Archivos para el mes de: enero, 2006

Estaba buscando quién era el director de “Miedo y asco en Las Vegas” (es Terry Gilliam) cuando me he enterado de que el autor de la novela, Hunter S. Thompson, murió el año pasado, se pegó un tiro. Lei la novela hace años, y me partía yo solo, es la historia de un periodista y su abogado (!!!) que se van a una convención de sheriffs contra la droga, en Las Vegas, con el coche cargado de idem eadem idem hasta los topes ( y vuelven de vacío). La película no me gustó tanto, cogía el punto espectacular, pero le faltaba el puntito directo. Me ha impresionado la noticia por dos cosas: porque al final se despidió como había anunciado años antes, muchos años antes, y porque le han hecho el funeral que quería: lanzaron sus cenizas en Aspen desde un cañón de 30 metros de altura lleno de fuegos artificiales, un cañón que costó 2 millones de dólares y que pagó Johnny Depp.

En 1977, en el prólogo de uno de sus libros, Thompson escribió sobre el asunto, no se si poner la cita porque es un poco larga, no, si, bueno, la pongo:

Tengo la sensación de que podría estar igual sentado aquí cincelando las palabras de mi lápida… y que, al acabar, la única salida decente sería bajar directamente desde esa jodida terraza a la calle, 28 pisos y 200 metros por lo menos de aire sin obstáculos hasta la Quinta Avenida.

Nadie sería capaz de imitar ese número.

Ni yo siquiera… y en realidad la única manera de solventar este asunto es llegar a la razonable conclusión de que ya he vivido y terminado la vida que planeé vivir (me he pasado en 13 años, en realidad) y a partir de ahora todo será Una Nueva Vida, una cosa distinta, un asunto que termina esta noche y empieza mañana por la mañana.

Así que si decidiese tirarme a la calle al acabar esto, quiero dejar muy clara una cosa: me encantaría sinceramente dar ese salto, y si no lo doy lo consideraré siempre un error y una oportunidad perdida, uno de los poquísimos errores graves de mi Primera Vida que ahora está terminando.

Pero, qué demonios, lo más probable es que no lo haga (por todos los peores motivos) y probablemente termine esto y me vaya a casa a pasar las Navidades y tenga que vivir luego 100 años más con todo este galimatías de mierda que estoy amontonando.

Pero sería una salida maravillosa, caramba… y si lo hago, vosotros, cabrones, me deberéis una salve (esta palabra es “salva”, maldita sea, parece ser que no manejo esta elegante máquina tan bien como creía), una salva, repito, una salva descomunal con una buena pieza del 44…

Sabéis de sobra que podría hacerlo si tuviese un poco más de tiempo.

¿Vale?

Sí.

Thompson escribió esto hace casi 30 años. Al final lo hizo. Hay suicidios que son deserciones y hay suicidios que son consumaciones. El punto crítico es ese, intentar vivir la vida como uno la ha planeado, y acabarla con un bombazo. Cuando más putas las he pasado es cuando la vida no encajaba con lo que yo había planeado, pero al final he tomado otro camino. Ahora mismo no tengo planes sobre mi vida, todo está abierto, es un experimento. De todas formas, le envidio el funeral.

Vaya susto, se me acaba de caer medio vaso de zumo de melocotón (que bien entran los zumos después de una fiesta) encima del teclado del portátil. Por suerte parece que esto funciona. Así me carge hace unos meses el teclado del PC, encendí un día y no me cogía ninguna contraseña, no podía entrar, hasta que me acordé que la noche anterior le había caído un poco de vino al teclado. Salí corriendo a comprar otro teclado, y era eso, el teclado estaba borracho y confundía todas las letras, jeje.

Pues vaya fiesta la de anoche. La casa estaba a tope (y es una casa grande), pero a tope a tope, con atascos en el pasillo, colas en el lavabo y mucha marcha en la cocina. Estuvimos allí hasta que los vecinos protestaron, y luego nos fuimos a una fiesta el Poble Nou. Resultó que había tres fiestas por aquella zona, y costó un poco reunirnos todos otra vez (de fiesta en fiesta buscando gente). Suerte que había varias, porque en la primera se acabó la bebida al poco de llegar, y hubo que migrar a la de al lado, escaleras arriba, en busca de avituallamiento para la tropa. Allí había bebida y mejor música, y estaba a tope. Sobre las 7 nos fuimos a casa de Emanuel, que vive en un antiguo taller y se ha montado una discoteca privada dentro (!!!). Fue una larga marcha a través de Pere IV mientras amanecía. Y allí se volvió a liar la cosa. Una bonita fiesta, si señor, con gente bonita y bonitas historias.

Voy corto de sueño, maldita sea, y llego al viernes hecho una piltrafa. Todavía no me he acostumbrado al cambio de horario en el trabajo. El cambio de sitio ha valido la pena, pero me he de levantar sobre las 6 y no acabo de pillar el ritmo. A mi se me cargan las pilas cuando se hace de noche (desde pequeño) y ahora tengo que mutar en un laborioso madrugador.

