Archivos para el mes de: julio, 2006

Vaya, se nota que estoy de vacaciones, que llevo casi una semana fichando aquí cada dia. He estado mirando las estadísticas y este blog ya lleva más de 10.000 visitas, y eso anima. He ido siguiendo los datos los últimos dias y la cosa va sobre las 100 visitas diarias, no está mal, vaya, cuando empecé no pensaba tener tantos lectores. Por las horas de conexión creo que más de la mitad de las visitas son desde América (o eso, o hay una buena colección de lectores trasnochadores, muy trasnochadores, y por aquí solo conozco a uno). Si la cosa va asi, yo encantado de que esto se lea en América, sobre todo en Sudamérica. Sencillamente, me encanta. Es como cuando miras a alguien y te devuelve la mirada, y yo llevo tiempo mirando a Sudamérica.

Ahora me voy de vacaciones, pero cuando vuelva quiero ver si consigo cambiar algunas cosas en el blog. Introducir un contador visible para cada post, traer los enlaces a la primera página, cosas asi. Tendré que meterme con el HTML y modificar la platilla de Balearweb. Ya veremos. Quiero hacer esto y acabar de pasarme todo a Linux (el Dapper me está dando más problemas que el Breezy). Y otra cosa, que siempre se dice, a ver si esos lectores van dando señales de vida, que esto no es la televisión. En Comentarios hay una ventanita que no es mia, es toda tuya. Ya sé que es más fácil leer que escribir (por experiencia) pero solo lo es hasta que le coges el gusto, jeje, para muestra un botón.

Bueno, pues mañana me voy a Ibiza (no he estado nunca y ya es hora) y luego iré a Palma a casa de mi familia mallorquina. Vacaciones en ses illes, playita, marchita y el resto ya se verá. Vacaciones y vacaciones de blog (que ya se ha convertido en parte de mi vida). Bueno, en Palma estaré conectado, asi que igual se me van los dedos a las teclas (que vicio, que vicio).

Bueno, pues aquí está. Es una pasada pero lo pongo tal cual. Leerlo como si fuera música.

