Archivos para el mes de: octubre, 2006

uffff!!!

Anuncios

Este fin de semana ha tenido lugar en Barcelona el Salón del Manga 2006, una historia que está creciendo de año en año, y he visto en el programa que el viernes había una mesa redonda sobre Yaoi, un tipo especial de manga que tiene por tema las relaciones entre hombres, con un formato a veces muy clásico (los seme y los uke) pero con puntos muy japoneses que incluyen todo el catálogo de posibilidades en las que los japoneses (y las japonesas) son verdaderos artistas.

zettai_wall01_1280

Está bien que el Salón del Manga incluya el tema del Yaoi. Una de las características curiosas del Yaoi es que, todo y tratarse de historias entre hombres, la mayoría de las dibujantes son mujeres, y creo que también son mujeres muchas de las fans del Yaoi (de hecho las tres participantes en la mesa redonda lo eran). Son las historias entre hombres vistas por las mujeres y dirigidas, en primer lugar, a las mujeres. Uno de esos curiosos fenómenos japoneses (que se acaban extendiendo).

Desde que lo descubrí, he ido siguiendo la historia del Yaoi, a veces con una sonrisa y a veces con sobresaltos de diversa índole, y debo confesar que mi dibujante favorita no es japonesa, sino norteamericana. Lo que me gusta de P.L. Nunn es la sobriedad y contundencia en el dibujo, no pone azucar, que es una tentación frecuente en muchas dibujantes japonesas, y el registro de posibilidades eróticas no desmerece de las Made in Japan.

065

Hay un ejemplo que pone Hawking en el segundo capítulo que es espectacular. Empieza con una experiencia frecuente cuando viajas en avión y acaba modificando la percepción de las órbitas planetarias (muy bueno Hawking explicando estas cosas). El caso es que cuando viajas en avión, el avión sigue una trayectoria recta en el cielo, que es un espacio de tres dimensiones, pero si observas su sombra sobre la tierra en un terreno de colinas, que es un espacio de dos dimensiones, su sombra sigue el recorrido sinuoso del terreno, sube y baja y parece recorrer todas las curvas que tenga a bien ponerle la geología.

Pues bien, esta imagen de la sombra bailando allí abajo, con la que te distraes a veces en medio de un viaje aburrido, le sirve para plantear el caso de un objeto que sigue una trayectoria en un espacio de cuatro dimensiones y es percibido en un espacio de tres dimensiones. El objeto en cuestión puede ser la misma Tierra (o cualquier planeta o estrella), que percibimos en un espacio de tres dimensiones pero que en realidad se está desplazando en un espacio de cuatro dimensiones, puesto que desde la Teoría de la Relatividad de Einstein, el espacio no es independiente del tiempo, sino que forma un solo objeto, el espacio-tiempo, en el que el tiempo se suma como cuarta dimensión.

Hawking explica esta confluencia a partir de Aristóteles. Para Aristóteles, es estado natural de los cuerpos era el reposo, y solo se movían si recibían un impulso externo. Newton modificó este panorama tan griego al decubrir la ley de la gravedad, según la cual todo cuerpo atrae otro cuerpo con una fuerza proporcional a la masa de ambos. El impulso ya no es externo sino interno, los cuerpos quieren moverse, se atraen, y una consecuencia de esto es que la percepción del estado de reposo es relativa. Pone el ejemplo de una partida de ping pong jugada en un vagón de tren: para los jugadores la mesa está quieta allí en medio (bueno… más o menos), mientras que para cualquiera que vea pasar el tren, el tren (y la mesa) son visto y no visto, y cuando se levante la barrera seguirá su paseo en bicicleta por una carretera que le parecerá tan inmóvil como a los jugadores su mesa de ping pong.

Si no existe un estado de reposo estandarizado, tampoco existe una posición absoluta en el espacio, es decir, el espacio no es absoluto, es relativo. El espacio era relativo para Newton, pero el tiempo no, el tiempo iba por otro lado. Pero cuando Einstein integró la idea de Maxwell de que la luz se propaga a una velocidad constante en su Teoría de la Relatividad, el tiempo también dejó de ser absoluto. Hawking lo explica así:

An equally remarkable consequence of relativity is the way it has revolutionized our ideas of space and time. In Newton’s theory, if a pulse of light is sent from one place to another, different observers would agree on the time that the journey took (since time is absolute), but will not always agree on how far the light traveled (since space is not absolute). Since the speed of the light is just the distance it has traveled divided by the time it has taken, different observers would measure different speeds for the light. In relativity, on the other hand, all observers must agree on how fast light travels. They still, however, do not agree on the distance the light has traveled, so they must therefore now also disagree over the time it has taken. (The time taken is the distance the light has traveled – which the observers do not agree on – divided by the light’s speed – which they do agree on.) In other words, the theory of relativity put an end to the idea of absolute time! It appeared that each observer must have his own measure of time, as recorded by a clock carried with him, and that identical clocks carried by different observers would not necessarily agree.(..)The theory of relativity does, however, force us to change fundamentally our ideas of space and time. We must accept that time is not completely separate from and independent of space, but is combined with it to form an object called space-time.