Hoy era la fiesta de despedida del piso de Guille (no les renuevan el contrato), pero le he dicho a Pablo que me quedaba en casa PARA DORMIR, además mañana es la fiesta de cumpleaños de Pablo y Maite (cuidadooooooo!!!), y si salía hoy iba a llegar fané y descangallado. Con Pablo y Maite formamos el Trío Calaveras (calaveras son los caretos que hacemos el domingo por la mañana), así que 2/3 del trío celebran mañana el cumpleaños, y el tercio restante ha de ponerse las pilas y no llegar con cara de calavera/piltrafa. Cuando salimos, cada cual va a su rollo durante toda la noche (con reuniones esporádicas para hacer trabajos manuales), pero solemos ver juntos la luz del sol.

Bueno, le he dicho a Pablo que me quedaba para dormir, así que me voy a dormir (si es que…). Hasta mañana.

Bueno, pues hoy voy a dejar de hacer de pirata de Asterix (timeo danaos et dona ferentes), y voy a explicar mis batallitas con el Ubuntu. Vaya gozada de Linux. El caso es que solo puedo acceder a Balearweb con Linux (????), pero nada, ya está bien, así me doy un poco de marcha, que lo tenía a medio gas. Ayer instalé el Firestarter, el cortafuegos, sin ningún problema, y hoy quería montar en el Ubuntu la partición Windows, y la cosa se ha complicado. He modificado el fstab para que la monte en el arranque, y en media aparece la carpeta windows… vacía. Igual es cuestión de permisos. En el PC tengo Suse (con Kde) y allí conseguí tener una carpeta de Windows en el escritorio y acceso a todo el mogollón. Habrá que ir pensando en una migración a Linux en toda regla, pero mientras tanto…

Se lo acabo de decir a Fernando, no sabía que hubiera colgado cosas suyas en la red. Recomendada la lectura del capítulo V de Los camellos del Extasis (que ya no se llama así), una batalla a muerte entre dos clanes gitanos en una escalera del barrio de las Tres Mil Viviendas de Sevilla. Lo he vuelto a leer hoy y me ha gustado tanto como la primera vez. Con Fernando llevamos, desde el tsunami que se me vino encima hace dos años, un trajín de correos de varios por semana, él en Sevilla y yo aquí. Fuí a ver el preestreno de su obra Station to Station, e igual vuelvo dentro de poco para otro estreno, pero este personal.

Ah! hoy me he comprado calzoncillos a 3 euros la pieza, SIN MARCA, en HM. No es publicidad, es un consejo práctico.

Las novedades se acumulan: nuevo año, gafas nuevas (las dioptrías aumentan con los años pegado a la pantalla) y blog nuevo, para seguir criando dioptrías. Pero bueno, todavía hay margen, y además ahora vas, te operas, y tris tras, como nuevo para empezar otra vez. El jueves vi a Carrie, que se había operado el día antes, y estaba volviendo a resituar el mundo con toda tranquilidad.

Bueno, la idea de ponerle un nombre latino a esta ensalada me la dió la web de Jaromil (esa si que es una buena ensalada), un geek italiano metido en software libre (et altri) que mete toda una diatriba de Tácito (en versión original) al final de su página. Me gustó la mezcla. Tengo un declarado fetichismo con el latín, suena rotundo, y un título en latín impresiona ¿no? El título es de una frase famosa de Terencio “homo sum, humani nihil a me alienum puto“, que viene a decir: soy hombre, y nada de lo humano me es ajeno. Pues eso, nada ajeno.

Por cierto, hace tiempo que no iba por la web de Jaromil y he visto que ha colgado un programa suyo para veejay, FreeJ. Se lo comentaré a Jueves, que está trabajando también sobre este tema con la gente de Delacrew. Por él sé qué es esto del veejay, “pinchar” vídeo como los djs pinchan música y, además, ha sido a través de su blog como me he ido enviciando en este asunto hasta decidir abrir uno, para no hablar del apartado de asesoría técnica.

Acabo de llamar a Ajo porque no encontraba como crear un enlace en este texto. Problema resuelto. Ajo fue la que me habló de Balearweb, y de la posibilidad aquí de incluir archivos en el blog, una opción que no he visto en otros sitios, así que aquí estoy. Y acabo ya porque parece que haya ganado un Oscar. Voy a hacer un doblete en latín (me pone, me pone) y copio la frase de Tácito de la web de Jaromil:

Raptores orbis, postquam cuncta vastantibus defuere terrae, mare scrutantur: si locupes hostis est, avari, si pauper, ambitiosi, quos non oriens, non occidens satiaverit; soli omnium opes atque inopiam pari adfectu concupiscunt. Auferre trucidare rapere falsis nominibus imperium, atque ubi solitudinem faciunt, pacem appellant.

“de Vita Agricolae”, Tacito (98 d.C.)