Eno es inglés -Eno es calvo – Eno es alto y rubio – Eno es una lejana figura entre luces y sombras – Eno es una silueta oculta entre sintetizadores – trabajando – ausente – Eno no nos mira – Eno es Eno y la sombra de Eno – Eno y Fripp – Fripp y Eno – Eno trabaja en su torre – como un alquimista – los sonidos salen lentamente – por la chimenea – y se cruzan con los terribles pájaros de Fripp – y detrás – caballos – caballos – caballos entrando – caballos entrando – en un corral – al trote – caballos – entrando – al trote – caballos entrando – caballos – entrando al trote – en un corral – sobre la pantalla – los sonidos salen lentamente – se extienden y se recogen – rodean y acompañan a Fripp – y lo abandonan – la sombra de Eno – el ritmo se acelera – llamada estridente de la guitarra que siguen las masas de ondas – enloquecidas – subiendo – subiendo – hasta el final – hasta el paroxismo y… relajación – sonidos corpóreos – infinitas fluctuaciones que se levantan y caen – y vuelven a levantarse – y se cruzan con otro rumor extranjero – y vuelven – y vuelven – caballos – caballos – sonidos corpóreos – chocan y se deslizan sobre mi piel – arabescos punzantes – el sonido me toca – hasta el límite de la intolerancia o de la voluptuosidad – no lo oigo – el sonido es dios, sobra el hombre – se va – quedamos solos con ese sonido que no es música – que se mantiene absorto en su propia repetición – lenta danza de las horas entre el cielo y el infierno – que no es música – los sonidos juegan en el caleidoscopio – la mano apenas los mueve – Eno no es músico – Eno es un técnico en sonidos – Roxy Music – El Eno de Bryan Ferry – el primero por la izquierda, Eno mira al que le mira – las cejas levantadas, la boquita abierta enseñando la lengua, el cuello undido entre los hombros emplumados y la rodilla cruzada en el aire, Eno rompe corazones – for your pleasure… yeah! – y los Roxy de Eno, Bogus Men por ejemplo – Mackay sortea la voz de Ferry de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, mientras él cuenta su historia a tres voces – Eno se divierte haciendo acompañamientos rítmicos y extraños dibujos detrás de la voz de Ferry – Manzanera juega con Mackay y al final se marcan una los dos juntos antes de que Ferry empiece con el chacapum, chacapum – el ritmo de Thomson es obsesivo – absorto en su propia repetición – nada como esto queda en Roxy después de Eno – el Eno de Roxy se saca restando el Stranded al For your Pleasure – et voilà, el Eno de Fripp – los sonidos salen lentamente – vibran, se estiran y se recogen – es que avanzan o se están quietos – subiendo, subiendo – y de repente melodiosos – espacios simétricos donde el sonido permanece entre paredes-espejo, siempre las mismas – sentados – y las cartas, siempre distintas – multiplicándose al infinito – es que avanzan o se están quietos – espejos – la mano apenas los mueve – solo quedan espejos en la contraportada – los que estaban sentados se fueron y se llevaron las cartas – toda la historia está aquí – multiplicándose al infinito – caballos – caballos – o cualquier otra cosa – lo importante no son los elementos sino las combinaciones que con ellos se hagan – arte combinatoria – como un alquimista – pero el sonido no es dios, son espejos – en el tubo del caleidoscopio- se trata de jugar a las cartas con Peter Schmidt – se trata de estrategias oblicuas – y entretanto llegan los warm jets – el Eno de Eno – Eno, sorprendido en el espejo, mira al que le mira – entre flores secas, teteras y ramitos azules, un rincón encantador – solo una carta esta vez, y algunos futbolistas – las colillas – y la foto Eno de luces y Eno de sombras – angel or devil – o aquél de allá arriba – Eno otra vez entre espejos – aquél que le refleja otra vez, y aquél otro que no refleja nada – y dentro Eno canta sus propias canciones – Eno de cantante – The Paw Paw Negro Blowtorch: Brian Eno imita y parodia a Brian Ferry – y lo hace muy bien – Cindy tells me: Brian Eno se hace oir sobre unos coros en plan San Remo – una canción muuuy bonita – oh!, pero en Baby’s on Fire vuelve aquel ritmo concentrado, ahora hecho canción – como en Bogus Men, como en For your Pleasure, la batería conecta un ritmo que ya no va a soltar – y entra la guiterra de Fripp como un huracán sobre esa espesura de ritmos diversos – se miden las dos guitarras – y vuelve la voz entre ellas, en una atmosfera demencial – Baby’s on Fire – y en Driving me Backwards el que canta si es Eno – suyos son esos sonidos alargados y distorsionados – electric larynx – la voz también es un instrumento – las letras también son sonidos – Eno no es cantante – solo tiene un gran laringe – carmín y rimmel, la voz juega con el efecto como con el maquillaje – o se añade a la música como un instrumento más – pero Eno también canta , on some faraway beach – sobre un crescendo de piano y coros que introduce la segunda cara – Oh cheeky cheeky, Oh naughty sneaky – bien, bien, bien – el ritmo lo dan las carta utilizadas – se trata de jugar con varias barajas y ver lo que pasa – quiero ver lo que pasa combinando diferentes identidades – cualquier baraja sirve – The lion sleeps tonight – lo que vale es la combinación de todos los materiales recogidos – y esos materiales son independientes del recolector – están alrededor – la mano apenas los mueve – la música independiente del músico, la música un lugar de reunión – un anfitrión inteligente y malicioso que provoca conjunciones y disyunciones – ritmos – es peligroso a veces y puede llegar al abismo del caos – y hace canciones – otro disco de canciones de Eno – Eno – Eno es calvo – Eno es alto – Eno con Amanda Lear – Eno con los viejecitos en el parque – Eno colgado del cuello de Mackay – Eno y Wyatt en Orly – Eno es elegante – Eno es sofisticado – Eno es adorable – je, je, je – Eno no es Eno – en todas las litografias de Peter Schmidt – pero Eno no va maquillado – TAKING TIGER MOUNTAIN (BY STRATEGY) – los ritmos muy marcados – que se instalan o alternan en curiosas combinaciones – los juegos a tres entre solistas – las pausas – las introducciones que anuncian entradas triunfales – la