La consecuencia de esto es que nuestra percepción de órbitas circulares (la de la Tierra en torno del Sol) es similar a la abrupta trayectoria de la sombra del avión sobre las colinas. En realidad la tierra nunca pasa por el mismo sitio, nunca pasa por el mismo tiempo, el círculo es una recta y el espacio incluye un reloj que empezó con el Big Bang y tiene en nuestro sistema solar otro reloj que es el tiempo que tardará el Sol en consumir su energía.

La imagen no es muy buena, pero el video es espectacular. Nick Cave en la época punk con The Birthday Party.

A principios de este mes se celebró en San Sebastian el Congreso Internacional de Ontología, y lo presidió John Searle, un filósofo analítico norteamericano, famoso por haber planteado el experimento de “La habitación china” como respuesta al test de Turing. En El Pais salió una entrevista.

El tema que plantea Searle se refiere a la manera de medir la posible inteligencia de las máquinas. Alan Turing, uno de los mayores precursores de la informática (que se suicidó en 1954, después de haber sido procesado y condenado por homosexualidad) propuso una prueba que serviría para decidir si una máquina piensa: una persona realizaba preguntas a otra persona y a una máquina programada, sin saber quién era qué y a través de canales neutros, que no las identificasen. Si la persona que realiza las preguntas no es capaz de distinguir quién es otra persona y qué no, se consideraría que la máquina piensa. Para ello, la máquina tendría que estar programada para mentir, para no descubrirse, por ejemplo, haciendo cálculos a excesiva velocidad, tendría que parecer humana y jugar en el campo humano.

La respuesta de Searle al test de Turing consiste en el experimento de la habitación china. Se supone que a una persona, que no entiende el chino, se le van introduciendo en una habitación aislada una serie de historias en chino con una serie de preguntas para confirmar su comprensión a las que tiene que responder con un output a partir de manuales en su propio idioma sobre las reglas que relacionan los caractéres chinos. Algo así como: if “yang” then “ying”. Esta persona manipula preguntas y respuestas, da la respuesta adecuada, pero sigue sin entender chino y sin comprender, en realidad, qué respuesta ha dado a qué pregunta.

Todo esto viene a cuento de la hipótesis de La Inteligencia Artificial(IA) fuerte, según la cual “la actividad mental consiste simplemente en llevar a cabo alguna secuencia bien definida de operaciones, frecuentementa llamada algoritmo” (la cita es de Penrose). La IA fuerte, que intenta reproducir mecánicamente la actividad mental, parece que empieza reduciendo la actividad mental a lo que puede reproducirse mecánicamente. El libro de Penrose (La nueva mente del emperador), parte precisamente de esta crítica de Searle a Turing: no basta con responder la pregunta a partir de manipular la sintaxis (esto lo pongo aquí y aquello allá), sino que es preciso conocer la semántica, el significado de los términos que estás utilizando, y en eso consiste la comprensión, el tipo de actividad mental que el cerebro es capaz de producir. Todavía no sabemos cómo, y por lo tanto, según Searle, no es posible reproducir lo que no se sabe cómo es producido.

Se me ocurre una variante muy accesible en este contexto: contactas con alguien el el chat que te dice que es profesor de literatura, por ejemplo. ¿Estás hablando con una máquina o estás hablando con una persona que es realmente profesor de literatura? La primera disyuntiva es si estás hablando con una máquina o con una persona (test de Turing), la segunda es si, en el caso de aceptar que es una persona, puedes comprobar que es efectivamente profesor de literatura. Podría darse el caso de que fuera ingeniero químico y estuviera haciendo un uso intensivo de Internet para seguir la conversación sobre literatura. Podría ser que una máquina también pudiera hacer un uso intensivo de Internet con el mismo objetivo. Yo creo que, a la larga, algo sonaría raro y descubriría al impostor, pero es posible que lo que le descubriera no fuera nada relacionado con el tema de la conversación, sino con algún comentario lateral.

Hace poco vi una película que incluía una versión particular del test de Turing. Es una película antigua,de 1986, y en español se llama “Cortocircuito” (Short Circuit). En ella un robot, el numero 5, se vuelve inteligente, y uno de los protagonistas (el chico), para comprobarlo, le cuenta un chiste, creo recordar que es un chiste sobre judios. Un chiste es una anécdota que juega con los significados, la gracia está en darle la vuelta al significado textual para encontrar el que se esconde detrás. Número 5 se ríe, y el chico acepta que es inteligente. Un algoritmo no puede resolver un chiste, no hay manual para los chistes.

