full-screen software like Word and Excel. Willing to fragment attention if it enhanced our opportunity. Multitasking was an adaptive. Our sense of committment dropped: rising divorce rate, 3 companies/career, etc. Became narcissistic and lonely, reached out for network.

1985-2005: Network center of gravity. Trust network intelligence. Scan for opportunity. Continuous partial attention is a post-multitasking adaptive behaviour. Being connected makes us feel alive. ADD is a dysfunctional variant of continuous partial attention. Continuous partial attention isn’t motivated by productivity, it’s motivated by being connected. MySpace, Friendster, where quantity of connections desirable may make us feel connected, but lack of meaning underscores how promiscuous and how empty this way of life made us feel. Dan Gould: “I quit every social network I was on so I could have dinner with people.”

La moraleja final que anuncia Linda Stone es una recuperación de la atención completa “the next aphrodisiac is committed full-attention focus”. El tema y el planteamiento es interesante, pero no me acaban de gustar las conclusiones, tienen un punto determinista-hegeliano que se me queda estrecho. Pienso que la abundancia de información permite ahora mismo modular la atención al ángulo que se considere en cada momento conveniente. La atención seguro que también tiene un componente cultural, pero sigue siendo una decisión individual. En un momento dado puede interesarle a uno concentrar su atención como un laser en un tema determinado, y lo puede hacer, y en otro momento le puede interesar abarcar 360 grados y recibir estímulos muy diversos, y también lo puede hacer. La abundancia de información también permite una abundancia de modos de atención, basta con construirse el dispositivo que regule el espectro con un botón.

________________
________________
________________
_______X________
________________
________________
El hombre honorable permanece activo durante todo el día; al anochecer aún sigue en guardia, como si estuviera en peligro. No sobrevendrá ninguna desgracia. Arriba no está el cielo, de manera que no puede estabilizar su posición privilegiada; abajo no está la tierra, y no puede hacer de su morada un lugar seguro. Si cultiva el Dao de los inferiores, se disipa la virtud de los superiores; si cultiva el Dao de los superiores, palidecerán los ritos de las posiciones inferiores. En consecuencia, permanece plenamente activo durante todo el día y al anochecer aún sigue en guardia, como si estuviese en peligro.

Estos días (del 7 al 9 de febrero) están haciendo en Badajoz la Conferencia Internacional de Software Libre 3.0, y ayer Rodriguez Ibarra, el presidente de la Junta de Extremadura, le entregó a Richard Stallman el Premio Internacional Extremadura del Conocimiento Libre. Esta es una de las cosas que pasan cuando las instituciones apuestan por el software libre, organizan conferencias y conceden premios, y dar el premio a Stallman es justo para el software libre y para Stallman y a la vez da categoría al premio, es una jugada a dos bandas.

El caso es que Stallman ha aceptado el premio, y esto resulta interesante porque los gurus del software libre norteamericanos siempre se han mantenido a una prudente distancia de las iniciativas institucionales, una actitud que ha sido diferente en Europa, donde las asociaciones siempre han apostado y respaldado las iniciativas de las diversas administraciones en favor del software libre. Claro que la foto de Rodriguez Ibarra y Richard Stallman juntos tiene historia detrás, porque Extremadura ha sido la autonomía pionera en España (y en Europa, y por lo que sé, en el mundo) en la adopción del software libre a través de su distribución Linex. Esta foto muestra las posibilidades que está abriendo la colaboración entre la comunidad de software libre y el sector público. Esta colaboración tiene detrás un argumento absolutamente convincente: el software libre es público, y el sector público también, claro.

Bueno, pues por lo que he ido leyendo de lo que dijo Rodriguez Ibarra en la entrega del premio (me hubiera gustado estar en Badajoz estos días, pero no he podido), dejó claro que las razones éticas para utilizar el software libre han tenido tanto peso como las económicas:

El presidente también resaltó que, además de las razones económicas, su administración regional apuesta por este tipo de ‘software’ por ‘razones éticas’. “Que nos guste compartir el conocimiento nos hace mejores ciudadanos, mejores vecinos”, señaló.

Y a esto respondió Stallman relacionando software libre y propietario con democracia y dictadura:

La democracia es como el software libre y la dictadura como el privativo puesto que en el primero el usuario no tiene amo y en el segundo está sometido a él y a las funciones que únicamente el programa privado está dispuesto a ofrecer.