abundancia de percusión – los coros encantadores – in the sky there’s a rainbow, there’s a rainbow – la voz, de muchas voces – cantándo a duo con Wyatt – o pasándoselo bien con los coros – ese sonido sucio al principio de Great Pretender – y ese sonido desquiciante al final – serenata de grillos tronados con la boca seca – los solos que son canciones dentro de otras canciones – como en Back in Judy’s Jungle y China, my China – oh! China, my China y sus máquinas de escribir – y el apacible viaje hacia la montaña del tigre – avanzando en un bosque de sonidos inquietantes – canciones un poco otoñales – en un ambiente a veces denso, a veces relajado – nunca demasiado estridente – mientras Eno se multiplica tantas veces como se deforma – y se presenta sin maquillar – en cuatro sobrios colores – un gran tipo este Eno – y una gran señora cuando quiere, o el más bucólico de los lectores – las imágenes de Eno – el hombre solo un lugar de reunión – de plumas y rimmel o chaquetas de lana y jerseys noruegos – pero un buen lugar en este caso, un gran paisaje – y Fripp y Eno se fueron de gira – y vinieron por aquí – concierto sobre colchonetas mientras la música pasaba por encima – y bajaba sobre la piel – entre luces y sombras – en que se oyeron gritos de impaciencia y broncas y descontrol por las luces – Fripp sentado en el taburete – y detrás caballos caballos – la sombra de Eno – sobre la pared del fondo cuando falló la pantalla – y estuvo muy bien – París no les comprendió – lo cuenta Paul Alessandrini – pero el el Olimpia de París está grabado su segundo disco – Evening Star – que abre Wind of Water en una atmósfera de obertura wagneriana – sobre la que despega la guitarra de Fripp – y entra como un reactor en Evening Star – entre los ritmos combinados de Eno y en un genial diálogo con él – o retazos de música que llegan de lejos, se añaden y se alejan – sonidos largos que poco a poco se descomponen – y entran en la repetición – An Index of Metals – movimientos de nubes bajo un cielo en que se suceden los crepúsculos y las auroras – y espóradicas mansiones iluminadas vistas desde el coche – llenas de ventanas – en las que se reflejan las nubes – luces de las autopistas – y es otra vez el sol el que se mueve – sobre mi infinita quietud – se suceden los crepúsculos y las auroras – en el verano del 75 – mientras, Eno está grabando su tercer disco, Another Green World – todas las músicas de Eno confluyen aquí, en un escenario realmente tranquilo que comparten las margaritas – ritmos que se comprimen en algunas canciones muy cuidadas o se distienden a lo largo de la eternidad en pequeños fragmentos que continuan en el silencio – celestiales – On Fire Island – una extraña sensación de inmovilidad, de prisma colgando sobre la isla cuyas llamas atraviesan sus aristas – y vuelve la guitarra como el cristal que gira sobre si mismo – es realmente otro mundo este, verde y apacible como una isla después de la tempestad, como un valle al que se llega entre montañas, como – un gran paisaje – de chaquetas de lana y jerseys noruegos – Eno cada vez más alejado de todo su rollo de Roxy – ¿Roxy? – y más próximo al estudiante de arte – esa portada de “After Raphael” de Tom Phillips – o no – oh no, oh no, oh no – que de todas maneras nunca ejerció profunda influencia sobre su música, en la que su propia inclinación hacia los términos mucho más esquemáticos de la vanguardia lo libró del dramatismo de un Bowie o un Ferry, ellos si en esto decadentes, o el humor en otros casos, cuando este dramatismo es irónicamente parodiado – nunca ejerció profunda influencia sobre su música – oh no, oh no, oh no – yo pasé del arte a la música de vanguardia – en la que su propia inclinación – oh no – sin embargo ahora estoy intentando integrar estos conceptos en el rock – hacia los términos mucho más esquemáticos de la vanguardia – oh no, oh no – puedo decir que no soy un músico, del mismo modo que tampoco estoy interesado en aprender a tocar un instrumento de la manera adecuada – lo libró del dramatismo de un Bowie o un Ferry – de hecho no somos amigos – je, je – o el humor en otros casos, cuando ese dramatismo es irónicamente parodiado – rónicamente parodiado – rónicamente parodiado – ooooh, oh, oooh – cuando subes una montaña las nubes no te dejan ver la cumbre, pero solo necesitas poner siempre un pie delante del otro y estar seguro de que vas en una dirección – solo estoy interesado en trabajar con gente con la que no estoy de acuerdo o que llevan una dirección diferente. Quiero ver lo que pasa combinando diferentes identidades – mi papel entonces es coordinarlos y sintetizarlos para producir un híbrido. Es peligroso y a veces puedes llegar al abismo del caos – mute and continue, mute and continue – lo cuenta José Maria Martí – en estos momentos estoy trabajando a tope, acepto todas las proposiciones de amigos y músicos para colaborar con ellos y en todos los campos – Eno enosifica – Genesis, Cale, Manzanera, Wyatt – y Bowie en Varsovia canta su lamento eslavo sobre un ritmo lentísimo y monocorde – en tierra de llanuras y lentos crepúsculos, viejas ciudades de altas y afiladas torres tras las que se oculta el sol – un juego de coros y ritmos lentos, una larga introducción, una atmósfera densa – Eno envuelve la voz de Bowie – que canta – canta – Warszawa – si se contempla la ciudad en redondo desde la cúpula de la iglesia evangélica, quedan absortos los ojos de cualquier europeo occidental por la cantidad de jardines, plazas sin edificar y espaciosos patios – los jardines Krasinski, el estanque del palacio Lazienki – solamente la ciudad vieja, de tamaño no muy grande, con su catedral gótica, altas casas con pináculos y angostas callejas, nos causa una impresión semejante a las ciudades del imperio alemán – la aguja del palacio real, la avenida de Ujazdorx, sus arboledas – las calles están en su totalidad aseadas y bien pavimentadas; por alguno de sus barrios, como el distrito cracoviano o el del nuevo mundo, se halla Varsovia entre las ciudades más bellas de Europa – Eno está sentado – Eno es calvo – Eno es europeo – Eno es inglés.