Bowie en directo

…y la estupenda versión de Nirvana

Pues ayer empecé la noche en una iglesia. Carrie cantaba (con Ayesha, otra de las Cowgirls Anónimas) en el coro Voxalba, que hacían un concierto en la iglesia de Sant Pau del Camp, en la calle Sant Pau, en medio del Raval. Es un coro femenino que ayer tenía, como invitado especial, al compositor vasco Javier Busto que le dirigió en la segunda parte con composiciones suyas.

Las voces, en aquél escenario románico, sonaban a gloria. Hay algo que siempre me ha pasado las pocas veces que he ido a oir un coro, y es que me acaba colocando, colocando en sentido figurado y en sentido literal: acabo sentado muy recto, como si la vibración de las voces necesitara un canal sin muchas torsiones para recorrer mi cuerpo. Bueno, cosas.

Después nos fuimos a cenar con Daniel, Christian, Lidia y Marcus a un restaurante argentino que hay delante de la iglesia, famoso, por lo visto, por lo antipáticos que son los camareros (y lo pude comprobar), pero la comida era buena. Luego seguimos con Marcus en un bar de Robadors, que está muy bien pero no tengo ni idea de como se llama, y al final recuperamos a “las chicas del coro” (que se habían ido a cenar juntas) en un bar de Junta de Comercio del que he olvidado el nombre. Allí estaban con Javier Busto, y estuvimos hablando un poco del concierto.

Hoy he estado buscando en Internet las webs de estos músicos que andan por Barcelona y cantan en los bares y en las iglesias. He encontrado el sitio de MySpace de las Cowgirls Anónimas, el grupo de Carrie (que son la mayoría norteamericanas), con una foto suya muy buena, y la web del grupo de Ayesha, Misnoma. No los he oido nunca, pero me ha gustado la manera en que se presentan:

The music is lush, funky and organic – mixing beats, samples, electronics and scratching with live instruments – but more song-based, with catchy melodies, harmonies and lyrics that get inside your head. They are very “Barcelona”. Not Catalan or Spanish, but international: European, Middle Eastern, North African and Central/South American. A potent mestizo mix, represented in the group, and in the music.

Hace unos dias encontré (finalmente) la web que han montado Peter y Nick, Cutlass. Hay algunas canciones de Peter grabadas en el Heliogábalo (mi favorita es Today) y una casi-autobiografía en donde explica su vida, la vida de un músico inglés que ha acabado viviendo en Barcelona.

Pues eso, músicos en Barcelona, y una noche que empezó en una iglesia y terminó de bares por el Raval.

Leo, a través de menéame, la crítica de Las penas del Agente Smith al logo de los 50 años de Europa.

logo20ue2050

Estoy de acuerdo en que esa r del final da bastante grima, tal como están ahora mismo las cosas (y también me gusta más el logo que quedó en tercer lugar en el concurso), pero a la vez le veo un punto irónico y crítico. ¿Juntos pero registrados? Suena un poco raro, pero resulta muy significativo del proceso de unidad europea: unir la economía y luego todo lo demas. Al final, juntos, ¿pero registrados? Bueno, según como se vea puede haber cierta tensión en el logo.

De todas maneras, es una buena noticia esos 50 años de proyecto europeo. Yo, la verdad, como más cómodo me siento es pensando que soy europeo. Es una idea que traje después de vivir 2 años en USA (que me encanta). La UE podría subvencionar los viajes a otros continentes (jeje) para que los europeos descubriéramos lo mucho que tenemos en común. Claro que a veces me siento ciudadano de un estado que todavía no existe, un estado un poco complicado en donde hay una tradición más que centenaria de pelearnos los unos con los otros. Menos mal que ahora lo hacemos en los parlamentos, y no en los campos de batalla.

Por algún lado he leído la anécdota de que Bauman, que tiene 80 años, nació en Polonia, vive en Inglaterra y ha pasado la última guerra europea, eligió el himno europeo para un acto en su honor. La he vuelto a encontrar aquí:

Bauman recuerda la anécdota: cuando le iban a nombrar Doctor en la Universidad de Praga le preguntaron qué himno quería (para seguir la costumbre de acompañar el acto con un himno) si el de Polonia o el de Gran Bretaña, y se encontró pensando que de su Polonia natal se había visto obligado a marcharse puesto que le privaron de la cátedra. En Gran Bretaña había encontrado trabajo pero se sentía extranjero… Su mujer le sugirió entonces el himno europeo, de esa manera no renunciaba a ninguno sino que elegía algo que integraba a ambas naciones.