La cuestión de la ética y los derechos en el uso del software, ahora que lo usamos para un montón de cosas que tienen cada vez más que ver con nuestra vida cotidiana, ha de plantearse en estos términos. Es otra vez la lucha por los derechos sociales que tuvo lugar a fines del XIX y principios del XX, pero ahora referidos a la libertad de las acciones que realizamos a través del software, que cada vez son más. Y no siempre existe conciencia de este problema.

Hoy Rez ha puesto en el blog este video que explica grafícamente qué es la Web 2.0, como se ha llegado a ella y como funciona (via Microsiervos). Web 2.0 es el término que se viene utilizando para referirse a una nueva etapa en el desarrollo de Internet en la que el valor ya no lo da solo la información puntual que se pone a disposición, sino la interacción de los propios usuarios con esta información y entre sí, creando nuevos contenidos y enlaces y retroalimentando el sistema. Es la web social. El video lo explica corto y claro.

Rez comenta que el video permite reflexionar sobre la simbiosis entre el hombre y la máquina. Tenemos una herramienta que no solo nos comunica, sino que puede aprender de la manera como nos comunicamos. Al final esta comunicación entre nosotros incluye a la máquina en el pronombre.

En el avión de vuelta de Amsterdam estuve leyendo sobre esto. Steven Johnson explica como funciona el programa Alexa, creado por Brewster Kahle en 1996. Kahle empezó guardando un backup de Internet, una foto fija de un sistema en perpetuo cambio, pero a partir de estos datos creó un software que registraba la frecuencia con que los usuarios enlazaban unos sitios con otros:

El software aprende por la observación de la conducta de los usuarios de Alexa: si cien usuarios visitan Feed y luego van a Salon, entonces el software comienza a percibir una conexión entre los dos sitios, una conexión que puede debilitarse o fortalecerse de acuerdo con el rastreo de la conducta. En otras palabras, las asociaciones no son el trabajo de una concienca única, sino la suma total de miles y miles de decisiones individuales, una guía en la Web que se crea siguiendo el rastro de un número inimaginable de huellas. Es una idea abrumadora y extrañamente acertada. Después de todo una guía para la Web en su totalidad debería ser más que un cúmulo de ratings. Como dice Kahle, “aprender de los usuarios es la única cosa que está en la escala de tamaño de la Web”.

Johnson desarrolla esta idea más adelante, enlazándola con otros temas que ha ido tratando:

Estamos conectados a cientos de millones de personas a través del vasto laberinto de la Web. Una comunidad de esa escala requiere una nueva solución, más allá de nuestros cerebros o nuestras aceras, y una vez más acudimos a la autoorganización para encontrar las herramientas, esta vez construidas con los paquetes de instrucciones del software: Alexa, Slashdot, Epinions, Everithing2, Freenet. Nuestros cerebros nos ayudaron primero a navegar en grupos más numerosos de seres humanos, al permitirnos atisbar las mentes de otros individuos y reconocer patrones en sus conductas. La ciudad nos permitió ver patrones de comportamiento grupal a través del registro y exhibición de esos patrones en forma de barrios. Ahora lo último en software recorre la Web en busca de patrones de actividad online, usando retroalimentación y herramientas de confrontación de patrones para encontrar vecinos en una población sobredimensionada hasta el punto de ser inabarcable. A primera vista, estas tres soluciones – cerebro, ciudades y software – parecerían pertenecer a órdenes de la experiencia completamente diferentes entre si. Pero tal como hemos visto en las páginas precedentes, todas son instancias de autoorganización en funcionamiento, interacciones locales que conducen a un orden global. Existen en un continuum de formas variadas. Los materiales cambian cuando se salta de la escala de cien a la escala de un millón y de la de un millón a la de cien millones de seres humanos. Pero el sistema es el mismo.

Por cierto, he leido en el blog de Juan Freire que Steven Johnson está detrás del lanzamiento de Outside.in, un proyecto para enlazar el espacio virtual con el real y crear barrios virtuales que se superpongan a los barrios físicos, aterrizar desde el maremagnum de Internet en tu propio barrio y sumar la potencia virtual al dia a dia en la calle.