Esta tarde he estado en casa de Rez, escuchando temas suyos (las últimas, últimas (???) versiones) y del Negrata (que no sé que dice que le va a pasar de aquí a nueve meses), y comentando cosas. Un buen ratito con las piernas moviéndose solas. Les han hecho una entrevista para la tele a los Delacrew, todos muy serios explicando el tema, y mientras estaba allí Rez la ha subido a YouTube, así que la voy a poner aquí. Los Delacrew están que se salen, ojo al dato.

Mientras venía para casa me he acordado del primer concierto de musica electrónica (con pantalla de video) que escuché. No fue Kraftwerk (aunque ya entonces tenía sus discos) sino el concierto de Fripp y Eno en Badalona el 23 de mayo de 1975, o sea, hace… + de 30 años (cielos!). No es que me acuerde de la fecha, es que he buscado en el Google y he encontrado el dato (y el flyer).

fripp26eno

Fripp venía de King Crimson, y Eno de Roxy Music, y juntos hicieron el regate de pasar del rock a la musica electrónica. El concierto fue una pasada, u-n-a p-a-s-a-d-a, y eso que en un momento dado les falló el video (que era una secuencia reiterativa de caballos entrando en un corral). Yo había oido los grupos de musica electrónica alemanes, como Can o Phallus Dei (que alucinabas), pero esta música en aquel momento era más psicodélica que otra cosa, eran masas sonoras volando o en picado, y el concierto estaba en esta línea. Kraftwerk introdujo un poco de ritmo, muy mecánico, y luego hubo un grupo americano del que no recuero el nombre (que vestían siempre con monos y gafas de soldador) que le puso más marcha a la cosa. Y ahora la música electrónica arrasa marcando el ritmo. A mi me ha convencido en las dicotecas, en las pistas de baile, y eso, cuando oigo los temazos de Rez se me van las piernas (y eso que el drum and bass no es mi fuerte, prefiero el trance).