Acabo de leer, a través de Barrapunto, una entrevista con Roger Penrose que ha estado en Barcelona (en el CosmoCaixa) para presentar su nuevo libro, “EL camino de la realidad”. El libro lo tuve el otro dia en las manos, pero al final no me lo compré, aparte de que es caro (casi 60 euros), es de esos libros que asustan un poco, más de 1.000 páginas con el itinerario completo de las matemáticas y la física necesarias para entender la imagen que estas ciencias dan ahora mismo de la realidad.

De Roger Penrose todavía no me he acabado “La nueva mente del emperador”, el libro en el que combate los supuestos de las teorías de la Inteligencia Artificial fuerte, las que asimilan el cerebro a un ordenador. Lo voy leyendo poco a poco y voy parando para digerir. Pero mientras tanto he empezado a leer “A brief history of time” de Stephen Hawking (que es más fácil de leer). Hawking y Penrose trabajaron juntos en Cambridge en los años sesenta sobre las singularidades (situaciones en que no se cumplen las leyes de la física) que debieran darse en los agujeros negros (Penrose) o al inicio del universo tras el Big Bang (Hawking).

En el libro de Hawking se plantea la necesidad de que confluyan la Teoría General de la Relatividad y la Mecánica Cuántica en un sistema unificado que explique a la vez las estrellas y los átomos, y me ha llamado la atención que, en la entrevista, Penrose dice esto:

Yo cuestiono, por ejemplo, que la mecánica cuántica actual sea una teoría final que pueda resolverlo todo. Como Einstein, creo que como mucho es una teoría provisional para entender el mundo subatómico, pero necesitamos una nueva teoría capaz de relacionar lo muy pequeño con lo muy grande. Algunos se atreven a predecir que pronto lograremos una «teoría del todo» para unificar todas las leyes del Universo, pero me parece una visión muy optimista. En cualquier caso, quizás sea mejor así, ya que si consiguiéramos esa famosa «teoría del todo», la física sería muchísimo más aburrida.

Que cite a Einstein en este contexto es significativo, porque Einstein, descubridor de la Teoria General de la Relatividad, parece (por lo que voy leyendo) que nunca aceptó la aleatoriedad de la mecánica cuántica. Tiene una frase famosa: “Dios no juega a los dados”, que es como un plante en plena partida de poker. Y ahí está todo el debate Einstein-Bohr sobre este tema.

Una de las sorpresas que he tenido leyendo el libro de Penrose es que acepta la realidad de las ideas plátonicas (en lo que a las matemáticas se refiere), algo que pocos filósofos estarían dispuestos a aceptar ahora mismo. Copio un trozo:

¿Cómo es posible que se puedan comunicar las ideas matemáticas de esta forma? Imagino que siempre que a mente percibe una idea matemática, toma contacto con el mundo platónico de los conceptos matemáticos (…). Las imágens mentales que tiene cada uno de ellos cuando hacen ese contacto platónico podrían ser bastante diferentes para cada uno, pero la comunicación es posible porque ¡cada uno está en contacto directo con el mismo mundo platónico externamente existente!

Hay otros temas aquí relacionados con la filosofía. El filósofo favorito de Einstein parece ser que era Spinoza, aquel que imaginó, como decía Borges, el infinito como un mapa de Aquel que es todas sus estrellas, el Dios de la natura naturans. Y ese Dios no juega a los dados.

En cambio, la mecánica cuántica sí que juega a los dados, y hay una cita de Fritjof Capra en el artículo de la Wikipedia sobre “El Tao de la física” en el que explica:

I had several discussions with Heisenberg. I lived in England then [circa 1972], and I visited him several times in Munich and showed him the whole manuscript chapter by chapter. He was very interested and very open, and he told me something that I think is not known publicly because he never published it. He said that he was well aware of these parallels. While he was working on quantum theory he went to India to lecture and was a guest of Tagore. He talked a lot with Tagore about Indian philosophy. Heisenberg told me that these talks had helped him a lot with his work in physics, because they showed him that all these new ideas in quantum physics were in fact not all that crazy. He realized there was, in fact, a whole culture that subscribed to very similar ideas. Heisenberg said that this was a great help for him. Niels Bohr had a similar experience when he went to China.

China. Bohr y China. Heisenberg y la India. La mecánica cuántica reforzada después de unos viajes orientales (claro que lo cuenta Capra). Pero bueno, Einstein y Spinoza, Penrose y Platón. Por un lado se acepta la partida, por el otro hay reticencias. Y Hawking parece que acepta la partida. En el horizonte de la posible teoria unificada parece que Penrose apuesta por una extensión de la Teoría General de la Relatividad mientras que Hawking le da más peso a la mecánica cuántica (hay un artículo reciente que ya comenté). Son interesantes estas posiciones, y son curiosas las preferencias filosóficas que hay detrás. Sigo a la espera de noticias.

jeje,son sutiles estos japoneses

0054