Pues bueno, con el concierto de Fripp y Eno quedé tan alucinado que escribí una especie de crónica. La he estado buscando y la he encontrado. La voy a pulir un poco y la cuelgo aquí otro dia

postdata:/ jeje, se añade un abrazo en el paquete, rez, para cuando te llegue esto otra vez y lo vuelvas a leer.

Mientras siguen llegando noticias de muertos en Líbano, Israel y Palestina (por no hablar de Irak y Afganistán), leo a través de Menéame, un post de ConsumeHastaMorir con una sorprendente polémica sobre un dibujo de El Roto. El post es escueto y contundente, lo voy a reproducir aquí (le envío un trackback):

“Una viñeta de El Roto en El País ha suscitado un interesante debate. Las corrosivas imágenes de El Roto no dejan indiferente y este es buen ejemplo:

El pasado 5 de Julio aparecía la siguiente viñeta de El Roto en El País:

roto_imagen

Al día siguiente aparecía en la sección de Cartas al Director del mismo periódico un texto del embajador israelí en España:

banaliza2

Dos días después, otra carta al director respondía al embajador israelí en defensa de El Roto

polemicaroto2

Hasta aquí el post. La respuesta de Kurt Brainin zanja perfectamente la cuestión, pero voy a añadir otro dato que leí hace poco y me dejó preocupado. Creo que fue en mayo de 1935 cuando los nazis decretaron las leyes de Nuremberg, por las cuales se prohibía el matrimonio de los alemanes “arios” con los alemanes con antepasados judios. Fue una de las medidas de segregación anteriores al holocausto. En agosto del 2003 el parlamento de Israel aprobó una ley prohibiendo el matrimonio entre ciudadanos de Israel y palestinos, una ley que ha sido confirmada por el Tribunal Supremo de Israel en mayo de este año. No es lo mismo, pero se empieza a parecer demasiado. Hay una cosa clara: la memoria del holocausto no puede permitir la cobertura de nada que ni de lejos se parezca al holocausto. Kurt Brainin lo deja bien claro. Hace poco oí una frase terrible de un dirigente israelita (no recuerdo cual) sobre el sitio de Gaza: los palestinos adelgazarán pero no morirán.

Pongo dos enlaces + sobre el tema: en Rayos y Centellas se recoge la conversación con Maruja Torres (guapaaa!!!) desde Beirut en El Pais Digital, y en Znet hay otra conversación por teléfono con Noam Chomsky sobre lo que está pasando. Hay algo tremendo en todo esto, y es que el horror se puede denunciar, pero no se puede parar.

Hace unas semanas me instalé el Ubuntu 6.06 Dapper en el PC (antes tenía Suse), pero me encontré con dos problemas: solo me daba opción a dos resoluciones de pantalla, 800×600 y 720×400, y la configuración de red no se realizó automáticamente. En aquel momento iba un poco agobiado y decidí dejar los problemas para más adelante. Bueno, pues esta mañana me he despertado con ganas de meterme en faena, y pim pum, pim pum, pim pum, ya lo tengo funcionando.

Voy a poner aqui cuatro cosillas por si a alguien le sirven de algo, las que me han dado algún problema. El problema era que en Sistema/Preferencias/Resolución de pantalla solo me daba la opción a las dos resoluciones que he puesto arriba. He visto por ahí que entonces había que editar el fichero xorg.conf, entrando como administrador, claro:

sudo gedit /etc/X11/xorg.conf

y cuidado con la X de X11, que es mayúscula (jeje). Una vez abierto el archivo hay que bajar a las dos secciones que interesan: la primera es “Monitor” y la segunda “Screen” (están una detrás de la otra). Siguiendo las instrucciones, se trataba de añadir la resolución 1024×768 (la que me interesaba) dentro de la sección “Screen”.

Pero una vez allí me he encontrado una serie de subsecciones con diferente profundidad, “depth” (1, 4, 8, 15, 16, 24), que , por lo que he visto, son la cantidad de bits por pixel en la pantalla. Aqui ha venido la primera duda, porque en windows me aparecía 32 como calidad de color, pero he preferido no arriesgarme incluyendo otra subsección y he añadido la nueva resolución delante de las dos que ya aparecían en la subsección con 24 bits por pixel (luego he visto que la de 32 es la de 24 con 8 bits para transparencias, no sé si he hecho bien). Bueno, la cosa queda asi:

SubSection “Display”
Depth 24
Modes “1024×768” “800×600” “720×400” “1×1”
EndSubsection

He guardado, he cerrado, pero en Resolución de Pantalla me seguía dando las dos antiguas. He reiniciado, pero no. No, no, no, asi que he vuelto al xorg.conf, he buscado las instrucciones del monitor, y me he arriesgado a cambiar la frecuencia horizontal y la tasa de refresco que venía por defecto en el Ubuntu (muy bajas, realmente, supongo que no daban para la nueva resolución). La cosa a quedado asi, pero los valores que he cambiado, HorizSync y VertRefresh (el resto hay que dejarlo igual) hay que comprobarlos en el libro de instrucciones del monitor, porque si no se ponen los adecuados se corre el riesgo de quemar el monitor (o eso he leido):

Section “Monitor”
Identifier “Generic Monitor”
Option “DPMS”
HorizSync 30-72
VertRefresh 50-160
EndSection

Pues entonces he reiniciado y… bingo!, nueva resolución en la pantalla. Vaya chorrada, ¿verdad?, pues me he pasado un buen rato dándole a las teclas. Lo pongo aqui porque he visto por los foros que es un problema bastante usual. Luego he hecho la configuración de la red a mano, que no me ha dado ningún problema, y ya tengo el Dapper funcionando.

Bueno, pues me ha dado por la poesía. Esta mañana he traducido del inglés un poema de Li Po, el más famoso, “Bebiendo solo con la luna”. Aquí lo pongo:

Una copa de vino bajo las flores,
bebo solo, ningún amigo está cerca.
Levanto mi copa e invito a la luna,
que traiga mi sombra y ya somos tres.
La luna, ¡ay!, no bebe nunca vino,
y mi sombra me imita sin mucha gracia,
pero durante un rato tengo estos amigos
para divertirme al final de la primavera.
Canto y la luna me alienta,
bailo y mi sombra tropieza.
Somos compañeros desde que recuerdo,
y cuando estoy borracho
cada cual va por su lado.
¿Durarán siempre la alegría y la amistad?
Miro la larga senda de la Vía Láctea.

Li Po, o Li Bai, según la transcripción moderna (tendré que acostumbrarme) es uno de los grandes poetas clásicos chinos. Vivió el el siglo séptimo u octavo, durante la dinastía Tang y fue un loco taoista de vida agitada, famoso por sus poemas sobre el vino. Según la leyenda, murió al caerse al rio cuando intentaba alcanzar la luna desde una barca con una buena encima.

He partido de la traducción clásica de Arthur Waley (se puede descargar aquí), pero después he encontrado la de Witter Bynner (se puede descargar aqui), que me ha parecido más escueta y con más sentido. De las sesiones de traducción con Gia Fu (por cierto, ya he metido su biografía en la Wikipedia) se me quedó que el mejor criterio es la simplicidad, no meter adornos literarios para que el poema suene poético, dejarlo en los huesos. Claro que el riesgo entonces es que suene demasiado a prosa, pero bueno, si resuena, resuena.

¡Vaya!, pues antes de pegar esto estaba haciendo una búsqueda sobre Gia Fu para ver si alguien había corregido el artículo (y no lo han hecho, asi que le diré a Carrie que le eche un vistazo), cuando he encontrado en un foro esta anécdota:

On August 24, 2005 – 2:12am neoboho said:

I’m out of koans, but I just wanted to mention that I had a great experience just after getting out of high-school, working as a counselor at a summer camp and my co-counselor was Gia Fu Feng, who had been Alan Watt’s mentor on Zen.  What an incredible human being.  I loved the man.  And after camp was over he took another 17 year old and I up to San Francisco to visit some beatniks.  We were visiting with Jay Blaise one morning, and he looked out the window and laughed “Hey, Gia Fu, look who just drove up.”  It was Jack Kerouac and Neal Cassidy – “on the road.”  They staggered into the apartment with a gallon jug of Red Mountain, and started passing it around. But my friend and I turned it down – we were Gia Fu, after all, and he just passed the jug himself.  I can’t tell you how much I’ve kicked myself after that, turning down a chance to get drunk with Kerouac.  Dang.  So much for Zen. The only thing I can remember about the conversation was Kerouac explaining why it was critically important to be drunk at 10 a.m.

Gia Fu comentó alguna vez que conoció a Kerouac y Cassidy en San Francisco, pero no mucho más y es la primera vez que leo una historia de primera mano. Me divierte la coincidencia, ayer estaba leyendo a Ginsberg y hoy se me cruzan Gia Fu, Kerouac y Cassidy. Las obras de Kerouac fueron mis libros de cabecera durante varios años, y sobre Gia Fu digo lo mismo que neoboho: “What an incredible human being”, de esas personas que merece la pena haber conocido.

He estado leyendo otra vez el poema “Howl” de Ginsberg . Me sé de memoria la primera frase: he visto a las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura… Copio aquí el principio:

I saw the best minds of my generation destroyed by madness, starving hysterical naked,

dragging themselves through the negro streets at dawn looking for an angry fix,

angelheaded hipsters burning for the ancient heavenly connection to the starry dynamo in the machinery of night,

who poverty and tatters and hollow-eyed and high sat up smoking in the supernatural darkness of cold-water flats floating across the tops of cities contemplating jazz,

who bared their brains to Heaven under the El and saw Mohammedan angels staggering on tenement roofs illuminated

who passed through universities with radiant cool eyes hallucinating Arkansas and Blake-light tragedy among the scholars of war,

who were expelled from the academies for crazy & publishing obscene odes on the windows of the skull,

who cowered in unshaven rooms in underwear, burning their money in wastebaskets and listening to the Terror through the wall,

who got busted in their pubic beards returning through Laredo with a belt of marijuana for New York.

who ate fire in paint hotels or drank turpentine in Paradise Alley, death, or purgatoried their torsos night after night

with dreams, with drugs, with waking nightmares, alcohol and cock and endless balls,

incomparable blind streets of shuddering cloud and lightning in the mind leaping toward poles of Canada & Paterson, illuminating all the motionless world of Time between,

Peyote solidities of halls, backyard green tree cemetery dawns, wine drunkenness over the rooftops, storefront boroughs of teahead joyride neon blinking traffic light, sun and moon and tree vibrations in the roaring winter dusks of Brooklyn, ashcan rantings and kind king light of mind,

who chained themselves to subways for the endless ride from Battery to holy Bronx on benzedrine until the noise of wheels and children brought them down shuddering mouth-wracked and battered bleak of brain all drained of brilliance in the drear light of Zoo.

El resto está aquí. Y ahora me voy a dar una vuelta por “the machinery of night”.

Se ha muerto Syd Barrett, y como dijo alguien ayer noche, es su segunda muerte. Estuvimos cenando en el Rita Blue con Dani, Carrie y otra de las vaqueras.
y salió el tema. Las dos vaqueras conocían muchas de sus canciones en solitario y estuvieron cantando unas cuantas. Me sorprendió, porque Syd Barrett solo sacó dos discos después de dejar Pink Floyd, y por aquí nunca los he oido nombrar mucho, pero ellas los conocían muy bien.

sydsyd

Cuando conocí Pink Floid ya estaba David Gilmour, y a Syd Barrett lo descubrí con su primer álbum, “The madcap laughs” y me quedé bocas (como dice Rez). Es un disco de canciones sencillas, directas y geniales. Tenía el vinilo (y me lo estoy bajando ahora) y ha habido temporadas que iba a saco. Es un disco que se quedó grabado entre mis neuronas con un + de pura emoción.

A Syd Barrett, según cuentan las crónicas, se le cruzaron los cables con el ácido. Mi impresión es que era un tio genial (se nota en sus canciones) que no supo resistir la tentación del genio, ir a por todas. Y se quemó. Pink Floyd es un referente de la música psicodélica (recuerdo momentos hilarantes con Alan’s Psychedelic Breakfast), pero lo son porque no cruzaron la línea, no se perdieron. Parece que Syd Barrett la cruzó, lo tuvieron que sustituir por David Gilmour y, después de su trabajo en solitario, desapareció. Fue su primera muerte. En alguna entrevista aseguraba no acordarse de Pink Floyd.

flat

El ácido tiene ese riesgo, te puede abrir el universo, pero hay que ser un buen timonel cuando el viento empieza a soplar fuerte, hay encrucijadas en que hay que tomar el camino más seguro aunque brille más el otro y, sobre todo, hay que saber volver a puerto. La realidad son los otros, por muchas dimensiones que existan allí afuera. Si pierdes la conexión, estás bien perdido.

En los 60 y los 70 hubo un montón de exploradores que dejaron la piel en el camino: Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison… la plana mayor de la mítica del rock. Syd Barrett ha llegado hasta aquí un poco como Kerouac, viviendo en casa de su madre y ajeno a la piedra que lanzó en el agua. Cuidado con el fuego, que arde pero quema.

Esta mañana he vuelto a leer horrorizado la carnicería que está haciendo Israel en Gaza. Ahora acabo de leer horrorizado la carnicería que ha pasado en Bombay y que, sea quien sea el autor, recuerda demasiado lo que hizo Al Qaeda el Madrid. Nada tiene excusas, pero todo tiene causas. Tengo dos imágenes clavadas en la cabeza: una es la de un padre intentando proteger con su cuerpo a su hijo en medio de un tiroteo en una calle de Palestina, pero no pudo, le dió una bala y se le murió el hijo en los brazos. Lo ví en televisión y no se me ha borrado. Fue poco antes de la otra imagen, el derrumbe de las torres gemelas en Nueva York. Parecía el fin del mundo, vimos como la gente se tiraba desde los rascacielos, vimos el horror pero no vimos ninguna cara.

Ojo por ojo y diente por diente, es un duelo atroz, pero no vale condenar una carnicería y cerrar los ojos ante otra, hay que condenarlas todas, y en este pulso macabro hay que condenar el primer ojo perdido inmediatamente, para que alguien no se intente cobrar la deuda con la misma crueldad. La desesperación no es buena consejera, y la violencia engendra violencia. Hay una gangrena de años en Palestina, hay una guerra ilegal en Irak, hemos tenido carnicerías en Palestina, en Afganistán, en Nueva York, en Irak, en Madrid, en Londres y ahora en Bombay. Lo malo es que no sirve de mucho denunciarlo, no sirve de mucho cuando el mundo se vuelve loco.

Hace poco estuve en la web de un graffitero que ha pintado en el muro que está levantando Israel para aislarse de Cisjordania. Me bajé la foto, pero no recuerdo su nombre y he perdido el enlace. No sirve de nada, ya lo sé, pero me impresionó la foto y la voy a poner aquí.

west20bank202005

La revista dominical de El Pais trae hoy uno de esos reportajes diseñados para poner los dientes largos (todo glamour) titulado “Piscinas de ensueño”. Bueno, pues el viernes fuimos con Dani y Carrie a una fiesta en un ático del Eixample, y en el ático de la casa de al lado había una piscina de bien, bien 15 metros superbien montada, asi que he decidido añadir a esta edición dominical de Nihil Alienum una “piscina de ensueño” en Barcelona.

Como no llevaba cámara la he buscado en Google Earth y, si señor, aquí está la piscina, aunque la resolución no es muy buena. La fiesta fue en la terraza color tierra que hay en medio de la foto, y la piscina es el rectángulo alargado azul claro que hay a la izquierda. La calle que se ve en el rincón de la derecha es Gran Vía. Vaya usted a saber lo que se puede encontrar por los tejados de Barcelona fisgoneando un poco con el Google Earth.

atico_piscina21